Search
El periodista vinculando desde sus inicios periodísticos a ABC pasará a ser columnista en DIARIO16

Agresiva ruptura de Antonio Burgos con el ABC acusando a Giménez-Alemán y los Anson de ‘no creer en la libertad’ por censurarle

HECHOS

El 17.05.1990 el diario ABC informó de que ‘prescindía’ de la colaboración de D. Antonio Burgos

Antonio Burgos Belinchón columnista de ABC ocupaba el cargo de ‘subdirector de ABC de Sevilla’ adjunto, por tanto a Francisco Giménez-Alemán hasta que el 15 de mayo de 1990 presentó su dimisión por la negativa a publicársele un artículo sobre la Real Maestranza. A pesar de que el presidente de Prensa Española intercedió para que el artículo saliera publicado y el día 16 el ABC asegura que Burgos seguirá escribiendo en el periódico, ese mismo día Burgos hace unas declaraciones a Efe asegurando que no volverá a escribir hasta que no sea destituido Giménez-Alemán. El 17 de mayo ABC modifica lo dicho el día anterior y anuncia que es ABC quien ha decidido prescindir de Burgos por haber antepuesto ‘cuestiones personales’ a la defensa de la libertad.

Antonio Burgos Belinchón no volvería a escribir en ABC hasta 14 años después, el 5 de septiembre de 2004 con Ignacio Camacho López de Sagredo como director del medio del que ya se habían desvinculado para ese momento tanto Francisco Giménez-Alemán como Luis María Anson Oliart.

RecuaEdirABurgos1 El 16.05.1990 D. Antonio Burgos dimitía como Subdirector de ABC de Sevilla a las órdenes de D. Francisco Giménez Alemán por la decisión de no publicarle su artículo sobre la Real Maestranza. El diario ABC difundía un comunicada en el que aseguraba que tras la intervención de D. Guillermo Luca de Tena (presidente de ABC), D. Antonio Burgos seguiría siendo columnista de ABC.

Ese mismo día D. Antonio Burgos hacía unas potentes declaraciones a la Agencia EFE: «No puedo trabajar con personas que no defienden la libertad de expresión, que yo defiendo, por lo que me dedicaré a ser periodista y escritor, aunque seguiré escribiendo en ABC porque hoy han publicado mi artículo. El problema se ha podido solucionar gracias a la amistad que tengo con un caballero que es don Guillermo Luca de Tena. Estoy en ABC desde 1963. Pero hasta que no sea destituido quien ha atentado contra la libertad de expresión, entiendo que no hay libertad en ABC de Sevilla».

El Sr. Burgos no decía quien era esa persona ‘que había atentado contra la libertad de expresión’, aunque la persona que dio la orden de no publicar su artículo fue D. Francisco Giménez Alemán como director de ABC en Sevilla, presumiblemente a las órdenes de D. Luis María Anson, director de la edición nacional de ABC y del hermano de este D. Rafael Ansón, que estaba vinculado a la Real Maestranza.

RecuaEdirABurgos2 El 17.05.1990 el diario ABC anunciaba la ruptura total de D. Antonio Burgos con ellos después de sus palabras en EFE.

El 19.05.1990 el periódico DIARIO16 anunciaba el fichaje de D. Antonio Burgos como su nuevo columnista.

Años después, en 1997 el Sr. Burgos era más claro al hablar de su salida de ABC: «Luis María Anson intentó cerrarme la boca en el comicalla de su hermano».

D. Francisco Rosell (Director de Diario16 en Andalucía) explica el conflicto Burgos vs ABC. 

16 Mayo 1990

Decíamos ayer

Antonio Burgos

Esta si que es la corrida del siglo, que no es otra que la grave y delicada prueba que Sevilla tiene ante sí, planteada y ya proyectada la reforma de la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería. Los sevillanos teníamos hasta ahora dos ideas muy claras del canon de la ciudad: por un lado, el paso de palio; por otro, lo bien que los maestrantes tenían conservada la plaza orgullo de todos, patrimonio sentimental y artístico de los sevillanos. Pues mucho antes que fuera incrita como monumento nacional en la letra jurídica del Boletín Oficial del Estado, los sevillanos ya la tenían declarados entre sus más hondas pertenencias, junto a la Giralda, la Catedral o el Alcázar. (…)

Sevilla no debe perder la cabeza más de la cuenta ante los cantos de las sirenas de la origlla de La Cartuja. Barcelona también tiene en 1992 unas olimpiadas y nadie ha pensado allí, ni se ha pasado por la imaginación, hundir el escenario del Liceo para que novecientas personas más puedan ir a la ópera. Sobre todo cuand la plaza se llena sólo en las corridas de feria. Para que novecientos pellones pintent la mona en las corridas de feria, Sevilla no debe perder el perfecto equilibrio acabado de la Maestranza, como nunca deberá perder por nada del mundo el canon del paso del palio.

