Search
El programa de Globomedia 'El Intermedio' de LA SEXTA acusa al diario EL PAÍS de mentir y celebra su victoria judicial "¡Emilio, hemos ganado!"

LA SEXTA demanda al director de EL PAÍS, Javier Moreno, por acuarles de piratear partidos en la ‘2ª Guerra del Fútbol’

HECHOS

  • El 19.11.2007 el Juzgado de Primera Instancia nº 84 de Madrid condenó al diario EL PAÍS y a su director, D. Javier Moreno, a retractarse en las informaciones publicadas en en el diario del Grupo PRISA sobre LA SEXTA y su postura en el conflicto por la explotación de los derechos televisivos de una guerra del fútbol.

El diario EL PAÍS, perteneciente al Grupo PRISA acusó varias veces al canal LA SEXTA (gestionada por las productoras Globomedia-Mediapro) de “piratear” la señal de los encuentros de Primera División e incumplir la Ley de Retransmisiones Deportivas. Incluso el propio director de EL PAÍS, D. Javier Moreno, se negó en varias ocasiones a las peticiones de LA SEXTA de rectificar las opiniones vertidas alegando que “las informaciones publicadas en este periódico se ajustan a la realidad y no cabe, por lo tanto, rectificación alguna”.

Pero en sentencia de noviembre de 2007 el magistrado D. Manuel Pérez Echenique sentenció la postura partidista de EL PAÍS, motivada por sus  vinculaciones con Sogecable, y negó que “la información aparecida sea cierta, ya que no aparece con toda evidencia y claridad”. Hecho que ponía al descubierto los intereses que ha iniciado este periódico “por formar parte del Grupo PRISA y ser accionista de Sogecable e indirectamente de AVS”, argumentó el juez.

De acuerdo a la condena EL PAÍS debía rectificar las informaciones publicadas en las que culpaba a LA SEXTA de impedir la emisión en abierto del choque entre el Sevilla y Espanyol, de la quinta jornada, incumpliendo así la Ley de Retransmisiones Deportivas. Y es que la sentencia considera que el partido fijado por AVS y la LFP para su emisión en abierto no fue el choque del Pizjuán sino el Real Madrid-Betis, que acabó ofreciéndolo DIGITAL PLUS, privando a los aficionados de la retransmisión de un partido en abierto.

EL INTERMEDIO (GLOBOMEDIA) DE LA SEXTA CONTRA EL DIRECTOR DE EL PAÍS:

zap_intermedioPRISA_01El canal LA SEXTA no ocultó su guerra contra PRISA por ‘La Segunda Guerra del Fútbol’ en sus informativos, pero sobretodo en sus programas de entretenimiento y humor, que eran, después del fútbol, el principal aliciente del programa. Uno de los que más actuó al servicio de Mediapro en su guerra contra PRISA fue ‘El Intermedio’ (Globomedia) presentado por el Gran Wyoming y Dña. Beatriz Montañez, en el que atacaron abiertamente al director de EL PAÍS, D. Javier Moreno, proyectando una gran imagen suya y ridiculizándolo por ‘publicar mentiras’.

 

26 Agosto 2007

La Sexta emite dos partidos gracias a la señal "pirata" de Mediapro

Guillermo López

La Sexta emitió ayer en abierto dos partidos de Liga gracias a la señal que le facilitó Mediapro, productora y accionista de la cadena de televisión, pese a que los derechos pertenecen a Audiovisual Sport (AVS), en virtud del contrato firmado hace un año entre estas dos empresas. El encuentro entre el Sevilla y el Getafe lo retransmitió a las 22.00, mientras que el Murcia-Zaragoza se dio en diferido, a medianoche. En ambos casos se impidió la entrada en los estadios a las cámaras de AVS. El Real Madrid y el Atlético de Madrid fue retransmitido por Digital + y los demás operadores de cable, en la modalidad de pago por visión, con total normalidad. La Sexta ha anunciado que hoy dará en abierto el Valencia-Villarreal a las 21.00, contraprogramando el Espanyol-Valladolid de Canal Plus.

