Search

El Banco de España interviene el Banco Madrid, propiedad de la Banca Privada de Andorra (BPA), acusado de blanqueo de capitales

HECHOS

El 10.03.2015 el Banco de España intervino el Banco Madrid investigado por blanqueo de capitales.

25 Mayo 2015

Caso Banco Madrid: el interviniente intervenido

Luis Pineda

Al presidente de un banco no se le puede pedir que conozca a todos los clientes, pero sí que al menos sea capaz de dilucidar si la estructura existente era la correcta»

Hace ya 24 años que Ausbanc celebró, en el madrileño Hotel Villarreal, un foro titulado ‘Libertad y derecho de la competencia en el sistema financiero español’, que contó con la presencia del entonces presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia, Miguel Ángel Fernández Ordóñez y de José Pérez, quien en aquella época era el todopoderoso director general de Inspección del Banco de España.

Ante la sorpresa de los asistentes a aquel foro, José Pérez anunció que en cuestión de unas horas se iba a intervenir un banco por su situación financiera. No dijo el nombre de la entidad, pero en la mente de todos estaba claro de cuál se trataba: el Banesto de Mario Conde.

Ironías de la vida; unos años más tarde, el propio José Pérez iba a ver cómo el banco que él presidía, Banco Madrid, resultaba también intervenido. No está claro cuál es su papel en la gestión de Banco Madrid pero lo que sí está claro es que, en su calidad de experto banquero, debería haber habido cosas que le tendrían que haber chirriado. A un presidente no se le puede pedir que conozca a todos los clientes, pero sí que al menos sea capaz de dilucidar si la estructura existente era la correcta, con un consejero delegado que compaginaba su labor con la de consejero delegado de la matriz. Parece extraño, ¿no?

Tampoco debemos olvidar que José Pérez, junto con Miguel Ángel Fernández Ordóñez y el despacho Uría fueron quienes diseñaron el modelo de los SIP (Sistema Institucional de Protección), del que sacaron una gran rentabilidad para su pecunio personal, a costa de hundir al 50% del sistema financiero español, que estaba constituido por las cajas de ahorros.

Lo cierto es que el devenir de la intervención del Banco Madrid tiene mucho recorrido aún, y todavía existen muchas responsabilidades por dilucidar a nivel institucional, corporativo e, incluso, personal.

Por ese motivo, Ausbanc Abogados ha recurrido en alzada la intervención, porque de acuerdo con nuestra opinión, no se dan los requisitos que para ello se establecen en el ámbito de la Ley 9/2012 de 14 de noviembre, de Reestructuración y Resolución de entidades de crédito.

Según la mencionada Ley, deben de existir indicios de una situación de gravedad. Tales indicios han de estar fundados, la gravedad ha de ser excepcional, y tiene que existir peligro de estabilidad, liquidez o solvencia.

Por lo conocido hasta ahora y por lo manifestado por el Banco de España, realmente da la impresión de que nada de esto se daba, sino que existía un colectivo muy determinado de clientes que serían los que habrían utilizado el banco para sus turbios fines.

No hay que olvidar que fue precisamente el propio Miguel Ángel Fernández Ordóñez quien autorizó la venta del Banco Madrid a la BPA andorrana. ¿Actuaría de intermediario en esa operación José Pérez?

La intervención ha coincidido con la reunión de la Sección 7ª de la Audiencia Provincial de Madrid para deliberar sobre la querella que Ausbanc interpuso en su día contra Fernández Ordóñez y Jaime Caruana, su antecesor, por los disparates cometidos durante la reestructuración del sector financiero.

La denuncia, interpuesta el pasado 11 de marzo del 2013 fue desestimada en su día por el Juzgado de Instrucción nº 7 de Madrid. En el recurso de apelación se incluyen nuevos datos e informes que se han ido haciendo públicos en los últimos meses y que constan en distintos procedimientos abiertos contra los responsables de la quiebra del 50% del sistema financiero español.

Entre los argumentos utilizados en el recurso figuraba que se debería haber desarrollado actividad instructora –cosa que no se hizo– conforme a las diligencias solicitadas en la querella, para que el instructor pudiera valorar con mayor sustento la admisión o no de la querella. Por ello, la inadmisión de la querella por parte del Juzgado es, cuando menos, precipitada y carente de justificación.
Resulta inadmisible que los cómplices en la destrucción del sistema financiero, con sus erróneas decisiones, sus laxas supervisiones y sus presiones para forzar fusiones entre amigos, queden sin su justo castigo. La destrucción del 50% del sistema financiero española no puede ni debe quedar impune.

Luis Pineda
by BeHappy Co.