El franquista y el comunista pusieron sobre la mesa los crímenes que se atribuyen a ambos, pero sin concretar

Éxito de ’59 Segundos’ (TVE) al reunir en un mismo debate a Manuel Fraga y Santiago Carrillo para que discutieran sobre la Guerra Civil

HECHOS

  • El 2.12.2008 el programa ’59 Segundos’ presentado por Dña. Ana Pastor en TVE trató el tema de la memoria histórica con D. Santiago Carrillo, D. Manuel Fraga, D. Iñaki Anasagasti y D. Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

05 - Diciembre - 2008

Titanes de la transición

Víctor M. Amela

El formato de ’59 Segundos’ (La 1) pese a su rigidez aparente, es muy flexible: permite muchos juegos, incluido el de fijar sus micrófonos ante ciertos invitados de postín. Como sucedió anteanoche con Manuel Fraga (76) y Santiago Carrillo (93) protagonistas de un duelo de titanes de la transición,  a la que llevaron de la mano. Anteanoche Carrillo y Fraga protagonizaron en TVE una emisión de ‘La Clave’ con tres decinios de retraso (y Ana Pastor en vez de José Luis Balbín, y sin pipa).

Entre los dos, cada uno desde su verdad, resumieron con un par de frases cruzadas las dos posturas dominantes hoy ante las víctimas de nuestra historia de los últimos 70 años. Carrillo: “Las víctimas injustas de la República fueron cristianamente enterradas y vistas como héroes durante 40 años, mientras las víctimas del franquismo aún no han sido rehabilitadas. No entiendo que nadie hoy se opone a eso”. Fraga: “Que cada uno entierre a sus muertos como quiera, pero sin revolver el pasado. ¡Porque para qué vamos a hablar de Paracuellos y otros sitios, don Santiago…!”. “Si quiere usted hablamos”, amagó Carrillo, pero ni Fraga quiso ni Carrillo insistió. Lástima.

Es un lujo que actores tan principales de nuetra historia como Carrillo y Fraga crucen lenguas y memoria en un plató de televisión y en directo: es como asistir a nuestra historia en vivo y resistiéndose a desaparecer… Pero que nadie espere de un plató de televisión muchos matices, más allá del esbozo y de un morbo presencial. Un morbo de aire histórico, cargado de años y de sombras, pero un morbo que a la postre no puede competir televisivamente con los machetazos entre una María Antonia Iglesias y un Miguel Ángel Rodríguez, o entre José María Calleja e Isabel San Sebastián (en el mismo 59 Segundos hace unos meses con espantá de San Sebastián), que son las riñas mediáticas que proporcionan de verdad sobresalto y audiencia, y que dan carnaza y sangre a esta democracia deliberada zapateril.

Esta emisión especial de ’59 Segundos’ con motivo del 30º aniversario de nuestra Constitución me ha recordado a mí mismo en la cola de un colegio electoral: yo acababa de cumplir 18 años y voté ‘SÍ’ con fervor. No me he arrepentido de haber alentado con aquel voto esta democracia con la que nos permitimos discutirlo todo y discutirla.

by BeHappy Co.