Search
Ira de Jarrai y EGIN por un artículo en el que el columnista se refería a ellos como 'maricones de sangre'

El entorno de ETA pide ‘un toque de atención’ contra el columnista Martín Prieto (DIARIO16) y este responde difundiendo la dirección

HECHOS

El 30.08.1993 el periódico DIARIO16 publicó el artículo Madrid “Virgen María 5; 6ºA” firmado por D. José Luis Martín Prieto.

25 Agosto 1993

Maricones en Bilbao

Martín Prieto

El vídeo grabado el pasado viernes por la Policía Autónoma vasca sobre la agresión sufrida por un ertzaina desarmado en el casco viejo bilbaíno a manos de al menos veintiséis machos abertzales es providencial, demostrativo, definitivo y hasta gratificante. Por eso de que Dios es grande, en el Sinaí no murió el agente en su linchamiento, y bien librado ha salido de ésta con el peroné en la mano. Me voy a atrever a estimar que tanto odio no se habría volcado sobre un policía nacional de Badajoz o un guardia civil jienense, atrapados por la misma jauría humana. El enemigo de lo que queda de ETA no es el miserable Gobierno centralista español, sino la autonomía vasca. No es la cara de José Luis Corcuera la que aparece en las calles de Bilbao o San Sebastián enfilada por la cruz de una mira telescópica, sino la de Atutxa, su homólogo en el Gobierno vasco. El nacionalismo reclamado de la inteligencia, desde el PNV de Arzalluz hasta el Eusko Alkartasuna de Garaicoechea, no es precisamente liquidacionista de lo suyo, ni pierde ocasión de plantear la independencia de Euskadi, el hecho diferencial, el RH negativo y hasta el bacalao al pil-pi; pero haciéndolo con todos los datos encima de la mesa y desde la racionalidad se erige en el principal enemigo de estos lobos de Jarrai, la rama de los delincuentes juveniles de KAS (Koordinadora Abertzale Socialista), las Juventudes Hitlerianas de Herri Batasuna, a su vez Gestapo y SS de la central nacional-socialista que es ETA. La historia se repite con la diferencia de que los españoels somos los judíos de esta residual banda delirante ahíta ya de snagre.

Me parece uqe me paso en amabilidades sobre su calificación. Son las SA de Röhm, gentuza de tropas irregulares de choque embroncadores profesionales, pateadores proepotentes, desecho social. Mucho limpenproletariat juvenil, endogamia y circuito cerrado, casi todos maricones, alucinados y ¿por qué no? Desesperados. EN la noche de los cuchillos largos, Hitler en persona sacó a Röhm de la cama en la que yacía con un mocetón ario. Los más violentos, los más revolucionarios, tenían a la postre más interés en tomar o dar por el culo que en levantar Alemania. Mucho poteo, pocas chicas, bastante machismo homosexual, incultura, también droga, y la fácil promesa de que si no se elva el pene ni el coeficiente intelectual, ahí tienes a tu alcance la posibilidad de tener una erección en el puño o en la pata para intentar destruir a alguien. Ya se sabe: o haces el amor o acabas matando, no aceptándote a ti mismo en una sociedad tan hombruna como la vasca. A la postre, l oque necesitan estos chicos, tan masculinos, es sólo a la doctora Ochoa.

26 Agosto 1993

En Madrid, carrera de cerdos

Mikel Oiz

El titular, recogido de una célebre bilbainada, se justifica ahora con el comentario del monaguillo sociata de última hora, Martín Prieto, en DIARIO16. Tras el titular incontenido de machista hispánico del régimen precedente, ‘maricones en Bilbao’, el articulista descarga sus atavismos en un comentario sobre los agresores contra el erztaina de Bilbo, identificándolos como ‘delincuentes juveniles de KAS, las Juventudes Hitlerianas de HB, a su vez Gestapo y SS de la central nacional socialista que es ETA’. ‘Haces el amor o acabas matando, no aceptándote a ti mismo en una sociedad tan hombruna como la vasca’, matiza el tópico el mentecato.

