27 febrero 1986

Polémica por los recuadros publicados tras la caída del mandatario filipino Ferdinand Marcos

El periódico ABC reprocha al diario EL PAÍS que sólo pida el fin de las dictaduras de derechas y no de las de izquierdas

Hechos

El 28.02.1986 el diario ABC publico un comentario editorial sobre los recuadros que el propio ABC y EL PAÍS habían publicado el día anterior.

Lecturas

EL RECUADRO PUBLICADO POR EL DIARIO ABC ANTE LA CAÍDA DEL PRESIDENTE DE FILIPINAS, MARCOS

dictadurasMundoHispano El recuadro expresaba un deseo de que cayeran los gobiernos de Fidel Castro (Cuba), Augusto Pinochet (Chile), Alfredo Stroessner (Paraguay) y Daniel Ortega (Nicaragua) por considerar a las cuatro como ‘dictaduras’.

EL RECUARDO PUBLICADO POR EL DIARIO  EL PAÍS ANTE LA CAÍDA DEL PRESIDENTE DE FILIPINAS, MARCOS

MáximoPais El recuadro expresaba el deseo de que tras caer los gobiernos de Duvalier (Haití) y Ferdinand Marcos (Filipinas) cayera el de Augusto Pinochet (Chile).


COMENTARIO EDITORIAL DE ABC AL RESPECTO

En febrero de 1986 caían dos célebres dictaduras: la de Baby Doc en Haití y la de Ferdinand Marcos en Filipinas. El diario ABC se apresuraba a decir en una viñeta que ahora sólo faltaba que cayeran las dictaduras de Augusto Pinochet en Chile, Fidel Castro en Cuba y Daniel Ortega en Nicaragua para que la democracia fuera mayoritaria en el mundo hispano.

El mismo día EL PAÍS también publicaba una viñeta para decir que, caídos Duvalier y Marcos, sólo faltaba que cayera Pinochet en Chile. Es decir, que EL PAÍS no incluía entre los dictadores a los regímenes comunistas. Algo parecido hizo DIARIO16. Que también hizo un listado de celebres dictadores, en el que incluía a Baby Doc, Marcos, el Sha de Persia o Bokassa. Pero a ningún comunista.

D. Luis María Anson, director de ABC, publicó un recuadro para meterse con EL PAÍS (aunque evitó meterse con DIARIO16)

“Para el diario gubernamental los dictadores son sólo los de regímenes que se alinean con posiciones internacionales cercanas a Washington. Los otros – Fidel Castro u Ortega – no son dictadores. Y ello a pesar de que de las llamadas dictaduras de derechas se sale antes o después. De los otros, todavía no hay precedentes de que se haya salido”.