Search
El diario de PRISA calificó al magistrado como un juez 'ególotra' que se las daba de 'justiciero'.

El diario EL PAÍS critica al juez instructor de Filesa, Marino Barbero, que es defendido por el diario ABC

HECHOS

En noviembre de 1992 el diario EL PAÍS dedicó un reportaje de página completa al juez del Tribunal Supremo que instruía el ‘caso Filesa’, D. Marino Barbero.

Entre 1991 y 1992 el Tribunal Supremo designó al juez D. Marino Barbero para instruir el caso Filesa, la acusación al PSOE de haberse financiado ilegalmente a través de las sociedades Filesa o Time Export, que recibían dinero de entidades bancarias (como el Banco Central) a cambio de trabajos ficticios, que en realidad iban a para al PSOE. Lo instruía el Supremo porque entre los responsables de finanzas del PSOE había muchos aforados como el diputado D. Carlos Navarro o el senador D. Josep María Sala.

El caso es que el 13 de noviembre de 1992 el diario EL PAÍS publicaba un fuerte artículo contra el Sr. Barbero acusándolo de ser un juez ‘ególatra’ que iba de justiciero, de tener inexperiencia en la investigación y un talante egoísta, “se cuestiona su cualificación como aplicador de derecho”.

El diario ABC salió en defensa del juez Barbero – a pesar de que ciertamente su instrucción era muy lenta y, igualmente cierto, era su primera instrucción de esa naturaleza por lo que no podía considerársele experimentado – diciendo que “el diario gubernamental” había honrado al Sr. Barbero con el ataque tan desmesurado.

El Sr. Barbero terminaría renunciado a instruir el caso Filesa en 1995 denunciando una campaña en su contra. Sin embargo aunque el artículo de EL PAÍS era un símbolo de esa campaña, no parece probable que tuviera una influencia determinante en su marcha, ese papel lo ocuparon más los dirigentes del PSOE que no pararon de arremeter contra el juez por aquellos días, en especial el presidente de Extremadura, D. Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que insinuó que el Sr. Barbero había cometido irregularidades en sus propiedades y lo comparó con los terroristas de ETA. La negativa del Consejo General del Poder Judicial a concederle amparo (el CGPJ tenía mayoría progresista encabezada por el Sr. Pascual Salas), terminó por quebrantar la moral del Sr. Barbero, que se retiraría de la judicatura.

by BeHappy Co.