Unanimidad sin diferenciación de colores. EL PAÍS editorializa pidiendo más caña para los jóvenes desestabilizadores. También ABC solicita mayor rigor, argumentando que la claridad de Martiarena no es más que el reflejo de un sentir generalizado en la sociedad vascongada. Y el DIARIO16 rompe una lanza por Martiarena porque ‘El ejecutivo vasco ha dado muestras de cómo se dirige una Policía Autónoma, que no se amedrenta ante las dificultades y día a día se apunta significativos éxitos en la lucha antiterrorista.

Únicamente EL MUNDO, sin dejar de apoyar a Martiarena, se desmarca un tanto de sus posición con un comentario de que ‘la justicia en Euskadi hace precisiones justas’. Para el periódico de Pedro Jota la respuesta del juez Pardo a Martiarena ‘dejan las cosas perfectamente en sus sitio”.

Mikel Oiz

30 Agosto 1993

Madrid, Virgen María 5; 6ºA

Martín Prieto

Se han terminado los toques de atención. Por lo menos a muchos no nos tocan los cojones dos jóvenes mariachis de ETA que dan una rueda de prensa para amenazar a los seres humanos, protegidos bajo la legislación que nos cobija a los españoles. Salvo cuando acontecimientos ominosos atropellan mi amplia y comprensiva conciencia civil, carezco del menor interés por usar ‘malas palabras’, que no lo serán tanto cuando todas vienen en el diccionario y la beuna gente común las usa a diario. ¡Señores: dos maricones de sangre, que no de mierda, los tales Kamio y Zubimendi, portavoces de los dobermann de Jarrai! Lamento mi escritura y derramo lágrimas sobre ella, pero, ¿cómo coño quieren ustedes que defina a una banda de veinteañeros que en cuadrilla organizada y prepotente trocan el tiro en el occipital por la patada en la nuca? Puedo escribir y no escribo, que en una gavilla de jóvenes héroes abertzales pelearon denodadamente y con gran coraje físico por defender a su pueblo de la espantosa agresión de un ertzaina tan fuerte de servicio que circulaba, prudentemente, desarmado. Puedo, pero no me da la gana ni es mi oficio el de mentir.

Estos cobardes, exentos de la más mínima testosterona, en su intolerable chulería se permiten entre otros descerebramientos darle ‘un toque de atención’ a diario tan liberal como DIARIO16o  a cualquier otro de los que se editan en España, que tanto me da. ¡A ver cómo lo explicamos: los toques de atención los daba Franco, para todos, eh, para todos; que aquí la dictadura del gallego las padecimos también los demás, y la combatimos algunos, aunque no fuéramos masivamente de Albacete! Por defender las libertades de quienes me rodean hasta he defendido, desde el adolfato, la libertad de expresarse de EGIN, ese diario que no se imprime con tinta, sino con sangre. El sector está en crisis, pero antes prefiero morirme de hambre que corregir las galeradas de ese heraldo de muerte. Un sicario me ha citado en sus páginas y, como no podía ser de otra manera, lo ha hecho con la capucha negra de un seudónimo y equivocándose de cabo a rabo hasta en las calificaciones, y amenazante desde su impunidad, como siempre. Es un honor ser malamente señalado por EGIN por otro maricón de los que ya sólo se atreven a la patada en la nuca. ¡Que digo! Este puto no es más que otro campana, los que la guerrilla sudamericana, por chisgarabís y cagapoquito, destinaban a la designación de sus víctimas. Curiosamente también eran todos de los maricones y ustedes me entienden. Yo ya me he hartado de intentar razonar con esta jauría de tomadores por el culo. Ni en el Matto Grosso, donde es imprescindible circular ‘calzado’ (al menos con un colt en la cadera), he portado un arma ni la portaré. Se terminó esa historia de tocarnos la atención. Si no les importa, tóquenles la atención ustedes a ese miserable segmento de la voluntad del admirable pueblo vasco, que se merece cualquier cosa menos su vileza criminal.

