Search
El diario ABC sale en defensa de los responsables de Interior diciendo que atacarles puede dar 'satisfacción' a ETA y Herri Batasuna

Estalla el caso ‘Fondos Reservados’. EL MUNDO desvela que importantes figuras del Estado cobraron sobresueldos

HECHOS

El 9.03.1994 el diario EL MUNDO inició un serial de los Sres. Rubio y Cerdán sobre los sobresueldos de los principales dirigentes en la lucha antiterrorista encabezados por D. Rafael Vera.

El equipo de sabuesos de EL MUNDO, que se había dejado adelantar por DIARIO16 en la denuncia del caso Roldán (donde los precursores fueron los investigaciones liderados por el Sr. Irujo bajo la batuta de D. José Luis Gutiérrez), no tardó en sumarse a la investigación: El 9 de marzo de 1994 don Antonio Rubio y don Manuel Cerdán – considerado como el mejor equipo de periodistas de investigación de España en aquel momento – publicaba en su portada que durante los mandatos del Sr. Barrionuevo y el Sr. Corcuera multitud de altos cargos de Interior habían pillado pasta de los Fondos Reservados y el Sr. Roldán era el primero de ellos.

LAS CARAS DEL CASO ‘FONDOS RESERVADOS’

LOS PERIODISTAS

cerdan_rubio Los periodistas de investigación de EL MUNDO, D. Manuel Cerdán y D. Antonio Rubio lograron fueron quienes publicaron la información relativa a ‘los fondos reservados’ según la cual D. Luis Roldán no era el único que se había apropiado de ‘fondos reservados’, sino también otros altos dirigentes de la cúpula de Interior. La principal fuente de los Sres. Cerdán y Rubio era el comisario Villarejo, que trabajaba para Interior desde un sector enfrentado a la cúpula del CESID que representaba el General Manglano.

LOS POLÍTICOS ACUSADOS

rafael_Veracolorado D. Rafael Vera, Secretario de Estado de DEfensa y el Sr. Rodríguez Colorado, ex director general de la Policía, era dos de los principales dirigentes del PSOE  que – según EL MUNDO – se había apropiado de fondos públicos.

EL PSOE DEFIENDE

Corcuera1994 D. José Luis Corcuera, ex ministro de Interior durante cuyo mandato se produjeron aquellas entregas de dinero, defendió el uso de ‘los Fondos Reservados’ para gratificar a aquellas personas que se habían jugado la vida en la lucha contra el terrorismo.

PARTIDO POPULAR E IZQUIERDA UNIDA HACEN PINZA CONTRA EL PSOE

Cascos_1994RosaAguilar_AntonioRomero En sendas ruedas de prensa el secretario general del PP, D. Francisco Álvarez Cascos y los dirigentes de Izquierda Unida, Dña. Rosa Aguilar y D. Antonio Romero, pidieron responsabilidades al Gobierno e incluso la dimisión del presidente D. Felipe González, a quien consideraban responsables último de un nuevo caso de corrupción.

LOS DIPUTADOS JUECES DEL PSOE PIDEN A SUS COMPAÑEROS EXPLICACIONES

Garzón_Ventura Los diputados del PSOE, D. Baltasar Garzón y D. Ventura Pérez Mariño, ambos jueces, se saltaron la habitual disciplina de silencio o apoyo en el partido para pedir a sus compañeros de escaño que dieran las explicaciones pertinentes para aclarar el caos ‘Fondos Reservados’.

Tras el estallido del ‘caso Fondos Reservados’ el Congreso de los Diputados decidió abrir una Comisión de Investigación sobre los fondos del ministerio de Interior: “Después de trabajar duramente y jugarme el pellejo durante siete años, bien es cierto que no menos que otros muchos, se me tacha de delincuente” protestó el Sr. Roldán ante la comisión.