«Mediapro y la Sexta han cometido un acto de piratería», declaró ayer Ignacio Campo, director general de compras y gestión de derechos de Sogecable -primer accionista de AVS y empresa participada por PRISA, el grupo editor de EL PAÍS-. «Han retransmitido los partidos a sabiendas de que no son los dueños de sus derechos», aseguró el directivo. Campo anunció que AVS ampliará la demanda que le enfrenta en los tribunales a Mediapro por haber cedido unos derechos que no tiene. En este sentido, antes de su partido, el Getafe envió una carta a todas las partes implicadas reconociendo que la retransmisión de ese encuentro la hacía la Sexta «contra su voluntad», al considerar el club madrileño que sus derechos pertenecen a AVS hasta 2008.

El origen de todo el conflicto parte de un incumplimiento de contrato por parte de Mediapro. La productora que preside Jaume Roures firmó con AVS un acuerdo el pasado 24 de julio de 2006 para garantizar la explotación pacífica de los derechos audivisuales de Liga y Copa en todos los sistemas: televisión en abierto, de pago y pago por visión. En virtud de ese acuerdo, AVS se obligaba a ceder a Mediapro la comercialización de un partido en abierto en cada jornada de Liga, así como la explotación de esa señal para resúmenes televisivos y otros derechos internacionales. A cambio, Mediapro se obligaba a pagar 150 millones de euros durante la temporada 2006-2007, cantidad que se ajustaba anualmente para las temporadas sucesivas.

Pero Mediapro adeuda 58 millones de euros a AVS, correspondientes a esa temporada y a la presente, además de otros incumplimientos, como la negociación de los derechos audiovisuales con los clubes a sus espaldas. Por eso AVS la demandó judicialmente y decidió el pasado martes cortarle la señal de producción de los partidos hasta que cumpla con sus obligaciones.

Ante esta decisión, Mediapro se puso en contacto con algunos de los clubes de los que dice poseer derechos audiovisuales para que se le permita tomar imágenes en sus estadios. Estos equipos, según el presidente de Mediapro, Jaume Roures, son el Zaragoza, Athletic, Racing, Sevilla, Villarreal, Levante y Murcia. Pero todos esos derechos que pudiera tener Mediapro fueron cedidos expresamente a AVS en el acuerdo del 24 de julio de 2006, por lo que la intención de la productora catalana de boicotear la programación de AVS está fuera de la legalidad.

27 Agosto 2007

Mediapro vuelve a piratear la señal para La Sexta

Guillermo López

La cadena emite en directo el partido Valencia-Villarreal sin tener los derechos

La Sexta, cadena de televisión de la que es accionista la productora Mediapro, ha retransmitido tres partidos en abierto este fin de semana pese a que los derechos para ello corresponden a Audiovisual Sport (AVS). El encuentro del sábado entre el Sevilla y el Getafe lo emitió a las 22.00; el Murcia-Zaragoza, en diferido, a medianoche y el Valencia-Villarreal de ayer a las 21.00, coincidiendo con el Espanyol-Valladolid de Canal Plus. El Real Madrid-Atlético y el resto de la programación de pago por visión de Digital + y los demás operadores de cable se ofreció con total normalidad. AVS ha anunciado que ampliará la demanda que le enfrenta en los tribunales a Mediapro por ceder derechos que no tiene.

«Se trata de un acto de piratería» declaró Ignacio Campo, director general de Compras y Gestión de Derechos de Sogecable -máximo accionista de AVS y empresa participada por PRISA, el grupo editor de EL PAÍS-. «Han emitido los partidos sabiendo que no son los dueños de sus derechos», aseguró el directivo.

