15 febrero 2018

Un informe de la Guardia Civil señala a Jaume Roures como ‘elemento capital’ del procés independentista causando una nueva ofensiva mediática contra el socio fundador de Mediapro

Hechos

  • El 15 de febrero de 2018 los periódicos EL PAÍS y ABC, así como los informativos de TVE y Telecinco informaron sobre la posible implicación del Sr. Roures en el procés. La Sexta no dio la información (el Sr. Roures sigue siendo accionista minoritario de esta cadena).

Lecturas

La noticia de que D. Jaume Roures Llop es investigado por su participación en el procés es reproducida por TVE y Mediaset los días 14 y 15 de febrero y por los diarios El País, El Mundo y ABC, donde además se publica un perfil crítico de él firmado por D. Salvador Sostres Tarrida. No informan del tema ni Antena 3 TV ni La Sexta donde D. Jaume Roures Llop aún es el tercer accionista del canal a través de Imagina (Mediapro) y está representada en el consejo de administración de Atresmedia por D. Josep María Benet Ferran “Tatxo”, cuyo mandato como consejero expira en junio de 2018.

17 Diciembre 2017

El conseller Puig ordenó espiar el domicilio de la líder del PP con un coche de la TV de Godó y Roures

Carlos Cuesta y M. A. Ruiz

Leer

El ex conseller de Interior Felip Puig ordenó espiar a la líder del PP catalán Alicia Sánchez Camacho en su propia casa. Los seguimientos se realizaron desde un furgón de Flaix TV (una televisión local participada por el Grupo Godó), que permaneció estacionado durante meses ante el domicilio de Sánchez Camacho en Barcelona.

Así se desprende de uno de los documentos que los Mossos d’Esquadra intentaron destruir en la incineradora de San Adriá de Besós (Barcelona) el pasado el 26 de octubre, pocas horas antes de que Puigdemont declarara la independencia y el Gobierno interviniera la Generalitat aplicando el artículo 155 de la Constitución.

Tras evitar la destrucción de estos documentos mediante una orden judicial, la Policía Nacional halló entre el material que transportaban los Mossos «una nota informativa fechada el 12-10-2012 sobre el plan independentista de CDC, que hace alusión a diferentes personalidades políticas y posibles corrupciones».

El ex conseller de Interior Felip Puig ordenó espiar a la líder del PP catalán Alicia Sánchez Camacho en su propia casa. Los seguimientos se realizaron desde un furgón de Flaix TV (una televisión local participada por el Grupo Godó), que permaneció estacionado durante meses ante el domicilio de Sánchez Camacho en Barcelona.

Así se desprende de uno de los documentos que los Mossos d’Esquadra intentaron destruir en la incineradora de San Adriá de Besós (Barcelona) el pasado el 26 de octubre, pocas horas antes de que Puigdemont declarara la independencia y el Gobierno interviniera la Generalitat aplicando el artículo 155 de la Constitución.

Tras evitar la destrucción de estos documentos mediante una orden judicial, la Policía Nacional halló entre el material que transportaban los Mossos «una nota informativa fechada el 12-10-2012 sobre el plan independentista de CDC, que hace alusión a diferentes personalidades políticas y posibles corrupciones».Pablo Echenique ‘olvida’ que Richard Mille patrocina a Sainz

La nota atribuye al entonces conseller de Interior Felip Puig la decisión de «colocar desde hace varios meses en una plaza de parking, enfrente de la casa de la Presidenta del PPC una furgoneta de Flaix TV del Grupo Godó» para seguir sus movimientos. El documento menciona específicamente la dirección en la que residía Alicia Sánchez Camacho en la Ciudad Condal.

Òmnium también era socio de Flaix TV

Flaix TV es una televisión local que inició sus emisiones en abril de 2001, impulsada por una de las estrellas de TV3, el periodista Miquel Calzada (conocido como Mikimoto), y por Tatxo Benet, el socio del millonario Jaume Roures en Mediapro. Desde el primer momento, el proyecto salió adelante con la colaboración de Òmnium Cultural, cuyo presidente Jordi Cuixart hoy cumple prisión preventiva en Soto del Real, imputado por los delitos de rebelión y sedición.