En la misma, el Sr. Roldán aseguró que la campaña en su contra se debía a un dossier falso que habían elaborado los agentes de la UCIFA (Unidad Antidroga, encarcelados por el juez Garzón por pagar con droga a confidentes) en venganza por haberlos dejado tirado. En la comisión también comparecieron los ex ministros Sr. Corcuera y Sr. Barrionuevo que no tenían claro si defender a su compañero “El Roldán que yo he conocido no tiene nada que ver con el Roldán que veo reflejado en los periòdicos” dijo el Sr. Barrionuevo. Cuando durante la comisión salió un diputado del PNV preguntó sobre el patrimonio del coronel Rodríguez Galindo, jefe de la lucha contra ETA en Euskadi, el Sr. Barrionuevo respondió pidiendo que no se involucrara a personas comprometidas con la lucha antiterrorista y le dedico todo tipo de elogios que llevaron a un diputado del PP a comentar “una defensa como esa no la había oído yo nunca en esta Cámara”.

El ABC no se suma a la campaña por los ‘Fondos Reservados’ para no seguir el juego a Herri Batasuna

Fondos_reservados

El periódico que no tenía ninguna intención en unirse a la campaña sobre los “Fondos Reservados” era el ABC que pese a ser anti-socialista no compartía que sus amigos de DIARIO16 y EL MUNDO estubieran apuntando directamente a la cúpula antiterrorista de España. En su portada del 14 de marzo de 1994 el Sr. Anson deja clara su opinión al respecto: atacar a la cúpula antiterrorista sólo beneficia a los terroristas.

En lo que respecta al Imperio, el Grupo PRISA que comprobaba como nuevamente los periódicos de El Sindicato tenían una gran exclusiva de la que se veían obligados a hacerse eco porque decidía la agenda política de la temporada, no tenía ninguna intención de defender al Gobierno, de hecho los editoriales de EL PAÍS, para entonces ya dirigido por don Jesús Ceberio, solicitaron editorialmente una investigación sobre el uso de esos fondos. Lo que sí iba a hacer es arremeter contra los periodistas críticos con el Gobierno. El mejor ejemplo es el presentador de ANTENA 3 TV don José María Carrascal, el histório corresponsal se había hecho famoso sus comentarios en su edición de la una de la madrugada. El Sr. Carrascal dirigió varios ataques al Gobierno en relación al “caso Roldán”.

zap_A3carrascal El presentador de ANTENA 3 TV hizo enérgicos alegatos contra el Gobierno del PSOE tras conocerse el estallido del caso Fondos reservados.

La campaña del Sr. Carrascal motivó un artículo de EL PAÍS (24-4-1994) en tono irónico en su contra titulado “El apocalipsis según Carrascal”.

Carrascal ya puede dedicarse noche tras noche a esplicar su visión de la realidad fácilmente resumible en el siguiente tema: “todo está fatal en el mundo en general y en España en particular” (…) Carrascal es muy consciente de que el PSOE tiene la culpa de todo. (…) Todo parece indicar que Luis Roldán era un chorizo de cuidado. (…) en la mejor tradición del NODO (…) Carrascal no puede evitar terminar zurrando un poco al PSOE, a Felipe González y a su bestia negra particular de los últimos días, Luis Roldán. Con la satisfacción del deber cumplido se despide. Volverá el lunes a explicarnos que, aunque él hace lo posible por evitarlo, es evidente que caminamos lenta pero inexorablemente hacia el desastre. (D. Ramón de España, EL PAÍS, 24-4-1994)

Leña desde la COPE:

La figura mediática que más se lanzó al cuello de D. Rafael Vera por el ‘caso Fondos Reservados’ fue Dña. Encarna Sánchez desde su programa ‘Directamente Encarna’, que dio máximo eco a las investigaciones contra el Sr. Vera, en particular a las fincas de algunos de su familiares obtenidos con un dinero cuyo origen no estaba claro. El Sr. Vera se querellaría contra ella.

Condenas judiciales:

El caso Fondos Reservados sería condenado por la Audiencia Provincial en 2002 y ratificado por el Tribunal Supremo años después, verificando así las informaciones.