El conflicto parte de un incumplimiento del contrato por parte de Mediapro. Esta productora y AVS firmaron un acuerdo el 24 de julio de 2006 para la explotación de los derechos audiovisuales de Liga y Copa en todos los sistemas: televisión en abierto, de pago y pago por visión. AVS se obligaba a ceder a Mediapro un partido en abierto cada jornada. A cambio, Mediapro se comprometía al pago de 150 millones de euros durante la temporada 2006-07, cantidad ajustable para las temporadas sucesivas. Mediapro adeuda a AVS 58 millones, correspondientes a esa temporada y a la presente, además de otros incumplimientos, como la negociación de los derechos con los clubes a sus espaldas. Por eso AVS la llevó a los tribunales y decidió el pasado martes cortarle la señal de producción de los partidos hasta que cumpla sus obligaciones.

Mediapro, ante esta decisión de AVS, se puso en contacto con al menos cinco clubes, equipos de los que la productora catalana dice poseer los derechos audiovisuales -Murcia, Sevilla, Valencia, Athletic y Racing- para que le permitieran la entrada de sus cámaras con el fin de tomar imágenes de los encuentros. Esta actuación siguió al cambio de horarios de los encuentros Murcia-Zaragoza (del domingo a las siete de la tarde al sábado a las diez de la noche) y del Valencia-Villarreal (de las siete a las nueve de ayer), que llevaron a cabo los clubes a petición de Mediapro. La Liga Profesional de Fútbol dio el visto bueno al cambio de horarios. AVS se dirigió a este organismo para recordarle que no tiene ninguna potestad para ello.

Campo también señaló que todos los derechos de los clubes han sido cedidos a AVS. En este sentido, aseguró que la actuación de Mediapro de entrar a los estadios y producir la señal supone «piratear» el partido, porque no tiene los derechos para hacerlo. Campo indicó que AVS garantizó la señal a las cadenas que la recibían de Mediapro para su emisión en abierto (La Sexta y las autonómicas catalana, gallega, valenciana y aragonesa). Pero la Sexta declinó la oferta de AVS para recibir la señal del partido Sevilla-Getafe y lo retransmitió a través de Mediapro.

Además, dio en diferido el Murcia-Zaragoza del sábado y en directo el Valencia-Villarreal de ayer, en un acto de contraprogramación del Espanyol-Valladolid de Canal Plus. La estrategia de la productora catalana de boicotear las retransmisiones de AVS está fuera de la legalidad, ya que todos los derechos que pudiera tener Mediapro fueron cedidos expresamente a AVS en el acuerdo que firmó el 24 de julio de 2006.

Una unidad móvil de Mediapro el sábado en el estadio del Sevilla.
02 Septiembre 2007

Verdades y mentiras del 'caso Mediapro'

EL PAÍS (Director: Javier Moreno)

El conflicto de los derechos del fútbol amenaza un modelo de explotación único en Europa

La violación del acuerdo para los derechos televisivos firmado en julio de 2006 por las empresas Audiovisual Sport (AVS) y Mediapro pone en peligro un modelo de explotación único en Europa que permitía ofrecer toda la competición a través de múltiples operadores. El conflicto, actualmente en los tribunales, se ha visto agravado por informaciones falsas o tendenciosas que no respetan la verdad de los hechos.

– ¿Fútbol en abierto o gratis?

En todas las grandes Ligas europeas (Francia, Italia, Alemania o Inglaterra) no existe el fútbol en abierto o gratis, ya que resulta imposible de rentabilizar. Todos los grandes campeonatos son retransmitidos por plataformas de pago. Ni siquiera se emiten todos los partidos, sino los más importantes. El caso de España, una excepción en Europa, es producto de la Ley de Interés General de 1997 dictada por el Gobierno del PP con el objetivo, precisamente, de perjudicar los intereses del Grupo Prisa y, en concreto, el lanzamiento de su plataforma digital. Sin el dinero que reciben los clubes por la explotación de los partidos en la modalidad de pago aquéllos no podrían manejar unos presupuestos que les permiten competir en el mercado internacional de fichajes.

– ¿Existe algún tipo de monopolio en la explotación del fútbol?

