Search

El terrorista de los GRAPO, Juan Carlos Delgado de Codes muere abatido por la brigada policial del comisario Roberto Conesa

HECHOS

  • Juan Carlos Delgado de Codes murió abatido por un disparo en Madrid el 20 de abril de 1979

22 Abril 1979

Un hombre, un terrorista, un testigo

EL PAÍS (Director: Juan Luis Cebrián Echarri)

AUNQUE SIN duda siempre es una buena noticia un triunfo policial en la lucha contra el terrorismo, nunca lo es, en cambio, la muerte de un hombre, y mucho menos en las oscuras circunstancias en las que ha sucedido la del dirigente de los GRAPO Delgado de Codes. Al margen cualquier tipo de razonamientos sobre el derecho de la sociedad a defenderse de la delincuencia y los métodos que puede y debe emplear para ello, merece hoy la pena una reflexión sobre las consecuencias de que Delgado de Codes ya no pueda hablar.Su muerte, sin duda fruto de la propia vida de violencia que él había elegido, no puede, sin embargo, ser más inoportuna para la Justicia y para. la cada día más difícil reconstrucción de las tramas terroristas tejidas sobre nuestro país en los años de la transición política.

Delgado de Codes, supuesto hombre clave de esa organización terrorista a la que muchos suponen entreverada de confidentes, revolucionarios utópicos y profesionales de la intoxicación política, debería haber podido hablar ante los jueces y sus taquígrafos sobre el rocambolesco secuestro y liberación de los señores Oriol y Villaescusa. Quien desmentía en carta abierta a la prensa (Informaciones, 8-VIII-78) la acusación policial que le atribuía el atentado contra los dos altos militares asesinados el 20 de julio de aquel año ha encontrado un final silencioso, como salido de la pluma de Greene o Le Carre: de un solo disparo de trayectoria inverosímil, en una celada que, al parecer, hizo inevitable el uso de las armas, con una ambulancia aparcada de casualidad en las proximidades, la noticia de su muerte «congelada» durante más de dos horas, y una nota oficial de la policía sobre los hechos en muchas casas contradictoria con las versiones de testigos presenciales.

La lucha contra el terrorismo es, obviamente, Una cuestión prioritaria de Gobierno y que necesita -en contra de sospechosos criterios- grandes dosis de información y de procesos públicos que arrojen alguna luz sobre quién mueve o deja mover los hilos de un terrorismo de la tipología del que practican los GRAPO. Y eso es tarea que en un primer escalón corresponde a un equipo policial con la suficiente capacidad profesional corno para detener a quienes tienen mucho que explicar, y sentarlos intactos, y con pruebas contra ellos, ante los estrados de los tribunales. Los hombres del comisario Conesa han abatido a tiros a un terrorista. Con él ha muerto un enemigo de la sociedad. También un testigo valioso.

22 Abril 1979

DECLARACIÓN DE LA COMISIÓN POLÍTICA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCE(r)

Nuestro querido camarada y actual máximo dirigente del Partido, Juan Carlos Delgado de Códex, ha sido asesinado.

Una vez más el régimen, con la complicidad de la oposición domesticada, ha puesto de relieve su catadura criminal y sus siniestros planes para seguir ahogando en sangre la resistencia de nuestro pueblo.

Este asesinato, al igual que el del dirigente de ETA Argala, forma parte de la política nazi-terrorista del régimen, encaminada a detener el poderoso movimiento de resistencia que se levanta contra él y que se extiende y fortalece en todos los pueblos de España. Este asesinato y los ataques desesperados del régimen contra nuestro Partido son consecuencia del arraigo creciente de nuestra política y actividad entre las masas obreras y populares. Por ello el Gobierno se ha visto obligado a iniciar esta política de crímenes en vista del fracaso en sus intentos de aislarnos de las masas, con la persecución policial más feroz, la calumnia y la desinformación; pero, se equivocan si piensan que eliminando a nuestros dirigentes van a destruir al Partido y el movimiento de resistencia.

Desde que la oligarquía comenzó su reforma política, con el fin de enmascarar su verdadera esencia fascista, explotadora y asesina con la ayuda de los partidos reformistas, ha ido sufriendo fracaso tras fracaso en su afán de engañar a las masas; el boicot tan rotundo a las últimas farsas electorales viene a sumir al régimen y sus lacayos en el aislamiento más completo. De ahí que el recurso al terrorismo indiscriminado apoyado en las leyes salidas de las Cortes no sea otra cosa que la respuesta al boicot y a la resistencia del pueblo.

Las masas ante esta política terrorista y la intensa explotación que sufren no cesan de hacerle frente. Las oleadas de huelgas, el rechazo de los cauces conciliadores, el empleo de nuevos métodos de resistencia como el sabotaje y el escarmiento de esquiroles y empresarios, así como la simpatía y colaboración creciente con los revolucionarios que se encuentran tanto en la calle como en las cárceles son algunos ejemplos que corroboran la justeza de nuestra línea política y afianza su enraizamiento entre las masas de los pueblos de España.

La nueva investidura del falangista Suárez como presidente del Gobierno, impuesta por la oligarquía junto con la formación del nuevo gabinete y la entrada en el mismo en puestos claves de militares de conocida catadura asesina como el civilón Ibáñez Freire, significa que la oligarquía y el Ejército tratan de centralizar sus fuerzas para hacer frente al movimiento revolucionario del que destaca como punta de lanza la guerrilla popular y al mismo tiempo preparan la entrada de España en organizaciones agresivas e imperialistas como la OTAN, el nombramiento de un empresario para el ministerio de defensa responde a estos objetivos, encaminados a adecuar y potenciar la industria armamentista militar a las necesidades de la OTAN.

Ante esta situación, hacemos un llamamiento a la clase obrera y demás sectores populares, a incrementar la resistencia con luchas de todo tipo, a unirse al Partido, incorporarse y colaborar con la guerrilla armada popular, luchar por la liberación de los presos políticos y a fortalecer la unidad de todas las fuerzas enfrentadas al fascismo, poniendo como objetivo el programa de los Cinco Puntos aprobado por el Comité de Enlace de las organizaciones GRAPO, Socorro Rojo, ODEA, UJA, Pueblo y Cultura y PCE(r).

¡SIGAMOS EL EJEMPLO DEL CAMARADA DELGADO DE CODEX!
¡MUERTE AL FASCISMO Y AL MONOPOLISMO!
¡VIVA EL MOVIMIENTO DE RESISTENCIA!
¡VIVA LA REPUBLICA POPULAR!
by BeHappy Co.