Entre 2011 y 2016, el Grupo Flaix (que también contaba con varias emisoras de radio) recibió 2,7 millones de euros en publicidad institucional de la Generalitat. Su fundador, Miquel Calzada, fue nombrado por el presidente Artur Mas comisario de los actos de celebración del tricentenario de 1714, se cambió el apellido por «Calçada» y finalmente fue candidato por Junts pel Sí en las elecciones autonómicas de 2015. Apenas unos meses después, Miquel Calzada fue imputado por presunto fraude fiscal.

Flaix TV experimentó su principal impulso en 2004, tras alcanzar un acuerdo con el Grupo Godó (propietario de La Vanguardia, la radio independentista RAC1 y el canal 8TV). Un año más tarde, en 2005, Vocento entró en el accionariado del Grupo Flaix.

La nota intervenida por la Policía Nacional a los Mossos explica que el espionaje a Sánchez Camacho se realizó desde una furgoneta de Flaix TV estacionada durante meses en una plaza de parking cedida por el Ayuntamiento de Barcelona a este canal de televisión. «Como quiera que el rótulo [de la furgoneta] tenga señaladas labores de comunicación, no se oculta toda una parafernalia de antenas en el techo», dice significativamente la nota.

Espiaron a la Policía en el 1-O

Todo indica que, para llevar a cabo esta operación, los Mossos tunearon con rótulos de Flaix TV la furgoneta de la UCRO (Unidad Central de Respuesta Operativa) equipada para realizar escuchas y pinchar teléfonos móviles. Así, no llamaría a nadie la atención toda la «parafernalia de antenas» ubicada en el techo del vehículo. Como ha informado OKDIARIO, esta furgoneta está ahora desaparecida.

Como ha informado OKDIARIO, entre los documentos que los Mossos intentaron destruir el pasado 26 de octubre también había un informe sobre la fortuna que la familia del ex presidente Jordi Pujol ocultó en Andorra durante más décadas.

Los documentos intervenidos por la Policía acreditan además que el mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, dio instrucciones a sus agentes para que informaran de todos los movimientos de la Policía Nacional y la Guardia Civil, para obstruir su labor, en las horas previas a la celebración del referéndum ilegal del 1-O.

La víspera del referéndum ilegal, el Centro de Coordinación (CECOR) de los Mossos transmitió el siguiente mensaje a todas las unidades: «Petición: se transmite a todo el territorio que CECOR solicita que en caso de localizar vehículos y efectivos de CNP y GC efectuando movimientos, se informe a través del chat». Es decir, los agentes debían informar a través de un canal alternativo, para evitar dejar rastro.

Horas después, se transmitió el siguiente aviso por la misma vía: «Parece ser que del barco Piolín están saliendo todas las furgos de CNP y GC». Y a continuación, el Centro de Coordinación de los Mossos comunicó «a todas las unidades»: «Solicitamos vía chat de grupos que informen si detectan posición de efectivos de la Policía española». Por estos hechos, Josep Lluís Trapero permanece imputado ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, por los delitos de rebelión y sedición.

23 Enero 2018

Rectificación de Mediaproducción, S.L.U. y Jaume Roures Llop

Mediapro

Leer

La sociedad Mediarproducción, S.L.U. y el señor Jaume Roures han enviado una notificación a este diario en relación a la noticia publicada 17 de diciembre de 2017 y titulada ‘El conseller Puig ordenó espiar el domicilio de la líder del PP con un coche de la TV de Godó y Roures’ y quieren realizar la siguiente aclaración:

A la vista de las afirmaciones contenidas en el artículo publicado en el diario digital OKDIARIO el pasado 17 de diciembre de 2017, titulado «El conseller Puig ordenó espiar el domicilio de la líder del PP con un coche de la TV de Godó y Roures», donde se afirman determinados hechos cuya divulgación me perjudica gravemente, Jaume Roures, como aludido, ejercita su derecho reconocido en la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, reguladora del Derecho de Rectificación y rectifica tal afirmación manifetando:

1.- Que Flaix TV no es una televisión perteneciente al Grupo Mediapro, y que no tiene relación ninguna con este grupo empresarial no con Jaume Roures Llop desde el año 2005.

15 Febrero 2018

Ataque a la libertad de creación, información y pensamiento

Mediapro (Socio Fundador: Jaume Roures Llop)

Comunicado íntegro de Mediapro

Leer

La producción y realización del documental «1-O» ha sido presentada en un informe de la Guardia Civil, remitido al juez Llarena y filtrado a toda la prensa, como prueba de la implicación de Jaume Roures y MEDIAPRO en la conspiración para proclamar la independencia de Catalunya, adjuntando un dvd del mismo como prueba.

