Search
El ABC de Luis María Anson reproduce las declaraciones de Pablo Sebastián

El semanario EL INDEPENDIENTE desvela que TVE subvencionó con 115 millones de pesetas la película de Juan Luis Cebrián ‘La Rusa’

HECHOS

En su número del 18.07.1987 el semanario EL INDEPENDIENTE desveló las subvenciones de TVE a películas españolas.

EL ABC DA AMPLIO ECO A LA INFORMACIÓN DE EL INDEPENDIENTE

print_indep_rusaEn 1987 había hecho acto de presencia el periódico EL INDEPENDIENTE, después de que D. Pablo Sebastián hubiera abandonado su cargo de Jefes de Prensa, primero del Duque de Suárez y después del líder separatista vasco D. Carlos Garaicoetxea, pasó a intentar irrumpir en el mundo editorial con un semanario político que contaba con ayuda de algunos destacados empresarios, entre ellos los de Antibióticos.

El 18 de julio de 1987 la citada revista decidió irrumpir en el terreno de la polémica publicando todas las subvenciones que había repartido Radio Televisión Española, el canal público que operaba como monopolio del Estado bajo la batuta de Dña. Pilar Miró. De acuerdo a la información TVE los que más dinero habían recibido eran los titulares de la película ‘Brumal’ de Dña. Cristina Andreu y ‘La Rusa’ del Sr. Camús y D. Juan Luis Cebrián. Esta última habría recibido 85 millones de subvención más otros treinta cinco millones por los derechos de emisión.

Ese mismo día D. Pablo Sebastián publicó un editorial criticando las abultadas subvenciones del ministerio de cultura y de TVE, pero el editorial del Sr. Sebastián no citaba expresamente al Sr. Cebrián, a pesar de que era citado en la información. EL INDEPENDIENTE lanzaba así un petardo al Sr. Cebrián, pero lo dejaba en amago para que no sonara a declaración la guerra.

Pero la información no pasó desapercibida para D. Luis María Anson, que he enterado de la noticia la publicó con elevado nivel tipográfico bajo el título ‘EL INDEPENDIENTE se enfrenta a Cebrián” informaba que el semanario progresista había destapado los más de 100 millones de subvención que se llevaba el Sr. Cebrián por su película.

El fantasma de las subvneciones a ‘La Rusa’ quedó proyectado sobre el Sr. Cebrián durante un tiempo. Por ejemplo, cuando Dña. Pilar Miró despidió a D. Luis de Benito como presentador de los telediarios de TVE por negarse a obedecer sus órdenes de publicitar a D. Felipe González, el diario EL PAÍS apoyó el despido del Sr. de Benito con un duro editorial titulado ‘Un tardío descubrimiento’. En declaraciones a J. F. Lamata D. Luis de Benito veía clara la vinculación: “Yo tenía diferencias con el director de EL PAÍS, porque él se alineó con Pilar Miró, me imagino que porque habría algún interés de películas. En ese momento se estaba rodando ‘La Rusa’”.

Durante su etapa como director de CINCO DÍAS D. Luis de Benito publicaría artículos críticos contra el Sr. Cebrián como ‘La Prisa es mala consejera’ de los que este tendría ocasión de vengarse cuando el Grupo PRISA compró CINCO DÍAS y expulsó del mismo al citado Sr. De Benito.

31 Octubre 1987

Subvenciones cinematográficas

José Ignacio Aguiar

La subvención de ochenta millones de pesetas concedida a la película ‘La Rusa’ por el Ministerio de Cultura, es una subvención de carácter anticipado y reintegrable, al amparo de lo dispuesto en el artículo 8.2. del real decreto 3304/1983. Las citadas subvenciones son concedidas, según el artículo 6 de dicho real decreto, por el Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales a solicitud del productor español, previo informe de la Subcomisión de Valoración Técnica de la Comisión de Calificación de Películas Cinematográficas. Por lo que dicha subvención ha sido concedida a Pedro Masó P. C., S. A. compañía dedicada a la producción de películas cinematográficas, y no a ninguna otra persona física ni jurídica.