Pero los toques de atención ya sabemos todos por experiencia en qué consisten, vayánselos metiendo por donde sin la menor de las dudas les cabe: por el culo. Estoy donde titulo. Casado con una infame extranjera que cura los cánceres de los niños vascos. Ya he escrito que no porto armas. El portero está de vacaciones. Me acabo de duchar y entre las piernas me cuelga lo que no tienen ustedes.

Se terminó el miedo. Me importa un carajo la vela que no vengan de uno en uno, como acostumbran, y ya que tanto pretenden inútilmente serlo, librar de macho a macho. Como maricones de mierda y de sangre tal les espero. Pero el miedo se terminó. ¡Ya está bien de ‘toques chorreantes de atención’, que hemos tenido demasiados! La consigna de los pilotos que defendieron Inglaterra durante el avance hitleriano: ‘Hay que tenerle miedo al miedo’. ¿Qué necesita EGIN, mi foto? Ahí va con el artículo. ¿A ver si hay cojones para sacarme el pecho? A estos bujarrones, e inculados, hasta les pago el viaje a Madrid para que me vengan a visitar y van a acabar regresando corriendo por la carretera hasta Bilbao: seguro que no les gusto.

02 Septiembre 1993

Martín Prieto y el ex de DIARIO16

DIARIO16 (Director: José Luis Gutiérrez)

Siguen llegando, cuando aún no se han apagado los ecos de sus escritos, cientos de testimonios de solidaridad con Martín Prieto y los carteros no dan abasto acarreando sacas. Hay una especialmente reseñable: la de la Asociación de la Prensa de Madrid, que en un comunicado difundido ayer, apoya públicamente a nuestro columnista. Y, mientras tanto, el articulista de EGIN que escribe bajo seudónimo, ha continuado con sus injustos dicterios contra nuestro columnista. Este anónimo articulista resultado que no lo es tanto y, aunque a veces critica a este periódico, seguramente no olvida sus muchos años de corresponsal del mismo, en el que aprendió bastante y al que aportó en su momento algunas historias de gran impacto periodístico, que todo hay que decirlo. A este ex de DIARIO16 sin embargo, no le gustan las columnas de Martín Prieto y seguramente las de muchos otros.

03 Abril 1995

Martín Prieto

Manuel Vázquez Montalbán

Si ni siquiera nos merecemos morir de muerte natural, mucho menos de un tiro en la nuca o de un bombazo. No, no dedico esta columna a Martín Prieto porque se merezca menos las amenazas de ETA que cualquier otro, sino porque le conozco y me plantea el absurdo de que él, precisamente él, haya sido amenazado de muerte, esa negación obscena y reaccionaria que se nos mete o nos. meten dentro como un anticuerpo absoluto. Él, que ha demostrado tanta ira camusiana contra ETA como irritación moral cuando contra ETA se ha jugado sucio, desde esa total suciedad del Estado que deviene en Estado delincuente.Ira camusiana contra ETA porque Martín Prieto se ha puesto en la piel de un número de la Guardia Civil o de cualquier miembro de su familia en el momento de volar por los aires y ha pensado lo mismo que Camus sobre las causas que pudieran matar a su madre. Pero cuando han aparecido etarras muertos tras “hábiles interrogatorios”, Martín Prieto ha permanecido en la coherencia democrática, en contra de la ley del silencio dictada desde las cloacas del sistema. Si hay un periodista coherente hasta en sus indignaciones desmesuradas, ese periodista se llama Martín Prieto, el excepcional cronista de los juicios del 23-F, el fundamental relator de las secuelas de la “solución final” aplicada por el Imperio a la izquierda del Cono Sur latinoamericano, el implacable retransmisor deportivo del morir de éxito del felipismo.

Las causas nacional populares tienen un sentido hasta que dejan de tenerlo, y si se confirma que una pistola abertzale apunta a la nuca de Martín Prieto, se habrá comprobado una vez más que ETA no sabe que no sabe lo que quiere. Porque no irán a secuestrarle. No tiene un peso y le basta un palmo cuadrado de zulo para reconstruir el territorio de su ensimismada libertad.

by BeHappy Co.