MEDIAPRO considera extraordinariamente grave y un insólito ataque a las libertades de creación, información y pensamiento que la producción de un documental sea considerado por la Guardia Civil una prueba delictiva.

Dichas libertades, contempladas en la Constitución, amparan a cualquier ciudadano y exigimos que sean respetadas también para los profesionales que realizaron «1-O», atendiendo al evidente interés informativos de los hechos ocurridos el 1 de octubre de 2017 y que fueron cubiertos informativamente por medios de todo el mundo.

MEDIAPRO reivindica la profesionalidad del equipo que realizó y produjo el documental, así como el contenido del mismo que reflejaba unos hechos y daba voz a las personas que se vieron implicados en ellos.

Criminalizar el documental y su contenido es un intento claro de acallar estas voces. «1-O», estrenado en TV3 el 9 de enero, registró un récord histórico de audiencia con más de 1.100.000 espectadores y una cuota de pantalla del 34’4%. El documental fue emitido también por ETB.

MEDIAPRO tampoco entiende que se pueda considerar un delito la organización de un centro de prensa para acoger a los medios de comunicación desplazados a Barcelona con motivo del 1 de octubre, y ofrecer estas instalaciones a todas las partes implicadas.

Un repaso de la lista de comparecientes evidencia que no se trataba de un centro de prensa del Govern de la Generalitat, ya que sólo la mitad de las comparecencias fueron de miembros del ejecutivo catalán.

El centro acreditó más de 400 periodistas de 150 medios de hasta 33 países de todo el mundo. Por sus instalaciones pasaron las principales agencias internacionales como AFP, Reuters, Associated Press o Al Jazeera así como las principales televisiones públicas y medios extranjeros: The Wall Street Journal, BBC, Sky y Sky Italia, RAI, Channel One, France 24, GloboNews, ARD TV, etc. y también prensa de procedencias tan diversas como Argentina, Australia, Colombia, China, Dinamarca, Eslovenia, Estados Unidos, Hungría, Japón, Letonia, Marruecos, Noruega, Rumanía, etc.

15 Febrero 2018

Roures, el resentimiento como móvil

Salvador Sostres

Leer
Roures no es de izquierdas, ni catalanista, ni nada: sólo es un ser dolorido que busca calmarse causando el mismo dolor en los demás

Roures entró en Gresca hace un mes porque había quedado para almorzar con diez personas. Cinco mesas de dos. Su ingreso me llamó la atención y enseguida vi que había un malentendido. Roures estaba convencido de que había reservado para comer y la casa tenía anotada la reserva para cenar. Los mails revelaron que Roures tenía razón y que Gresca se había equivocado, ante lo cual los propietarios inmediatamente reaccionaron: mis amigos y yo nos fuimos a Yashima por dejar libre nuestro espacio y las mesas contiguas igualmente se levantaron, por deferencia al restaurante, y cedieron en poco más de cinco minutos el espacio para que Roures y los suyos se pudieran sentar. Roures esperó muy pacientemente y cuando todo estuvo dispuesto, con su arrogancia resentida, con su mirada de desprecio, con su complejo de inferioridad supurándole por cada palabra, le dijo a la camarera: «Pues ahora me voy, porque yo os había reservado y no me lo teníais preparado». Es una anécdota, sí. Pero también una metáfora.

Hay en él un resentimiento, o más bien todas las categorías del resentimiento. Todo lo que hace y dice este hombre es para culparnos de su sórdida infancia. No es contra los ricos, porque a mí me odia, pero la camarera de Gresca no tenía ninguna culpa . Es contra el mundo. Contra el mundo que todos los desgraciados creen que les debe algo.

Y así se resuelve el misterio -que nunca fue un misterio para los que le hemos conocido desde el principio- del troskista millonario o del independentista que se ha forrado a costa de España. Sólo es resentimiento, sólo es detectar dónde está el gran dolor del mundo para hacerlo explotar. Roures no es de izquierdas, ni catalanista, ni nada: sólo es un ser dolorido que busca calmarse causando el mismo dolor en los demás. Tiene dinero, mucho dinero, pero no le importa un carajo si no es para disimular el complejo, para construir sobre la herida, para hacerse la ilusión de que es un intelectual, con su obsesión por Cruyff, Pep (Guardiola) o Woody Allen , cuando en realidad son puntos de fuga que él cree que puede comprar y sólo le hacen la parodia de la servitud para que pague lo que se debe y sacárselo de encima cuanto antes. ¿A cuánta gente quieres, realmente, Jaume? Ésta es la gente que realmente te querrá.

