Search
El presidente de la Caja durante la etapa socialista se mantendrá en principio durante el primer mandato del PP

El Partido Popular mantiene, por sorpresa, a Jaime Terceiro al frente de Caja Madrid y coloca a Blesa y Esperanza Aguirre en el Consejo

HECHOS

El 24.10.1995 la Asamblea de Madrid seleccionó a los once Consejeros de Administración que le correspondían, incluyendo a D. Jaime Terceiro entre los consejeros a propuesta del PP.

PRINCIPALES CONSEJEROS DE CAJA MADRID DESIGNADOS EN 1995

jaime_terceiro D. Jaime Terceiro – PRESIDENTE (A propuesta del PP)

Blesa D. Miguel Blesa (A propuesta del PP) – Considerado amigo personal del Presidente del PP D José María Aznar.

Aguirre_concejala Dña. Esperanza Aguirre (A propuesta del PP) – Concejala en el Ayuntamiento de Madrid procedente del Partido Liberal, de confianza del Sr. Álvarez del Manzano.

consejero_romerodetejada D. Ricardo Romero de Tejada (A propuesta del PP) – Secretario General del PP madrileño, de confianza de D. Rodrigo Rato.

Consejero_recarte2 D. Alberto Recarte (A propuesta del PP)

consejero_ignacio echevarría D. J. Ignacio Echevarría (A propuesta del PP)

ramon_espinar D. Antonio Romero (A propuesta del PSOE) – Hombre de confianza de D. Joaquín Leguina en la FSM.

consejero_AntonioRomero D. Antonio Romero (A propuesta del PSOE) – Nueva generación del «sector guerrista» de la FSM.

consejero_josecaballero D. José Caballero (A propuesta del PSOE) – Alcalde de Alcobendas, cabeza visible del ‘cinturón rojo’ de alcaldes socialistas.

consejero_moralSantin D. José Antonio Moral Santín (A propuesta de Izquierda Unida) – Ex presidente de TELEMADRID, procedente del sector pro-soviético de D. Ángel Pérez.

 

25 Octubre 1995

La Caja de Madrid

Manuel Martín Ferrand

¿Por qué el PP ha decidido la reelección de Terceiro? Es un mal gestor, como ya acreditó su breve antecedente en el Banco Hipotecario.

Ayer la prensa, casi siempre favorable a Caja Madrid, destacaba con gran énfasis que la institución ha mejorado sus beneficios en el tercer trimestre del año un 6,20 por 100 con respecto al mismo período del año anterior. Coincidía la noticia, curiosamente, con la de renovación de once de los veinte miembros de su Consejo de Administración. Son los once consejeros políticos de la entidad que se complementan con los nueve que representan (?) a clientes y empleados.

La generosidad del PP ha sido grande. Ha gastado, incluso, uno de sus asientos en el Consejo para hacer consejero a Terceiro, originalmente hombre de José Borrell, de quien se dice que utiliza la Caja como ‘vertedero’ y, en cualquier caso, como gran oficina de colocación para sus conmilitones y colaboradores en Hacienda y el MOPTMA.

Caja Madrid, que se nos vende como un gran éxito de funcionamiento y gestión, no deja de ser una entidad dudosa. En el primer semestre de este año, último periodo del que se dispone de datos fiables, no ha cubierto ninguno de sus objetivos. Ni en depósitos, comisiones, morosidad o margen de explotación. Las últimas iniciativas de Terceiro no pueden ser calificadas de aciertos. Actuaciones inmobiliarias, como las de la Diagonal de Barcelona o las de Castellana-María de Molina en Madrid, comprometen los resultados de la entidad tanto como la compra del Banco de Crédito y Ahorro al BBV y ello sin remontarse a la catástrofe que significa la Corporación FInanciera. ¿Por qué las crecientes campañas de consagración de Terceiro como un gran profesional de la actividad financiera? Terceiro es un hombre encantador, un ilustre catedrático y un mal gestor, como ya acreditó su breve antecedente en el Banco Hipotecario.

¿Por qué el PP ha decidido la reelección de Terceiro? Ésos son los misterios de la política. Ruiz Gallardón, tan celoso de su independencia, cedió la elección a la calle Génova (su consejero Beteta no llevó ningún candidato a la reunión preparatoria de la ‘guerra de las cajas’) y Martín Villa, gran muñidor de contradicciones, se salió con la suya. ¿Quién ha engañado a quién? Quede la incógnita para dentro de un tiempo, pero quede también la constancia de que Ruiz Gallardón y/o el PP han desperdiciado una gran oportunidad para abrir un melón ya maduro.

Las cajas, más de la mitad del sistema financiero español, están necesitando un gran zarandeo que las aporte claridad y salud. Algo imprescindible en instituciones que son de todos a base de no ser de nadie. El continuismo  la perpetuación de los vicios viejos – es el peor entre todos los caminos posibles. ¿Para cuándo la gran reforma de las cajas?

Manuel Martín Ferrand

09 Octubre 1995

Caudillos sobre estómagos agradecidos

Jesús Cacho

Todos de acuerdo en torno a Terceiro, como una piña, es el consenso de los estómagos agradecidos, y es que en Caja Madrid hay prebendas para dar y tomar, empezando por Izquierda Unida, ¿se ha preguntado el amigo Anguita la razón del entusiasmo que despliega Moral Santín (IU) en defensa de Terceiro? ¿Tendrá algo que ver la influencia en Santín de José Luis Acero (IU), y sus negocios colaterales?