No. El modelo español ha permitido ofrecer -sin ningún tipo de problemas hasta la irrupción en el mercado de La Sexta y Mediapro (ésta no tenía derechos de clubes de fútbol hasta la primavera de 2006)-, un partido en abierto, uno de pago y el resto en pago por visión, al que han tenido acceso todos los operadores: los de cable (Ono), Digital+ e Imagenio.

– ¿Cuál era la situación de los derechos del fútbol antes del acuerdo del 24 de julio de 2006 entre Audiovisual Sports y Mediapro?

Mediapro contaba con los derechos de una serie de clubes de fútbol: Racing, Zaragoza y Athletic (temporadas 2006/2007 a 20010/2011), FC Barcelona (2008/2009 a 2012/2013) y Real Sociedad (2008/2009 a 2012/2013). Audiovisual Sport (AVS) tenía los derechos de 13 equipos: FC Barcelona, RCD Espanyol y Real Sociedad (temporadas 2006/2007 y 2007/2008); y Real Madrid, Atlético de Madrid, Deportivo, Betis, Huelva, Mallorca, Osasuna, Getafe, Celta, Nástic y la Segunda División (temporadas 2006/2007 a 2008/2009). Estaban pendientes de negociación los derechos del Valencia, Villarreal, Levante y Sevilla. Una vez firmado el acuerdo de julio de 2006, Mediapro envió el 24 de agosto de 2006 una comunicación a Racing, Zaragoza y Athletic informándoles de la cesión a AVS de sus derechos de Liga y Copa.

– ¿En qué consiste el acuerdo?

El 24 de julio de 2006, Mediapro, Sogecable, TV3 y AVS llegan a un acuerdo para la explotación de los derechos del fútbol para las temporadas 2006/2007 y sucesivas. Mediapro aporta los derechos de todos sus equipos y AVS, los suyos. En consecuencia, AVS es titular de todos los derechos de los clubes. Mediapro también se comprometió a ceder a AVS la negociación de aquellos derechos que estaban pendientes de adquirir o de renovar. El acuerdo permitió que la temporada 2006/2007 discurriera con normalidad. El objeto de dicho contrato era mantener el modelo de explotación del fútbol televisado que ha permitido la emisión desde 1997 de todos los partidos de Liga. España es el único país de la Unión Europea donde se retransmiten todos los partidos de la Liga, incluyendo un partido en abierto de cada jornada, así como las fases finales de la Copa en las que intervienen equipos de Primera y Segunda División.

– ¿Qué beneficios ha obtenido Mediapro por el acuerdo?

AVS cedió a Mediapro la explotación de un partido en abierto, los resúmenes de los encuentros y la exclusiva de la comercialización internacional de toda la Liga para todas las temporadas de las que AVS dispusiera de sus derechos (2006/2007 a 2008/2009 y sucesivas), a cambio de 150 millones de euros. Mediapro ha vendido los derechos del partido en abierto a La Sexta, TV3, TVV (Canal 9), TV Galicia y TV Aragón, y los derechos de toda la Liga a televisiones de todo el mundo. Además, las partes acordaron la incorporación de Mediapro al capital de AVS, en sustitución de TV3, con lo que Mediapro quedaría con una participación del 25% y Sogecable, un 75%. Esta incorporación al capital de AVS, acordada en firme y a un precio igualmente cerrado, quedó pendiente de ulterior ejecución, que debería formalizarse antes del 30 de octubre de 2006. Los firmantes acordaron atribuir a Sogecable el control de AVS.

– ¿Cómo y cuándo Mediapro comienza a incumplir el contrato?