Para Roures España es el cliente, y el 1 de octubre el último intento de redimir a su madre. Y no digo nada que él mismo en sus películas no haya contado.

La diferencia entre un hombre libre y Roures es que el hombre libre se levanta si su restaurante tiene un percance y el hombre acomplejado se marcha, para hacerse el importante, cuando ya todo se lo tenían preparado. Todo en Roures redunda en su soledad, en su orfandad, en su drama que convirtió en odio en lugar de transmutarlo en generosidad, como hacemos los que creemos que la muerte no es lo contrario de la vida y que sufrir enseña a amar.

Si a Puigdemont el independentismo le sirve de escapismo para no aterrizar, a Roures le sirve para calmar el dolor que cae con las noches de invierno cuando recuerda lo que le faltó . Es un mal enemigo porque tiene demasiado dinero como para rendirse y mucho tiempo libre como para dejarlo estar. Pero si alguien en su inocencia cree que es «de lo suyos» -independentismo y Podemos incluidos- vale más que se apresure a exprmirle el provecho antes de que le abandone por otra herida que pueda sangrar más.

16 Febrero 2018

Jaume Roures, el magnate de la televisión que votó a la CUP

Cristian Segura

Leer
El presidente de Mediapro, a quien la Guardia Civil atribuye un papel “capital” en el ‘procés’, combina sus negocios con el apoyo a la autodeterminación

Jaume Roures (Barcelona, 1950) niega que su vida discurra entre contradicciones, pero es fácil creer lo contrario. El que fuera cofundador de La Sexta y Público se declara trotskista pese a ser presidente de una multinacional del sector audiovisual como es Mediapro, que gestiona en España los derechos televisivos del negocio especulativo por excelencia: el fútbol. Dice que no es independentista pese a que en 2012 votó por la CUP. El posible papel de Mediapro durante la consulta ilegal del 1-O y el activismo de Roures en favor del derecho de autodeterminación le han colocado bajo los focos de la investigación judicial sobre el proceso unilateral de independencia. La Guardia Civil le atribuye un papel “capital” en el proceso independentista.

A diferencia de muchos de sus viejos compañeros de filas en organizaciones de izquierdas antifranquistas, desde Comisiones Obreras pasando por el Front Obrer de Catalunya —el FOC, donde también militaron Pasqual Maragall, Narcís Serra o Miquel Roca— o la trotskista Liga Comunista Revolucionaria, Roures no reniega de aquellas convicciones; es más, dice mantener aquellas ideas. “Para mí es una filosofía política y un método de análisis de la realidad. La situación política de aquí y de fuera ha terminado por dar la razón a todo este pensamiento marxista. Con todos los matices que quieras”, explicó Roures en 2016 al digital Crític. A veces los matices no son el punto fuerte de Roures. En una entrevista de 2016 en Catalunya Ràdio, el presidente de Mediapro aseguró sobre Cuba que existe “una imagen manipulada de la teórica represión”. Roures añadió que el régimen cubano era superior a España en múltiples aspectos: “La política y la democracia se miden por la defensa de eso que se llama el interés general, el interés y el bienestar de las personas, y si comparamos las ratios de Cuba con los de cualquier país de América Latina, Cuba está muy por encima; y si vamos un poco más allá, podemos decir que en ratios de salud, educación, etcétera, no solo están por encima de los de América Latina sino por encima de los de España, sobre erradicación de la pobreza, sobre la erradicación del analfabetismo…”.