¡Jaime, colócanos a todos…! Es el grito de guerra que puebla Madrid, la súplica que corre por las aceras de este decorado cartón piedra, de este escenario vacío de contenido que es España, garito de vividores, hospicio de hampones. Se admiraba días atrás el sagaz Trevijano de «la insospechada capacidad de encaje» del pueblo español para recibir hostias sin rechistar, para aceptar resignadamente las ofensas de sus gobernantes, y yo creo que no hay novedad, señora baronesa, ningún misterio, que todo es resultado de aquel gigantesco y colectivo corte testicular que el general Franco realizó sin anestesia sobre este pueblo a partir del 36.

Desde entonces la capacidad de aguante de Juan Español se acerca al infinito. No es paciencia, ni tolerancia. Es simple miedo. Pura sumisión. Este es el reino del miedo, donde cada quisque trata de sobrevivir con el favor del de arriba, a la sombra del notable, rindiendo pleitesía al poderoso, siempre con la ley del mínimo esfuerzo, siempre de espaldas al trabajo bien hecho, esa revolución pendiente que reclama en su magnífico último libro Ramón Tamames. «Todos roban, todos mienten, todos trampean», se quejaba ya el Guzmán de Alfarache, «ninguno cumple con lo que debe, y lo peor es que se precian dello».

Miedo por doquier. Miedo a protestar, a significarse, a abrir la boca. Las cosas se hablan en privado y luego se pinta en público un cínico pastel a lo Van Gogh, pleno de colorido, el caso es no mojarse, miedo por arriba y por abajo, miedo en el PP, miedo a contarle la verdad al país, a perder votos. Miedo a Felipe. Felipe es el Tyson que tiene al aspirante MacNealy Aznar sobre la lona, magullado, aturdido, sin ganas de levantarse, y cuando el «manager» Rato le susurra desde una esquina del cuadrilátero, ¡José Mari, José Mari, voy a tirar la toalla!, José Mari le mira imposible, los párpados hinchados, la mirada vidriosa, y le dice, tartaja, no, Rodrigo, no se la tires, mejor se la das en la mano, no se vaya a enfadar…

Sobre el miedo cabalgan caudillos de diverso pelaje montados a la grupa de miles y miles de estómagos agradecidos. Es la regla de oro, repartir favores, ¡Jaime, colócanos a todos! Y ya tenemos a Jaime Terceiro de presidente de Caja Madrid para los próximos años, por unanimidad, loado sea el consenso, filosofía de Reino capón, gracias al miedo, la indefinición y la ausencia de soluciones políticas del Partido Popular.

Lo decía el otro día un líder empresarial: el PP es un desván repleto de socialdemócratas acomplejados. El caso es que tras idas y vueltas sin cuento, la partera de Génova ha dado a luz un monstruo para Caja Madrid, una solución que sólo se puede explicar en el clima de corrupción colectiva, en la pérdida de resortes éticos en que vive inmersa esta sociedad, todos de acuerdo en torno a Terceiro, como una piña, es el consenso de los estómagos agradecidos, y es que en Caja Madrid hay prebendas para dar y tomar, empezando por Izquierda Unida, ¿se ha preguntado el amigo Anguita la razón del entusiasmo que despliega Moral Santín (IU) en defensa de Terceiro? ¿Tendrá algo que ver la influencia en Santín de José Luis Acero (IU), y sus negocios colaterales?

En fin, la Caja da para mucho, da para casi todo, ¡Jaime, colócanos a todos! Esto es un aviso a navegantes, los votantes del PP ya saben lo que se van a encontrar con un Gobierno Aznar, nadie se llame a engaño, nada por aquí, nada por allá, quizá menos corrupción, a la fuerza ahorcan, pero el mismo país del consenso, del chanchullo, del hoy por tí mañana por mí… El mismo país reñido con la modernidad, la igualdad de oportunidades, y el respeto a la Ley.

Gallardón se escapa del redil de Génova 13

Vivan las caenas. En la calle Génova no tienen tiempo de pensar en soluciones, tan emocionados están celebrando el éxito histórico que supone meter a la derecha agreste y montaraz en un mismo redil, el redil de Génova, que no se han dado cuenta de que uno de sus coroneles cabalga ya montura propia, se desmanda lejos de la manada, Gallardón cara de niño grandón, pastor lusitano aspirante a Taifa propio. Los chicos de Aznar están verdes, tan verdes que caen en trampas como la que el editor José Luis Domínguez le había tendido a Miguel Blesa, el amigo de Aznar, alguien le quitó la venda, cierto, pero los «peperos» son como los niños cantores de Viena, no necesitan ni partitura.

Un país plagado de caudillos dispuestos a cabalgar sobre el dinero, el voto, y la voluntad ajena. ¿Quién nos librará de esta plaga? De los intereses de Caja Madrid nadie se preocupa. El interés de las Cajas debería descansar sobre una presidencia política, no ejecutiva, no retribuida (amén de Visa, dietas y otras gabelas), con duración no superior a los ocho años, y un director general ejecutivo no político, no sometido a las presiones de la política. Todo el mundo sabe, empezando por el Banco de España, que no hay más salida democrática y racional que esa, pero Almunia, Martín Villa y Moral Sentín se las ingeniaron hace un par de años, con Terceiro en la trastienda, para hacer justo lo contrario.

Terceiro en Caja Madrid quizá de por vida, como en los tiempos de Franco, cerca del PSOE, primero, ahora del PP, «c’ est la vie», ¿qué se hizo de Braulio Medel? ¿Qué ha hecho la hermosa Celia Villalobos, la heroína progre de la tele de Hermida, con el pájaro de Unicaja? Pues mirar para otro lado e irse a tomar finos con Teófila Martínez a Cádiz, y Medel tan campante.

Jesús Cacho

by BeHappy Co.