Mediapro incumplió el acuerdo de julio de 2006 inmediatamente después de suscribirlo. En agosto de 2006, Mediapro firmó un contrato con la Televisión Valenciana (Canal 9) para la adquisición de los derechos de los clubes de la comunidad (Valencia, Villarreal y Levante). Para ello, Mediapro engañó a AVS: negoció el contrato con los clubes valencianos como si fuese para la sociedad, es decir, en nombre de AVS, y acabó apropiándoselo de forma ilegal. Una situación similar ocurrió en octubre con el Sevilla. Mediapro se ha negado reiteradamente a remitir estos contratos a AVS, vulnerando así el acuerdo firmado en julio de 2006. Posteriormente y en una carrera disparatada e ilegal, Mediapro ha continuado comprando derechos de clubes en contra de lo dispuesto en el acuerdo y bajo condiciones económicamente astronómicas.

– ¿El acuerdo entre AVS y Mediapro quedó anulado por las condiciones impuestas por el Consejo de Ministros, como afirma la productora?

En cumplimiento de las exigencias legales de competencia, Sogecable notificó el contrato al Servicio de Defensa de la Competencia. Esta circunstancia no impedía el cambio accionarial previsto para el 30 de octubre, ya que se trata de cosas distintas, pero lo cierto es que Mediapro nunca pidió la formalización de su entrada en AVS. Este motivo lo argumenta ahora Mediapro para dar por zanjado el contrato (no así durante la temporada pasada, en la que obtuvieron importantes beneficios). El Consejo de Ministros avaló la concentración el 23 de marzo de 2007 y la continuidad del sistema de explotación (un partido en abierto, uno de pago y el resto en pago por visión). Por lo tanto, el acuerdo del 24 de julio está plenamente vigente. Mediapro, pese a afirmar que ya no tiene validez, se ha beneficiado de él.

– ¿Por qué AVS reclama 58 millones de euros a Mediapro?

Aparte de los incumplimientos por la adquisición de derechos ilegalmente y sin aportarlos a AVS, Mediapro ha dejado de atender regularmente los pagos que debe hacer a AVS, desde el mes de enero de 2007, en contraprestación por los derechos que éste le ha cedido (explotación del abierto, resúmenes y los internacionales). Tampoco ha pagado la primera parte de lo estipulado por el inicio de la temporada 2007-2008, que debería haber hecho efectivo antes del 1 de julio de 2007. En consecuencia, AVS se ha visto obligada a demandar en los tribunales a Mediapro.

– ¿Debe AVS 31 millones a Mediapro?

AVS ha depositado ante notario 31 millones de euros no para pagar ningún tipo de deuda a Mediapro, sino para pagar cantidades pendientes a algunos clubes. Ante los incumplimientos reiterados de Mediapro, AVS no puede confiar en que Mediapro o su presidente, Jaume Roures, dirijan ese dinero a su verdadero destinatario. Por ese motivo, AVS ha depositado ante notario los citados 31 millones para que no haya dudas de que acaban en manos de los clubes.

– ¿Por qué AVS rechaza la oferta de Mediapro para continuar con la situación de la temporada pasada hasta que se pronuncien los tribunales?

Mediapro pretende renegociar un acuerdo válido y avalado por el Consejo de Ministros, alegando un cambio de las circunstancias promovido, justamente, por la propia productora. AVS considera que es algo inaceptable. Los tribunales de justicia son los encargados de resolver la situación.

– ¿La producción y emisión de partidos por parte de Mediapro y La Sexta supone entonces un pirateo de la señal y de los derechos?

Sí, ya que los derechos están cedidos a AVS. No es cierto que AVS haya tratado de impedir la emisión de partidos en abierto. AVS ha comunicado de forma pública y particular a cada empresa su disposición a ofrecer la señal de un partido en abierto a todos los operadores de televisión que emitieron ese tipo de partidos la temporada anterior (La Sexta, TV3, Canal 9, TV Galicia, así como a la Televisión de Aragón), en las mismas condiciones suscritas con Mediapro.

