Search
El Consejero Delegado de PRISA aumenta así su poder y anuncia su respaldo a la línea editorial del director de EL PAÍS

Junta General Extraordinaria de PRISA 1978 – Jesús Polanco Gutiérrez logra entrar en la Junta de Fundadores reemplazando a Carlos Mendo Baos

HECHOS

El último día de octubre de 1978 se celebró la Junta Extraordinaria de Accionistas de PRISA para debatir sobre la Junta de Fundadores. Se decició mantenerla, a la vez de que se daba entrada en ella a D. Jesús Polanco.

La Junta General extraordinaria de PRISA designa a D. Jesús Polanco Gutiérrez nuevo miembro de la Junta de Fundadores de El País por lo que se rompe el bloqueo al haber tres miembros a favor del actual equipo dirigente (el propio Polanco Gutiérrez, D. José Ortega Spottorno y Juan José de Carlos Aparicio) frente a dos críticos (D. Darío Valcárcel Lezcano y D. Ramón Jordán de Urríes Martínez de Galinsoga). En la misma junta extraordinaria es elegido D. Guillermo Uña Díaz-Pedregal nuevo miembro del consejo en sustitución del dimitido D. Julián Marías Aguilera.

Principales decisiones de la Junta Extraordinaria del Grupo PRISA de octubre de 1978:

–         Se recuerda al fallecido D. Alfonso de Cossío Corral.

–         D. Manuel Broseta recomendó que los 4 miembros de la Junta de Fundadores pongan su cargo a disposición de la Junta General.

–        Sr.  González Páramo denuncia que EL PAÍS se ha apartado de su línea fundacional y que hay una concentración de poder. Y defendió que se mantuviera la Junta de Fundadores.

–        D.  Darío Valcárcel Lezcano expresa su sorpresa por que se quiera suprimir la junta ‘al menos dos miembros de la junta estamos dispuestos a renunciar si hay personas decididas a defender la independencia de esta empresa con claridad y dosis de riesgo”. Pide que  el consejero delegado, D. Jesús Polanco Gutiérrez, fuera inelegible para la Junta de Fundadores.

–       D. Fernando Chueca Goitia defiende el mantenimiento de la Junta de Fundadores.

–       D.  Antonio Menchaca, ex consejero, felicita al Sr. Polanco Gutiérrez.

–       D.  Guillermo Uña Díaz-Pedregal es elegido nuevo consejero del Grupo PRISA.

–       Se decide mantener la Junta de Fundadores, pero a condición de que en ella entre el consejero-delegado D. Jesús Polanco Gutiérrez.

El Grupo PRISA, como editor del diario de mayor tirada (EL PAÍS con más de 300.000) había ganado un enorme poder. ¿Pero quién controlaba al Grupo PRISA? Las influencias del Sr. Fraga y el Sr. Areilza habían desaparecido totalmente en 1982. De la primera oleada de accionistas (en la que estaban desde don Jordi Pujol o don Ramón Areces) había destacado por encima de cualquier otro don Jesús Polanco, que – pese a no ser de los fundadores – ocupaba el cargo de consejero delegado. Había un pacto entre los primeros accionistas de que ninguno tendría más de 5 millones (de los 300, un 1,6%). El incumplimiento de ese pacto desataría la famosa “guerra de las acciones de PRISA” entre el Sr. Polanco y el grupo del Sr. Valcárcel. La primera fase fue en 1978, en mayo había dimitido como miembro del Consejo de PRISA el filósofo, don Julián Marías enfrentado tanto con el Sr. Polanco como con el grupo del Sr. Valcárcel. El Sr. Marías acusaba a la dirección de practicar métodos anti-democráticos “el barco había sido lanzado para ir a Nueva York y nos está llevando a Buenos Aires” le dijo al Sr. Polanco. Las mayores críticas del Sr. Marías eran por la existencia de la “Junta de Fundadores”, compuesta por los cinco fundadores de EL PAÍS y cuyo secretario era don Dario Valcárcel (subdirector de EL PAÍS en sus primeros años). Accionistas y redacción clamaban por suprimirla, puesto que era el órgano de mayor autoridad en el diario y además disponía de carácter vitalicio. En octubre de 1977 uno de los miembros de aquella “Junta de Fundadores”, don Carlos Mendo, había dimitido para poder ocuparse de otros menesteres en Prensa Española. La “Junta de Fundadores” debía proceder a escoger a su sustitutó y también al del Sr. Marías en el Consejo. Muchos accionistas reaccionaran hostilmente contra la continuidad de aquella Junta, entre ellos el prestigioso abogado Sr. Pérez Escolar y el valenciano don Manuel Broseta, posteriormente asesinado por el comando terrorista Erkaiz. El presidente de PRISA (y miembro de la Junta de Fundadores) Sr. Ortega decidió resolver la cuestión manteniendo la Junta de Fundadores (aunque esta en la práctica no se reuniría nunca) pero colocando en ella al Sr. Polanco como sustituto del Sr. Mendo. Aquello calmó temporalmente la crisis, el Sr. Polanco, a parte de estar comprando acciones a mansalva, contaba con el apoyo de la redacción del periódico. Ese apoyo podía ser mucho más fuerte que cualquier paquete de acciones.

by BeHappy Co.