En relación con la mal llamada subvención de televisión pública, me veo en la obligación de aclararle que los derechos de antena de Televisión Española, S. A., no se tratan en ningún caso, de una subvención estatal, sino que esta productora, acogiéndose al convenio de fecha 9 de abril de 1987 entre Televisión Española S. A. y los productores cinematográficos, convino en su día la cesión de los derechos de antena por un periodo de siete años, percibiendo por ello veinticinco millones de pesetas, y asimismo, convino con el departamento de ventas de Televisión Española S. A. la cesión de los derechos de comercialización de la citada película a determinados países, percibiendo como anticipo la cantidad de diez millones de pesetas.

Como usted sabrá, los derechos de antena tienen por objeto la cesión de los derechos de emisión de un largometraje por cualquiera de los canales de Televisión Española, pública o privada, que existan o puedan existir en todo el territorio español y en cualquiera de sus lenguas, todo ello después de transcurridos dos años desde el estreno comercial de la película en una sala de exhibición cinematográfica en España. Por lo que queda claro que no se trata de una subvención, sino de una cesión de derechos.

Por último, y con respecto a la relación existente entre don Juan Luis Cebrián y esta productora, aclaro que es el autor de la novela en la que se basa la película ‘La Rusa’ y coautor, junto con Mario Camus, del guión, por cuyos derechos de cesión cinematográfica percibió, en su día, de esta productora los honorarios correspondientes, que igualmente los hubiera percibido si la película no hubiera obtenido subvención anticipada del Ministerio de Cultura, ya que el contrato celebrado entre esta productora y don Juan Luis Cebrián fue en fecha 23 de junio de 1986 y la subvención fue obtenida el 27 de febrero de 1987.

José Ignacio Aguiar

28 Octubre 1993

LA RUSA

Juan Luis Cebrián

Señor director: En su edición del lunes 25 de octubre, y en la sección denominada Ovidio, su diario asegura que la película ‘La Rusa’, basada en una novela mía del mismo nombre, fue favorecida con 115 millones de pesetas de subvención oficial, e insinúa maliciosamente que dicha ayuda gubernamental vendría motivada por un tráfico de influencias. Ya he perdido la cuenta del número de veces que ha mentido el ABC a este respecto y el de las que me ha distinguido con su animadversión personal. Aunque siempre he mantenido una actitud de no polemizar respecto a las opiniones sobre mí, por injuriosas que sean, creo que es hora de puntualizar los hechos, en beneficio de sus lectores.

Como el productor de la película, Pedro Massó, explicó en su día, en carta publicada por su propio diario, ‘La Rusa’ recibió una subvención de ochenta millones, bastante inferior a la que el suelto de referencia cita, que fue a parar íntegramente a la compañía productora, con la que únicamente me ligó la obligación contractual de realizar el guión. Mis honorarios no estaban sujetos a ningún tipo de participación en la producción, fueron los vigentes en el mercado y se pactaron mucho antes de que la susodicha subvención fuera concedida. De modo y manera que ni una sola peseta de esas ayudas oficiales – comunes, por lo demás, a todas las películas que se producen en España – ha llegado a mi bolsillo.

Igualmente es falso que nadie haya solicitado nuevas subvenciones para otras películas sobre argumentos de mi autoría. Aunque no le queda duda de que, mientras siga el sistema actual de ayudas oficiales al cine, me considero con el mismo derecho que cualquier otro ciudadano español a percibirlas.

Le ruego que sugiera a los editorialistas de su diario que sean más rigurosos en su quehacer profesional y cesen en este tipo de campañas maledicentes basadas en hechos cuya falsedad podrían comprobar consultando la propia colección de ABC.

Juan Luis Cebrián

28 Octubre 1993

Nota de la Redacción

Luis María Anson

Nota de la redacción:

Con mucho gusto publicamos la carta que nos envía Juan Luis Cebrián. A los ochenta millones de subvención que nuestro comunicante reconoce recibió ‘La Rusa’, y que nadie ha afirmado que fueran a parar a su bolsillo particular, hay que añadir los treinta y cinco de dinero público que la película recibió de Televisión Española. Las altas calidades de la novela se merecían, sin duda, esa ayuda gubernamental, sin contar con la cual difícilmente el señor Masó se hubiera embarcado en la aventura de producir el filme. Hemos expresado en muy numerosas ocasiones nuestra admiración por el trabajo profesional que en el Periodismo español ha realizado el Señor Cebrián. Tal vez el ilustre periodista admita algún día el rigor profesional con que se trabaja en ABC como lo reconocemos nosotros en nuestros compañeros de EL PAÍS.

by BeHappy Co.