03 Septiembre 2007

Mediapro piratea el Villarreal-Madrid e impide su emisión a Audiovisual Sport

EL PAÍS (Director: Javier Moreno)

Las cadenas autonómicas se desmarcan de la productora y no emitieron el encuentro

La Sexta, cadena de la que es accionista la productora Mediapro, retransmitió ayer en abierto el partido entre el Villarreal y el Real Madrid, pese a que los derechos le corresponden a Audiovisual Sport (AVS). El partido no fue emitido a través de Digital +, en la modalidad de pago por visión, debido a que el Villarreal impidió la entrada al estadio a las cámaras de AVS. Las cadenas autonómicas (catalana, gallega y valenciana) que tienen acuerdos con Mediapro, se desmarcaron y no emitieron el partido. AVS ampliará la demanda que le enfrenta a Mediapro en los tribunales.

La emisión del Villarreal-Real Madrid se produce después de que el club blanco enviara un fax a todas las partes implicadas en el conflicto especificando que sus derechos audiovisuales pertenecen a AVS y no a Mediapro. «Cualquier retransmisión no autorizada por AVS se hará en contra de la voluntad del Real Madrid», aclaraba. Las cámaras de AVS no pudieron acceder al estadio de El Madrigal debido a que el Villarreal adujo que sus derechos corresponden a la cadena autonómica valenciana Canal 9. Unos derechos que están cedidos a AVS desde el acuerdo del 24 de julio de 2006 entre ambas empresas. Pero, según un comunicado de AVS, las televisiones autonómicas que tienen acuerdos con Mediapro para emitir partidos en abierto (la catalana, la gallega y la propia Canal 9) «se desmarcaron de la estrategia de Mediapro y no emitieron el partido».

«Mediapro y La Sexta se han lanzado al incumplimiento absoluto del contrato», declaró Ignacio Campo, director general de compras y gestión de derechos de Sogecable -máximo accionista de AVS y empresa participada por PRISA, el grupo editor de EL PAÍS-. «Han retransmitido un partido incluso contra la voluntad del Real Madrid», explicó el directivo. «El Villarreal impidió la entrada a nuestros operadores aduciendo que sus derechos son de Canal 9, cuando, por ley, están cedidos a AVS», aclaró.

Precisamente, la adquisición de los derechos de los tres equipos de la comunidad valenciana (Valencia, Villarreal y Levante) fue el inicio de un reiterado incumplimiento contractual por parte de Mediapro. El 24 de julio de 2006 la productora presidida por Jaume Roures y AVS firmaron un acuerdo para la explotación de los derechos audiovisuales de la Liga y la Copa en todos los sistemas: televisión en abierto, de pago y pago por visión. AVS se obligaba a ceder a Mediapro un partido en abierto cada jornada. A cambio, Mediapro se comprometía al pago de 150 millones de euros durante la temporada 2006-07, cantidad ajustable para las sucesivas.

Mediapro incumplió el acuerdo inmediatamente después de suscribirlo. En agosto de ese mismo año firmó un contrato con la Televisión Valenciana (Canal 9), para adquirir los derechos de los clubes valencianos en nombre de AVS, como si fuera para la sociedad que se acababa de crear, y acabó apropiándoselos de forma ilegal.

Mediapro, además, adeuda a AVS 58 millones, correspondientes a los pagos que la productora catalana ha dejado de atender desde enero de 2007 y los que tampoco ha hecho efectivos por el inicio de la temporada 2007-08.

17 Septiembre 2007

La Sexta y Mediapro piratean otros dos partidos de fútbol

EL PAÍS (Director: Javier Moreno)

El Murcia y el Sevilla vetan el acceso a las cámaras de Audiovisual Sport

Por tercera jornada de Liga consecutiva, La Sexta y su principal accionista, la productora Mediapro, han vulnerado el pacto del fútbol televisado alcanzado hace un año. La cadena emitió ayer en abierto dos partidos, el Murcia-Atlético de Madrid y el Sevilla-Recreativo, cuyos derechos correspondían a Audiovisual Sport (AVS). Además, el Valencia impidió el sábado a esta última compañía el acceso a la señal del partido que disputó frente al Valladolid.