10 Marzo 1994

Fondos de bolsillo

EL PAÍS (Director: Jesús Ceberio)

La disposición por parte del aparato estatal de fondos reservados -no sometidos a control institucional- es una práctica que no por estar generalizada en todo el mundo deja de resultar inquietante. El caso Amedo convirtió casi en certidumbre la sospecha de que tales fondos pudieron ser destinados a financiar actividades no ya irregulares, sino delictivas. Su supuesta utilización para pagar sobresueldos a los encargados de administrarlos convertiría a los fondos reservados, además, en tapadera de la corrupción. La desconfianza no sólo estaría justificada, sino que obligaría a reconsiderar su existencia o, como mínimo, a reforzar drásticamente las garantías necesarias para considerarlos compatibles con el Estado de derecho.Cualquier utilización de dineros públicos para fines privados repugna la conciencia cívica, pero hacerlo al amparo de la confianza especial que supone la existencia de fondos reservados supone una vileza añadida. Por el ventajismo que implica aprovechar en beneficio propio esa especial confianza concedida a los encargados de administrarlos, y por lo que tiene de burla directa al Parlamento: si éste renuncia al control estricto de esos fondos es precisamente bajo la presunción de que serán destinados a los fines para los que son librados. No hacerlo así supone romper el pacto de confianza que justifica su existencia.

El que fue ministro del Interior entre 1988 y 1993, José Luis Corcuera, ha negado que esa práctica se realizara «periódicamente», si bien ha admitido que ocasionalmente dichos fondos han podido servir para gratificar a algún mando policial por su esfuerzo y dedicación a la lucha contra el terrorismo. De entrada, hay que rechazar que tales fondos puedan servir para compensar esfuerzos y riesgos personales en la lucha antiterrorista, para lo que ya existen las correspondientes partidas presupuestarias. ¿Cómo se va a justificar que el Gobierno pague a funcionarios públicos con fondos fiscalmente opacos?

Precisamente porque los fondos reservados lo son por decisión parlamentaria, las Cortes están legitimadas para investigar su posible mal uso, e incluso para modificar su excepcional régimen presupuestarlo. No existe, pues, obstáculo para que la Comision Roldán investigue los fondos reservados destinados a la Guardia Civil, e incluso podría ser habilitada para investigar los de Interior en su conjunto. El Partido Popular e Izquierda Unida cumplieron con su deber al sollcitar ayer una investigación parlamentaria, bien a través de la propia Comisión Roldán, como parece razonable, bien de otra constituida al efecto.

En contra de lo que a veces parece darse a entender, la normativa aplicable a los fondos reservados (entre otras, la resolución de la Dirección General de Presupuestos de 15 de marzo de 1985) no deja fuera de cualquier control el uso de tales fondos. Lo que establece, dado el carácter y naturaleza de las actividades a que son destinados, es que su régimen de justificación sea distinto del que rige para los gastos ordinarios del Estado, y atribuye al titular del departamento que dispone de estas cantidades (Interior, Defensa, Justicia y Exteriores) la responsabilidad de acreditar que se dedican a los fines para los que son libradas por el poder legistativo.

Corresponde a los ministros de Interior y al anterior secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, a cuyo departamento se destinó la mayoría de los casi mil millones de fondos reservados asignados a Interior, acreditar que no han sido utilizados en beneficio personal de nadie, aunque sea en nombre de la lucha antiterrorista. En el juicio sobre el caso Amedo, Vera manifestó que existía una contabilidad de los fondos reservados, que llevaba personalmente, y aseguró que «con los controles que existen sobre el funcionamiento de tales fondos, que son muy estrictos, es muy dificil desviarlos para cosas ajenas a la seguridad del Estado». Si es así, el Parlamento debe poder clarificar que tales fondos no son una especie de cheque en blanco en manos de aprovechados y desaprensivos.

Si ni siquiera hay garantías de que los encargados de gestionarlos no van a metérselos al bolsillo al amparo del secreto que los cubre, los ciudadanos, y en su nombre los diputados, tendrán que negar al Gobierno autorización para disponer de esos fondos.

14 Marzo 1994

Satisfacción en ETA y HB por la campaña sobre los Fondos Reservados

ABC (Director: Luis María Anson)

