Search
Obtuvo una amplia mayoría en la 5ª Asamblea de la coalición frente a las listas de Tercera Vía y Espacio Alternativo

5ª Asamblea IU – Julio Anguita reelegido Coordinador General de Izquierda Unida tras la crisis con ‘Nueva Izquierda’

HECHOS

La V  asamblea de Izquierda Unida celebrada en diciembre de 1997 reeligió a D. Julio Anguita como Coordinador General de la coalición.

En la 5ª Asamblea se presentaron tres candidaturas para ocupar los cargos del Consejo Político Federal de Izquierda Unida:

Julio_Anguita_1992 Candidatura de D. Julio Anguita: 966 votos (Candidatura encabezada por D. Julio Anguita, apoyada por PCE, PASOC e Izquierda Republicana obtuvo una amplia mayoría en la votación al lograr copar 89 miembros del Consejo Político Federal)

JaimePastor Candidatura de ‘Espacio Alternativo’ (Izquierda Anticapitalista): 107 votos (Encabezada por D. Ladislao Martínez y D. Jaime Pastor logró 8 miembros del Consejo Político Federal).

jose_francisco_mendi_3_via Candidatura de ‘Tercera Vía’: 102 votos (Candidatura liderada por D. José Francisco Mendi obtuvo otros 8 miembros del Consejo Político Federal).

Los nuevos ‘hombres fuerte’ de Izquierda Unida, los 20 primeros integrantes del nuevo Consejo Político Federal son los siguiente:

  • D. Julio Anguita (PCE)
  • D. Vïctor Ríos (Independiente)
  • D. Pedro Granados (PCE)
  • D. Francisco Frutos (PCE)
  • D. Alonso Puerta (PASOC)
  • D. Isabelo Herreros (Izquierda Republicana)
  • Dña. María Teresa Molares (Independiente)
  • Dña. Rosa Aguilar (PCE)
  • D. Felipe Alcaraz (PCE)
  • D. Juan F. Martín Seco (Independiente)
  • D. Pablo Castellano (PASOC)
  • D. Manuel Monereo (PCE)
  • D. Joaquín Sanz (PCE)
  • Dña. Susana López (PCE)
  • D. Juan Manuel Sánchez Gordillo (CUT)
  • D. Marcelino Camacho (PCE, CCOO)
  • D. José Luis Nuñez (PCE)
  • D.  Salvador Jové (PCE)
  • D. Franco González (PASOC)
  • Dña. Telly Lorenzo (Independiente)

OTRO GANADOR…

sanchez_gordillo El alcalde de Marinaleda desde , D. Juan Manuel Sánchez Gordillo, líder de la formación local Candidatura Unitaria de los Trabajadores (CUT), estará, por primera en el Consejo Político Federal de IU aupado por D. Julio Anguita.

OTRO PERDEDOR…

Carlos_Carnero D. Carlos Carnero, eurodiputado de IU que ha sido hasta ahora portavoz de internacional de Izquierda Unida ha sido relevado de sus funciones por decisión del Sr. Anguita.

08 - Diciembre - 1997

Hacia ninguna parte

EL PAÍS (Director: Jesús Ceberio)

La V Asamblea de Izquierda Unida no ha conseguido ser el inicio de la renovación de la izquierda que se reclama real. La drástica depuración de los discrepantes realizada con anterioridad ha convertido a esta asamblea en un monólogo de su coordinador general. Esta purga, junto con la maniática aplicación de políticas de apoyo real al Gobierno conservador -las críticas dirigidas por primera vez contra el PP más parecen el resultado de una decepción, al tiempo que se eluden las tareas comunes con otros partidos de izquierda, ha inutilizado a IU como órgano político o de representación de la izquierda. Es posible que Anguita haya pasado triunfante por la asamblea, pero es más cierto que ha sido un tránsito hacia ninguna parte.La principal conclusión que cabe sacar es la extremada pobreza política de la reunión. Las resoluciones políticas aportan muy poco, y desde luego en nada variarán el rumbo de la coalición. Una de las críticas más extendidas ha sido precisamente el carácter excesivamente burocrático de la asamblea, dedicada preferentemente a cuestiones estatutarias y administrativas. De hecho, la resolución más política y sorprendente fue la que analiza en términos críticos la sentencia del Tribunal Supremo contra la Mesa Nacional de Herri Batasuna. Las apreciaciones de IU, que considera la sentencia como “un obstáculo a la pacificación en el País Vasco”, parecen un ejercicio retórico. Ni explican los perversos efectos de la sentencia ni ofrecen alternativas, que es lo que un partido está obligado a hacer en sus congresos.