Antonio Burgos

16 Mayo 1990

Antonio Burgos, en ABC

ABC (Director: Luis María Anson)

El presidente de Prensa Española ha aceptado la dimisión presentada en su puesto de subdirector de ABC por Antonio Burgos. El señor Burgos continuará publicando en las páginas de nuestro periódico su columna habitual que tanto prestigio ha alcanzado entre los lectores. Antonio Burgos, que es uno de los profesionales más queridos en esta Casa, ha desempeñado con extraordinaria brillantez la subdirección de ABC y se ha convertido en uno de los periodistas más leídos y cotizados de toda España. Su independencia, su objetividad y su espíritu liberal, tantas veces demostrado sobre todo en los tiempos difíciles del régimen anterior, han granjeado a Antonio Burgos la admiración de cuantos le conocen y le leen.

17 Mayo 1990

Antonio Burgos abandona la subdirección de ABC de Sevilla

Efe

Antonio Burgos ha abandonado la subdirección del diario ABC de Sevilla ‘por un conflicto con la dirección del periódico que se negó a publicar un artículo sobre la ampliación de la Real Maestranza’, dijo ayer el periodista.

Según Burgos, tras una negociación con Prensa Española, editorial del periódico, ayer se publicó el artículo sobre la plaza de toros, por lo que el periodista ha aceptado no obstante seguir publicando su recuadro, un artículo diario sobre la vida sevillana.

«No puedo trabajar con personas que no defienden la libertad de expresión, que yo defiendo, por lo que me dedicaré a ser periodista y escritor, aunque seguiré escribiendo en ABC porque hoy han publicado mi artículo. El problema se ha podido solucionar gracias a la amistad que tengo con un caballero que es don Guillermo Luca de Tena. Estoy en ABC desde 1963. Pero hasta que no sea destituido quien ha atentado contra la libertad de expresión, entiendo que no hay libertad en ABC de Sevilla».

El periodista subrayó que está vinculado a ABC desde 1963 año en el que entró como alumno en prácticas y que el problema se ha podido solucionar ‘gracias a la amistad que tengo – dijo – con un caballero que es don Guillermo Luca de Tena’, presidente de Prensa Española, editora de ABC de Madrid y de Sevilla.

17 Mayo 1990

ABC prescinde de la colaboración de Antonio Burgos

ABC (Director: Luis María Anson)

ABC informó ayer de la dimisión de Antonio Burgos en la subdirección del periódico. Decíamos también que el ilustre periodista continuaría publicando su columna habitual en nuestras páginas. La noticia se redactó de acuerdo punto por punto con el propio Antonio Burgos. Ayer, el señor Burgos hizo unas declaraciones públicas en las que afirmó que hasta que no sea destituido quien ha atentado contra la libertad de expresión, entiendo que no hay un ámbito de libertad en ABC de Sevilla. Ante estas declaraciones, el presidente del Consejo de Administración de Prensa Española quiere hacer constar su completa confianza en el director de la edición sevillana de ABC, Francisco Giménez Alemán. El director de ABC, Luis María Anson, se ha adherido también a esta manifestación de confianza. La libertad de expresión a la que siempre se ha rendido culto en esta Casa nada tiene que ver con las cuestiones personales. Publicamos hoy el artículo que ayer nos envió Antonio Burgos, quien a partir de mañana no figurará entre los colaboradores de ABC.

20 Mayo 1990

Momentos Sepias

Alfonso Ussía

El año de mi servicio militar en Campo Soto, Cádiz, el ABC de Madrid y su hermano de Sevilla se diferenciaban en el color de sus páginas de huecograbado. El ABC de Sevilla se intaba de sepia, en un tono envejecido y cálido de añoranzas. Pora aquel tiempo, la distribución se resignaba al producto cercano, y cuando en mis paseos vespertinos por la militar y marinera ciudad de San Fernando pedía en el quiosco el ABC, éste era el de Sevilla. En sus páginas me acostumbre, casi hasta el vicio, a leer los recuadros de un escritor llamado Antonio Burgos, libre como el viento, agudo y garboso, dueño de una pluma prodigiosa que combinaba la profundidad, la gracia y la belleza desde la hondura de su palabra barroca. La sociedad andaluza de principios de los setentas, y al referirme a la sociedad me remito a la llamada ‘alta sociedad’, no destacaba por su excesiva tolerancia. Para muchos aquel Antonio Burgos, que firmaba en ABC, hijo de Antonio Burgos Sánchez, un bracero de los Alcocer que aprendió a leer en el cuartel, era una guasa con mucho malaje. Su libro ‘Andalucía ¿Tercer Mundo?” había levantado ampollas en la coincidencia dormida de un señoritismo social en decadencia. El ABC sevillano cobijaba, alentaba y se lucía en sus páginas con el talento de un liberal originario de la izquierda, fiel a su tradición de respeto hacia la inteligencia y la libertad.

 (…)

Este periódico funda su futuro en su pasado intachable de respeto a las ideas de los demás. Algo ha sucedido y Antonio Burgos, que es papel vivo de ABC, se nos ha ido un poco. Digo que un poco, porque los episodios circunstanciales, los momentos amargos, las diferencias de criterio y los impulsos legítimos no pueden alejar la realidad de las horas, los días y los años que ha dedicado Antonio Burgos al señorío de esta casa.

No pueden, porque es imposible borrar los ‘Recuadros’ del hijo de un bracero de los Alcores, que para engañar al destino se convirtió en un mago de la mejor palabra.

Buenos vientos, Antonio.

Alfonso Ussía

by BeHappy Co.