Tanto los directivos del Murcia como los del Sevilla prohibieron ayer la entrada de las cámaras a Audiovisual Sport, la empresa propietaria de los derechos de las imágenes de la Liga y la Copa de fútbol, de cuyo accionariado forman parte la televisión autonómica de Cataluña (20%) y Sogecable (80%). Por contra, ambos clubes autorizaron el acceso a los equipos técnicos de Mediapro, la productora encargada de comercializar el fútbol en abierto, que cedió la señal exclusivamente a la cadena de la que es accionista.

La Sexta ofreció así, en abierto, las imágenes procedentes de los campos del Murcia y del Sevilla, vulnerando nuevamente el acuerdo suscrito en julio de 2006 por AVS y Mediapro para el reparto de los derechos audiovisuales del fútbol.

Antes del comienzo del partido (17.00), un equipo técnico de AVS acudió al campo del Murcia (Nueva Condomina) para retransmitir el partido y ceder la señal a Digital y a las empresas de cable que ofrecen fútbol a través del sistema de pago por visión. «El club vetó la entrada de nuestras cámaras y sólo autorizó las de Mediapro», explicaron fuentes de AVS, que calificaron de «auténtico pirateo» la actuación de La Sexta y de Mediapro. Lo mismo ocurrió dos horas más tarde a las puertas del Sánchez Pizjuán, el estadio del Sevilla. En ambos caso un notario levantó acta del veto.

El Murcia y el Sevilla argumentan que han cedido sus derechos audiovisuales a Mediapro. Distinta es la postura de los dos equipos visitantes, contrarios a la actuación de la productora de Jaume Roures. El Atlético de Madrid es uno de los clubes que han remitido un escrito a las partes enfrentadas (la Liga, AVS y Mediapro) para remarcar que ha cedido sus derechos a Audiovisual Sport y que todas aquellas retransmisiones de sus partidos no autorizadas expresamente por esta compañía se realizarán en contra de la voluntad del Atlético de Madrid. En similares términos se ha pronunciado el Recreativo.

El fin de un modelo

El nuevo boicot abanderado por Mediapro impidió ayer la retransmisión del Murcia-Atlético de Madrid y del Sevilla-Recreativo en pago por visión a través de la plataforma por satélite Digital + y de cableoperadores como Ono o Imagenio, como estaba inicialmente previsto. La Sexta ofreció ambos encuentros en abierto pese a que el día anterior había ya retransmitido el único partido al que, según los pactos en vigor, tenía derecho (el Athletic de Bilbao-Real Zaragoza).

Ya el mismo sábado Mediapro había impedido la difusión en taquilla del Valencia-Valladolid. Las cámaras de AVS fueron vetadas en Mestalla. El club valenciano sólo autorizó la entrada a los equipos de la productora catalana. Este partido, sin embargo, no fue emitido por La Sexta, ya que a la misma hora ofrecía la semifinal del Europeo de Baloncesto entre España y Grecia.

Mediapro grabó el partido pero las imágenes no pasaron por las cadenas españolas. Debería haberse visto en las pantallas de Digital + y de las empresas que ofrecen televisión por cable, pero el Valencia-Valladolid pasará a la historia por ser el primer partido de la Liga que en los últimos diez años no televisa ninguna cadena española. Mediapro no distribuyó la señal a los canales en abierto y tampoco a Audiovisual Sport. La productora acabó de un plumazo con un modelo de explotación del fútbol español que se ha mantenido estable durante dos lustros.

La grabación estaba destinada al mercado internacional y a la elaboración de los resúmenes de los partidos, ya que Mediapro es la encargada de comercializar tales derechos. «Paradójicamente, el partido se ha podido ver sólo fuera de España», comentaron fuentes del AVS. Una circunstancia que ha sido posible «gracias a una ilegalidad de Mediapro y la complicidad del Valencia», añadieron.