Amistad con Junqueras

Mediapro es una empresa de servicios audiovisuales que factura cerca de 1.500 millones de euros y emplea a 5.000 personas en más de 20 países. Roures ha sido el alma de la compañía. La empresa se encuentra en plenas negociaciones para incorporar como accionista de referencia al fondo chino Orient Hontai Capital. Mediapro es a su vez el tercer accionista del grupo de televisión Atresmedia. El empresario fue fundador de La Sexta y del diario Público, el medio de comunicación de ámbito nacional que más simpatías genera entre el independentismo. Mediapro ha producido programas de éxito en España como El Intermedio (La Sexta), Águila Roja y España Directo (ambos de TVE) y El internado (Antena 3). Su grupo de comunicación ha colaborado de forma especial con TV3. En las últimas temporadas la cadena autonómica ha emitido numerosos programas de éxito de la factoría de Roures.

Precisamente el productor estableció amistad con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, en 2004, cuando este copresentaba un programa en TV3 que producía Mediapro dedicado a personajes de la historia de Cataluña. Como empresa dedicada al cine, ha trabajado con Woody Allen, con Oliver Stone —en el documental sobre Fidel Castro— y también con Isabel Coixet en la realización de Spain in a day.

El informe de la Guardia Civil sobre Roures que ha sido remitido al Supremo destaca las producciones de Mediapro sobre la guerra sucia del Ministerio del Interior contra rivales políticos durante la era de Jorge Fernández y el documental sobre el 1-O, que fue emitido en TV3, cadena en la que trabajó y de la que llegó a ser presidente del comité de empresa.

Roures, que en el inicio del procés en 2012 votó a la CUP, afirma que es un votante convencido de Podemos. Con Pablo Iglesias mantiene una relación fluida que se remonta a hace 15 años, organizando coloquios universitarios. Roures celebró una cena en su casa en verano de 2017 para que Iglesias y Junqueras se conocieran, según explicó el mismo Roures. En aquel encuentro también estuvo invitado Oriol Soler, jefe de campaña de imagen del 1-O y miembro del consejo paralelo al Govern que dirigía los pasos a seguir del proceso de independencia.

Roures reitera que no es independentista pero que cree en la autodeterminación, pese a no desear la separación de España. Mediapro albergó el centro de prensa del 1-O y coorganizó un debate sobre la consulta para la BBC. Roures, consecuente —esta vez sí— con sus ideas, fue a votar.

Programas clave para TV3

Mediapro ha sido prolífica como productora para programas de TV3. La compañía no desglosa los ingresos que recibe por sus colaboraciones con cada cadena pero sí apunta que las producciones para la televisión autonómica catalana generaron un 0,28% de la facturación total de la multinacional entre 2006 y 2016. TV3 no aporta la lista de sus programas de Mediapro y remite a EL PAÍS a que lo solicite “a través de los mecanismos previstos en la Ley de Transparencia”.

Mediapro ha producido Las cloacas de Interior 1-O, documentales políticos emitidos en varias ocasiones por TV3 y que fueron ampliamente difundidos en las redes sociales desde las filas del independentismo. La empresa audiovisual también ha estado detrás de programas de éxito de TV3 como El gran dictat, Casal Rock, Veterinaris El favorit.

Jaume Roures considera absurdo que la Guardia Civil le señale como un “elemento capital” del proceso de independencia: “Me ha sorprendido el bajo nivel intelectual de las personas que hicieron el informe”, dijo ayer. “Hacen unas conexiones y unas explicaciones que ni los niños pequeños harían”.

16 Febrero 2018

Ellos solos se delatan

Federico Jiménez Losantos

Leer

LA ÚNICA ventaja de llevar cuarenta años pagando a los separatistas de toda laya y condición el impuesto revolucionario que los Gobiernos han inscrito en los Presupuestos es que están muy mal acostumbrados y cuando alguien critica o amenaza sus privilegios, se ponen como fieras, y atacando disparatadamente al crítico, se delatan. Los últimos en demostrarlo han sido el portavoz del PNV y la nota de prensa de Roures, al que la Guardia Civil ha señalado –no son ciegos– como clave del golpe de Estado en Cataluña.

Ortúzar había dicho: «El mayor problema que tiene la política española es de color naranja y se llama Ciudadanos» (…) ¿Para esa España que hay que construir entre todos y que hay que hacerla de forma participada, es bueno gente tan talibán como esta para dirigirla? Yo creo que no». Y Rivera replicó: «Los de Sabino Arana y los del cuponazo vasco dicen que el mayor problema de España es Ciudadanos. Para mí, el problema es el supremacismo, la insolidaridad y la voluntad de ruptura de los políticos nacionalistas».

