Search
La guerrilla narcoterrorista y secuestradora pierde a su dirigente más popular

El Gobierno de Colombia presidido por Juan Manuel Santos asesta un golpe mortal a las FARC liquidando a Mono Jojoy

HECHOS

  • El 23.09.2010 el Gobierno de Colombia presidido por Juan Manuel Santos anunció que el ejército colombiano había abatido a Julio Pérez Rojas, apodado «Jorge Briceño» o ‘Mono Jojoy’, dirigente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

24 Septiembre 2010

El rostro más cruel de las FARC

Salud Hernández Mora

A Alan Jara, uno de los políticos que permaneció siete años secuestrado, le causó un tremendo impacto «la mirada fría, de desprecio por la vida», del Mono Jojoy el día que le conoció junto a otros rehenes. «Él nos condena a cadena perpetua, nos dice que vamos a estar allá de manera indefinida, con una frialdad impresionante», recordaba ayer.

Pero esa actitud de despiadado criminal, su prontuario interminable, su espíritu guerrero que hizo que en Colombia se convirtiera en el símbolo por excelencia de la barbarie terrorista, es lo que admiraba la tropa guerrillera, que le veneraba, también, por su aura de invencible, de guerrero capaz de esquivar la muerte por ser un buen estratega militar.

Tenía sesenta y dos órdenes de captura y cinco condenas, en su mayoría por homicidio múltiple, terrorismo y secuestro. Estados Unidos le pidió en extradición por narcotráfico y el Gobierno de Santos ofrecía por su cabeza dos millones y medio de dólares. «Se encargó de crear una leyenda de sí mismo. Decía que nació en la guerrilla, alardeaba de que su vida eran las FARC y no tenía ninguna otra misión», recuerda María Alejandra Villamizar, una periodista que le conoció muy bien.

Vino al mundo en Cabrera, un pueblo de Cundinamarca cercano a Bogotá, en 1953, hijo de una de las primeras mujeres que perteneció a las FARC. En 1975 ingresa a la banda terrorista como guerrillero raso y desde el primer día inicia una carrera ascendente que le llevaría a la cima de su organización. Integrante del Secretariado, órgano de gobierno que maneja con mano de hierro la banda, y jefe militar de las FARC. Afirmaba que su apodo lo tomó de un gusano,denonimado, Jojoy, que le gustaba mucho.

Casi siempre actuó dentro del Bloque Oriental, que él convirtió en el más potente de la organización armada y que ahora comanda su hermano, alias Grannobles.

Era el líder de mayor carisma, el más cercano al desaparecido fundador de las FARC, Manuel Marulanda, que siempre le protegió, como lo hizo Jacobo Arenas, otro comandante histórico también fallecido, y eso le generaba un inmenso respeto entre sus compañeros.

Su nombre siempre sonó para ser el jefe máximo de las FARC, posición que le ganó Alfonso Cano. Los guerrilleros desmovilizados que estuvieron a sus órdenes le recuerdan como un jefe implacable y severo con quienes cometían faltas de indisciplina, y las autoridades le catalogaron como uno de los más radicales y violentos.

Simpático, dicharachero, tenía gran carisma y un poder de seducción con la tropa que lograba que le siguieran de forma ciega. Se hizo tristemente popular en el país durante el proceso de paz con el gobierno de Andrés Pastrana.

Sus intervenciones casi nunca fueron para hablar de paz sino de guerra. Él fue quien anunció que llevarían el conflicto armado a las ciudades; quien dio la noticia de un «nuevo impuesto» -el 02- que deberían pagar las empresas y las personas adineradas, algo que a la larga se convirtió en una pesadilla para cientos de miles de combinados; el que aparecía en un vídeo con medio centenar de secuestrados, hablando con un cinismo aterrador.

En las últimas etapas de su vida le atormentaba la diabetes que padecía. Al estar sometido a una persecución interminable, las 24 horas del día, debía estar siempre preparado para la huída, escapando por unas montañas selváticas frondosas.

Al parecer tenía una compañera y más de un hijo. Con el Mono cayó Romaña, quien era otro comandante muy querido por la tropa y quien, según cuentan, estaría unido a una hija de su jefe. La desaparición del Mono deja huérfano de líderes con verdadero carisma a las FARC.

by BeHappy Co.