DAÑOS Y PERJUICIOS

Audiovisual Sport, empresa en cuyo accionariado están presentes la televisión autonómica de Cataluña (TV-3) y Sogecable (participada por el Grupo PRISA, editor de EL PAÍS), ampliará la demanda interpuesta este verano contra Mediapro por incumplimiento de contrato. El conflicto estalló poco antes del comienzo de la Liga, cuando Mediapro, la productora presidida por Jaume Roures, planteó la ruptura el pacto alcanzado el 24 de julio de 2006 con AVS.

Aquel acuerdo ratificaba un modelo de explotación de la Liga que incluía un partido en abierto (La Sexta), otro codificado (Canal +) y el resto en pago por visión (Digital + y cableoperadores). AVS subrayó ayer que defenderá sus intereses ante los tribunales e «irá sumando los daños y perjuicios por las retransmisiones ilegales y piratas de La Sexta».

22 Septiembre 2007

TV3 permite a La Sexta el pirateo del Barça-Sevilla

EL PAÍS (Director: Javier Moreno)

El encuentro se ha emitido en abierto a pesar de la oposición de AVS, que no pudo introducir sus cámaras en el Camp Nou pese a ser titular de los derechos del club catalán

El F.C. Barcelona ha impedido la entrada al Camp Nou de las cámaras de Audiovisual Sport (AVS), titular de los derechos audiovisuales del club catalán, facilitando la producción del partido a TV3 y vulnerando el acuerdo para la explotación de los derechos del fútbol, según ha informado la propia AVS. El club ha especificado que las cámaras de esta compañía no podían acceder al campo sin la autorización de TV3.

TV3, socio minoritario de AVS (posee el 20%) ha producido el partido entre el Barcelona y el Sevilla y ha facilitado la señal a Mediapro, para que ésta la haya trasladado a la Sexta y el encuentro fuera emitido en abierto. Esta emisión, según AVS, es improcedente, ya que es ésta la que goza de legitimidad para decidir qué partidos se emiten en abierto y cuáles deben retransmitirse en la modalidad de pago por visión.

El ex director general de AVS, Daniel Margalef, propuesto en su día por TV3, propuso esta semana a la Liga un cambio en los horarios de los partidos, pero su actuación fue desautorizada por AVS. Su presidente, Javier Díez de Polanco, ha ratificado que Margalef fue destituido el pasado 7 de septiembre, pero Margalef ha estado modificando los horarios de los partidos de Liga y asignando encuentros en abierto o en pago por visión en virtud de un supuesto pacto con Mediapro cuando ya había cesado en sus funciones. Lo ha hecho, además, con el apoyo del director general de la corporación catalana, Joan Majó, y a espaldas de Sogecable -accionista mayoritario de AVS (80 por ciento)-, perjudicando los intereses de la empresa que dice representar.

AVS ha reiterado que mantiene suspendida la señal a Mediapro, tanto para los partidos en abierto como para la señal internacional, y exigirá a la productora y a los responsables de TV3, por todos los medios legales, las responsabilidades pertinentes por los daños causados.

El Análisis

PROGRAMA CONTRA PERIÓDICO

JF Lamata

No era la primera vez que EL PAÍS, como otros periódicos era condenado a rectificar una información, lo que ya era más novedoso era que un programa de televisión vapuleara a un periódico, algo que practicamente ningún programa de TVE, ANTENA 3 o TELECINCO se había atrevido a hacer lo que hizo ‘El Intermedio’ de LA SEXTA contra EL PAÍS y su director por aquella sentencia.

Una de las pocas excepciones fue cuando ‘La Máquina de la Verdad’ replicó a EL PAÍS y EL MUNDO. La diferencia es que ‘La Máquina de la Verdad’ criticó a los periódicos para contestar a los ataques que habían vertido contra él. Mientras que ‘El Intermedio’  no había sido atacado por EL PAÍS, por lo que sus ataques contra el diario de PRISA sólo podían entenderse como una forma de defender los negocios del patrón, en este caso ‘El Intermedio’ defendía los intereses de Mediapro-Imagina frente a los de Sogecable. Y no sería la última vez que en ‘El Intermedio’ se atacara a D. Javier Moreno.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.