Que Rivera no exagera lo muestra el proyecto adelantado por EL MUNDO de un nuevo estatuto de autonomía para el País Vasco pergeñado por el PNV y que contaría, sin duda, con el respaldo de bildutarras y podemitarras. En el texto destaca el derecho vasco a decidir la destrucción de España. Pero como el PNV es el socio favorito del Gobierno del PP, ayer, el Diario Independiente de la Mañana pero Dependiente de Soraya cambió el orden de agresión y defensa y tituló: Ciudadanos extiende su batalla al PNV, cuando era el PNV el que había declarado la guerra.

Designar como socio deseable del Gobierno al partido de Arana es tradición cebrianita: entre el pupilo de todas las Moncloas y Mr. X se cargaron el acuerdo PP-PSOE en el País Vasco: «No te equivoques de enemigo, Nicolás», dijo González en un mitin. Y el artículo de Cebrián El discurso del método, precisó: «Con el PNV, mal que bien, íbamos tirando». La que tiraba –a matar– era la ETA, mientras el PNV recogía las ensangrentadas nueces. Pero entre los dos acabaron con Redondo Terreros y la resistencia cívica al separatismo. Dos partidos difuntos –PP y PSOE– son el resultado.

Lo de Roures es más simple: la nota de ayer explica el alcance de su actividad golpista, nacional e internacional. Al juez Llarena le da el trabajo hecho.

«La nota de Roures explica el alcance de su actividad golpista, nacional e internacional. A Llarena le da el trabajo hecho»

17 Enero 2023

Mossos y Guardia Civil hallan más pruebas contra la productora de Roures y buscan documentos «extraviados»

Mariela Mensat

Leer

Continúa el cerco a la presunta financiación irregular de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Ahora, en un informe conjunto de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil, los investigadores solicitan que se prorrogue la instrucción durante seis meses más, ya que ven esencial la investigación de varios expedientes presuntamente «extraviados» y que todavía no se han encontrado, que contendrían indicios sobre la presunta participación en la trama de los pagos a CDC por parte de la productora Triacom, vinculada a Jaume Roures.

Para ello, en el informe conjunto se detalla la solicitud de dos partes fundamentales. Por un lado, se solicita la colaboración de la Oficina Antifraude de Cataluña dado su carácter independiente y alto grado de especialización en materia de contratación pública, que tiene como uno de sus principales ejes de actuación la lucha contra el fraude y la corrupción. Dicha colaboración, explican los agentes, se requiere para el correcto análisis de la documentación y de los contratos efectuados por el Ayuntamiento de Barcelona con la productora audiovisual Triacom, que era propiedad del empresario independentista Jaume Roures. También se solicita la identificación del Grupo Municipal que accedió a la documentación mencionada y las personas que tuvieron acceso en última instancia a los expedientes y contratos extraviados en aras de identificar su contenido.

Los responsables de salvaguardar estos documentos en el Consistorio, que ahora intentan hallar los agentes, argumentan que el «extravío» se debe al «cierre de la Administración Municipal como consecuencia de las medidas extraordinarias, implantadas por el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19 que implantaba el estado de alarma, paralización total de la administración, que tuvo como consecuencia, además algún efecto administrativo interno, como el del extravío de los expedientes referidos».

Hasta el momento, lo que han averiguado tanto los Mossos d’Esquadra como la Guardia Civil es que la productora audiovisual Triacom recibió más de 33 millones y medio de euros y efectuó pagos por 24,7 millones entre 2010 y 2019″, justo cuando comenzó la presidencia de Artur Mas en la Generalitat.

De esos ingresos, casi el 84% provendrían de entidades públicas vinculadas a la Generalitatla Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento de Barcelona, aunque el principal cliente de la productora era la entidad pública Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals que le encargó varios programas realizados para TV3 como El Gran Dictat, Fish & Chips o varias series de animación, abonados presuntamente con facturas falsas. El resto de ingresos de Triacom, un 12% corresponden a entidades privadas como Telefónica, Caixabank, Repsol o Planeta.

Jaume Roures

La investigación se inició a raíz de que la Jefatura de Información de la Guardia Civil remitiese al entonces juez de la Audiencia Nacional José de la Mata un informe que confirmaba que la productora Triacom Audiovisual SL, del entramado de Roures, financió ilegalmente con 750.000 euros la campaña electoral de Artur Mas en los comicios autonómicos catalanes de 2010.