Junto a la ausencia de un debate político de enjundia, lo más llamativo ha sido que la depuración radical ejecutada previamente por Julio Anguita no ha evitado que surgieran dos corrientes dentro de la coalición que han presentado sus propias listas. Espacio Alternativo y Tercera Vía han conseguido ocho puestos cada uno en el Consejo Político, frente a los 73 de la mayoría anguitista. El persistente resurgimiento de corrientes parece indicar que el descontento político dentro de la coalición no puede ser sofocado simplemente con disposiciones represoras.

A lo que más se ha parecido la última cita de IU es a un congreso de transición que estuviera pendiente de la sustitución próxima de su líder, en este caso Julio Anguita. Por eso ha sido sobre todo una asamblea en la que las distintas familias de IU -y más concretamente del Partido Comunista- han peleado por ocupar los mejores puestos para cuando llegue ese momento. La insaciabilidad del sector más duro del PCE por devorar la organización ha hecho que, por primera vez en los 11 años de historia de IU, se hayan presentado tres candidaturas al Consejo Político y al cargo de coordinador general. Quien creyese que la discrepancia en IU estaba en la existencia de Nueva Izquierda se equivocaba; más parece el resultado de las ideas que los comunistas más ortodoxos tienen sobre el papel hegemónico y tutelar del PCE en IU. Ha sido el sector más duro del PCE el triunfador de esta asamblea. Los más moderados sólo han conseguido situar una exigua representación en el Consejo Político.

Pero el fracaso principal de la asamblea, predecible por cuanto se habían extirpado previamente todas las posibilidades de debate, ha sido la ausencia de propuestas para actualizar una alternativa creíble de la izquierda. Con los sindicatos se mantienen las reticencias y se percibe un aire de confrontación que hace difícil cualquier entendimiento. Con el PSOE ocurre lo mismo. Aunque a Anguita no le falte razón cuando adjudica a los socialistas una parte importante de esa responsabilidad, lo cierto es que la parábola de que “les esperamos andando” no deja de ser un simple ejercicio retórico, incapaz de ocultar su inanidad política. A fuerza de autodepurarse, IU se ha marginalizado tanto que cada vez es menos relevante que defienda la república o el horario laboral de 35 horas.

08 - Diciembre - 1997

IU cierra heridas

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

«En política hay que sanar los males, nunca vengarlos», decía Napoleón a sus generales. La autoridad moral y política de Julio Anguita sale fortalecida de la V Asamblea de IU, que ha servido no sólo para cerrar viejas heridas sino también para demostrar la pluralidad democrática y la madurez de la coalición.

El gran hallazgo de esta V Asamblea ha sido precisamente que son perfectamente compatibles la confrontación implacable de ideas y las críticas a la gestión con la cohesión y el respeto a las decisiones de la mayoría que deben existir en cualquier formación política. La lista de Anguita obtuvo 73 puestos en el nuevo Consejo Federal, pero las otras dos alternativas lograron 16 representantes, lo que asegura que todas las voces podrán escucharse en el máximo organo de dirección de IU.

No han surgido de esta Asamblea grandes formulaciones teóricas ni una nueva estrategia para dar el salto electoral que persigue la coalición desde hace muchos años. Pero ha quedado claro que IU sigue apostando por una concepción ética y regeneracionista de la política, en contraposición al oportunismo dominante en el PSOE. Anguita subrayó ayer de nuevo que su formación está dispuesta a negociar y a llegar a acuerdos con los socialistas si éstos se distancian de la corrupción y asumen un verdadero proyecto de izquierdas. No puede ser de otro modo en una fuerza política que reivindica la utopía como motor de cambio de la sociedad.

El programa aprobado por la V Asamblea propone la transformación del Estado de las autonomías en un sistema federal, lo que exige la reforma de la Constitución, el reparto del trabajo y la implantación de la jornada laboral de 35 horas semanales, y la regeneración democrática de las instituciones. Una serie de planteamientos de corte radical pero coherente con el espectro político y social en el que se mueve IU.

Cabe lamentar, sin embargo, la aprobación de una propuesta que censura «el carácter político» de la reciente sentencia del Supremo contra la Mesa de HB y que considera que constituye «una amenaza para la libertad de expresión». No opina así la inmensa mayoría de los ciudadanos, que tampoco hubiera entendido que prosperara otra propuesta de adopción de la bandera tricolor republicana en los actos de la coalición, lo cual estuvo a punto de suceder.

A pesar de estas salvedades, IU es hoy la única opción política de izquierdas y honesta e inequívocamente comprometida con los valores democráticos y constitucionales. Afortunadamente, su líder ha conseguido restablecer el espíritu de convivencia, muy deteriorado hace sólo unos meses. Es una buena base para dar el gran salto adelante que necesita IU y que se merecen sus votantes.

by BeHappy Co.