Un Estado de Derecho, sobre todo cuando está acosado por una tenaz banda terrorista, no puede luchar con eficacia si el Ministerio del Interior no dispone de fondos reservados para combatir a los que pugnan por quebrar violentamente el orden social reinante. En los Presupuestos de Inglaterra, Francia e Italia figuran correspondientes partidas de fondos reservados. En Alemania, una parte de los fondos reservados incluso escapa al control parlamentario. Naturalmente, esos fondos deben asignarse escrupulosamente a los fines para los que han sido asignados y es responsabilidad del presidente del Gobierno y el ministro del Interior asegurarse de su correcta aplicación, debiéndose investigar hasta el fondo si se produce alguna irregularidad. La actual campaña sobre los fondos reservados, que está bien justificada por presuntas irregularidades, tiene el riesgo de que las cosas se saquen de quicio y se cuestionen esos fondos, lo que sólo beneficiaría a los terroristas. ETA y HB están atizando por todos los medios a su alcance la campaña, puesto que si se quebranta la credibilidad de los mandos de la Guardia Civil y de la Policía, si se suprimieran los fondos reservados o se hiciera transparente su utilización, los principales favorecidos serían los pistoleros y terroristas. Los corresponsales de ABC en el País Vasco pudieron detectar ayer la satisfacción que existe en medios cercanos a HB y ETA ante la extensión de la campaña sobre los fondos reservados. Antonio Asunción ha dicho a nuestro periódico «tampoco el PP podría gobernar sin fondos reservados, aunque hay que asegurar siempre su correcta utilización».

10 Marzo 1994

Lucro personal y seguridad del Estado

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

José Luis Corcuera dejó ayer perplejos a los ciudadanos. Por su conocida personalidad cabía pensar que iba a arremeter contra EL MUNDO por la noticia sobre el dinero que cobraban altos cargos de Interior procedente de los fondos reservados y que, por supuesto, iba a desmentir a nuestro periódico. No lo hizo. Su presencia en Radio Nacional fue absolutamente clarificadora: tuvo que reconocer que era cierto que altos cargos del Ministerio y de las Fuerzas de Seguridad han recibido con mayor o menor regularidad cantidades de dinero sin justificar y sin que nadie fiscalice cómo y en qué se gasta. Y, lo que es más grave, llegó a decir que él mismo sería capaz de gratificar a determinadas personas -ofreció todo tipo de argumentos para justificarlo: son funcionarios que no pueden tener otra actividad; tienen una dedicación «fuera de lo normal» a la seguridad del Estado; no disfrutan vacaciones ni festivos-, utilizando ese dinero que de manera discrecional obra en poder del Ministerio. Quien esto dice, no lo olvidemos, ha tenido la oportunidad de poner en práctica sus ideas durante los 5 años que ha estado al frente de Interior.

Que los pagos que recibían Luis Roldán como director general de la Guardia Civil y otros altos cargos puedan considerarse o no «sueldos estables» -como EL MUNDO continúa sosteniendo y estamos seguros de que cualquier investigación demostraría- o pagos para conseguir «fines establecidos» como dice el ex ministro, es lo de menos. No es admisible que la Administración pública pague en dinero negro a determinadas personas que pertenecen al staff de un Ministerio, por más méritos que hayan podido reunir. Como ha dicho el diputado de IU Antonio Romero, ya existen suficientes cauces legales de recompensa como para echar mano de fondos reservados cuya finalidad es otra.

De las palabras de Corcuera cabe deducir que a lo largo de su mandato se han cometido al menos dos presuntos delitos: malversación de caudales públicos y delito fiscal, habida cuenta de que las cantidades pagadas no están justificadas, no figuran en ninguna parte, ni -lógicamente- han sido declaradas al Fisco. Ante este panorama hay que exigir una aclaración en el Parlamento -solicitada ya por la oposición- y la intervención del fiscal general del Estado. Todo el mundo conoce las resistencias que demostró Interior cuando Garzón, como juez, pidió información sobre los fondos reservados en relación a los GAL -por eso el PP ha pedido tan maliciosamente que el secretario de Estado dé su opinión al respecto-. Habrá que buscar una fórmula que permita al Parlamento controlar estos gastos. Además, ahora no estamos ante el uso de dinero público para la lucha contra el terrorismo, por muy ruin que fuera la fórmula utilizada. Hablamos de gentes que se llevaban el dinero para sus casas (nunca mejor dicho en determinados ejemplos). Nunca valió, pero ahora menos que nunca la excusa de la razón de Estado. El lucro personal nada tiene que ver con la seguridad del país. Por eso hacen falta cifras y nombres. Y depurar responsabilidades, tanto entre los dantes como entre los tomantes.

by BeHappy Co.