En aquellas elecciones, Artur Mas se quedó a cuatro escaños de la mayoría absoluta (que está fijada en 68) y fue investido presidente de la Generalitat catalana gracias a la abstención del PSC. Tan sólo dos años después, puso en marcha el procés y anunció la convocatoria del primer referéndum ilegal de independencia que finalmente se celebró el 9-N de 2014.

Oriol Carbó, el administrador único de Triacom Audiovisual SL, fue también durante años gerente de TV3. Cuando sucedieron los hechos, el grupo Mediapro del millonario Roures tenía una participación del 10% en Triacom Audiovisual. Según la confesión de José Manuel Parra ante el juez, Oriol Carbó se comprometió a pagarle los 750.000 euros restantes mediante facturas falsas por trabajos ficticios cargados a los programas El gran dictat y Fish & Chips, que Triacom realizaba para TV3. Ambos programas se grababan en los estudios del grupo Imagina (Mediapro) en Barcelona.

La Agencia Tributaria ya comprobó que Oriol Carbó cumplió ese compromiso: Triacom Audiovisual realizó ocho abonos a las empresas de Parra (Estereo Rent SL, Hispart SA y Audiovisuales Exit SL) por un importe total de 750.000 euros. Estos pagos fueron justificados con ocho facturas falsas, emitidas entre octubre de 2010 y octubre de 2011, cargadas a la producción de ambos programas de TV3.

Contradicciones

Tanto la Agencia Tributaria como la Guardia Civil consideraron probado que estas facturas no corresponden a ningún trabajo real, ya que hallaron numerosas contradicciones en los conceptos declarados y en las fechas. Además, el importe es completamente desproporcionado con el presupuesto de ambos programas.

En el período investigado (entre 2010 y 2011), la productora Triacom Audiovisual realizó dos pagos, por un importe total de 637.200 euros, al grupo Mediapro de Roures, que tenía una participación del 10% en la empresa de Oriol Carbó. Además, en junio de 2010, Triacom recibió de Mediapro un cobro de dos millones de euros, bajo el concepto de «devolución».

Como ya informó OKDIARIO, Triacom Audiovisual desvió en 2013 otros 348.480 euros de TV3 para pagar sobornos al entonces presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé Huguet, según un informe que los Mossos d’Esquadra emitieron al entonces juez instructor José de la Mata.

Los Mossos y la Agencia Tributaria han podido comprobar que un grupo de empresas M y J Grúas, Serboniu, Enginyeria Inalba y Triacom Audiovisual intercambiaban facturas falsas para justificar disposiciones de dinero en efectivo destinadas a pagar sobornos a Joan Reñé y, muy probablemente, también a su partido, Convergència.

Esta trama de corrupción utilizaba como testaferro a un anciano de más más de 80 años residente en Huesca, Diego Garzón, cuya empresa Interiorismo y Reformas Profesionales SL emitió facturas falsas por un importe total de varios millones de euros por trabajos que nunca realizó ni tenía capacidad para ello, pues sólo tenía dos empleados.

Las facturas faltas servían para justificar disposiciones de dinero en efectivo que se destinaban al pago de sobornos, en billetes de 500 euros, a Joan Reñé y otros políticos convergentes. Al menos seis de estas facturas falsas se emitieron por trabajos ficticios para la productora de televisión Triacom Audiovisual, dirigida por el ex gerente de TV3 Oriol Carbó y participada entonces por el grupo Mediapro del millonario Jaume Roures

23 Enero 2013

Rectificación de Mediapro y Jaume Roures

Jaume Roures

Leer

En relación a la información publicada el 17 de enero de 2023, titulado Mossos y Guardia Civil hallan más pruebas contra la productora de Roures y buscan documentos extraviados, donde se efectúan una serie de afirmaciones sobre una serie de hechos cuya divulgación nos perjudica muy gravemente, ejercitamos nuestro derecho reconocido en la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, reguladora del Derecho de Rectificación manifestando lo siguiente:

1. Jaume Roures no ha participado nunca en ninguna trama de pagos a CDC.

2. Triacom nunca ha sido propiedad de Jaume Roures.

3. La relación accionarial entre Mediapro y Triacom finalizó en junio de 2015 y en ningún caso implicaba participación o responsabilidad en la gestión de la compañía puesto que la participación era muy minoritaria.”