Search
Ningún periódico en España había logrado superar la tirada de 100.000 ejemplares de venta diaria antes de cumplir un año de existencia

Éxito sin precedentes del diario EL PAÍS, que en sólo seis meses ha alcanzado una tirada de 150.000 ejemplares de venta diaria

HECHOS

El 4 de noviembre de 1975 el periódico EL PAÍS cumplió seis meses de existencia.

04 Noviembre 1976

Qué es un periódico independiente

EL PAÍS (Director: Juan Luis Cebrián)

HOY SE cumplen seis meses de la aparición de EL PAIS. Quienes hacemos este periódico pretendemos mantenemos en un nivel de autocrítica razonable que aleje de nosotros cualquier autocomplacencia. Pero permítasenos por una vez al menos brindar alegremente con nuestros lectores en este primer medio año de la vida del periódico.La suerte ha acompañado el despegue de EL PAIS. Una difusión estable de 150.000 ejemplares es hoy el fruto de un esfuerzo iniciado hace cuatro años, cuando unos cientos de personas decidieron hacer una aportación económica con el único objetivo de lograr un periódico moderno e independiente para España. ¿Lo hemos conseguido? Seis meses no son casi nada en la vida de una instituci ciudadana, y un periódico como este debe aspirar a serlo. Somos conscientes de nuestros defectos y no nos basta pedir perdón por ellos, sino que queremos. agradecer la paciencia -con que los lectores han soportado y siguen soportando nuestros faflos. Pero mentiríamos si dijéramos que no estamos contentos cuando contemplamos EL PAIS como una realidad tangible y bastante sólida en el panorama periodístico español.

Este periódico, decimos, aspira a se r_ una institución. Por utópico o singular que resulte nuestro empeño, desde el primer día de existencia hemos querido demostrar que la Prensa debe y puede ayudar al proceso de la construcción de la democracia en España. Y no a una opción política concreta, sino a la democracia como conjunto de valores que han hecho posible una vida colectiva digna y libre en Occidente. ¿Cómo contribuir a ello7 Acabando con los tabúes y los mitos, reconociendo el uso y el derecho de la palabra, no manipulando o deformando conscientemente los hechos. Una amplia corriente de opinión, formada por gentes de distintas edades, niveles e ideologías, se ha acercado así a nuestro periódico. Si son benevolentes ante nuestras equivocaciones es porque se han identificado con nuestros propósitos. Se resumen éstos en demostrar que este país sí está preparado para la libertad y el ejercicio de los derechos cívicos. Y que si todas estas cosas se hurtaron a los españoles en el pasado, ha sido siempre en defensa de intereses parciales, con menosprecio los aspectos morales de la función pública.

Recibimos también, desde luego, numerosas críticas, que escuchamos atentamente. La mayoría son razonables. ¿Y dónde no hay siempre un aspecto de razón en toda inteligencia humana? Siempre hemos pensado que son los lectores los verdaderos propietarios de la información. En este caso son además los orientadores del periodismo, y podemos decir sin embarazo que la ayuda que de ellos ha recibido el periódico es inestimable.

Ahora muchos se dirigen a nosotros preguntando qué es un periódico independiente, acusándonos a veces de parciales o dudando que EL PAIS se mantenga ajeno a las presiones. A nuestro juicio, un periódico así es el que es capaz de decir todas las noticias interesantes para los lectores, aun cuando estas noticias nósean gratas al poder político o a los demás poderes. Un entendimiento semejante de la prensa no implica la neutralidad ni impide tomar posiciones. Obliga a que las opiniones editoriales que se emitan no p9edan venir presionadas o delimitadas por objetivos espúreos a la propia misión del periódico. Ese es nuestro criterio y en él nos movemos. No queremos decir que sea siempre con acierto, pero sí queremos ratificar que EL PAIS, en su línea liberal, está abierto a cuantas opiniones se expongan con razonamiento y mesura. Naturalmente una actitud así,cuanto todavía pesa sobre nosotros un largo pasado de silencio, no se mantiene sin algunas escaramuzas, a veces verdaderas batallas, en defensa de lo que consideramos los intereses del lector. Tampoco se logra en el espacio breve e inicial de los seis meses de vida que hoy conmemoramos. Pedimos por eso un poco más de tiempo y todavía comprensión.

04 Noviembre 1976

EL PAÍS, medioañero

DIARIO16 (Director: Ricardo Utrilla)

El colega de la mañana EL PAÍS cumplió hoy sus seis meses de vida pública y, como muy bien dice en su editorial, ‘seis meses no son casi nada en la vida de una institución ciudadana y un periódico como éste debe aspirar a serlo’.

DIARIO16 conoce lo difícil que resulta salir a la calle en estos momentos tratando de dar información libre en un Estado que ha intentado sistemáticamente deformar a sus ciudadanos con información controlada por el poder público y con unos medios de Prensa amordazados por férrea censura.

Bajo su lema de ‘independencia’, EL PAÍS ha logrado colocarse en estos seis meses en un terreno de profesionalidad que hacía mucha falta y sus 150.000 ejemplares diarios de difusón son una prueba palpable. DIARIO16 desde sus primeros pañales y biberones, felicita a ese adolescentes EL PAÍS que, con su bien hacer, está contribuyendo a una de las cosas que más necesita en estos momentos el país con minúsculas, seguramente porque ha sido una de las que durante más tiempo le ha sido negada: una Prensa libre, no amordaza, no amedrentada, capaz de afrontar directamente la responsabilidades que una convivencia democrática exige a los profesionales de la información.

Durante mucho tiempo se ha jugado a que los periodistas fueran lacayos y a que los órganos de información cumplieran como meros conducidos de los intereses del Poder. Todavía hay ex ministros de aquella época que se asombran porque el Tribunal Supremo, en defensa de la independencia informativa de marcha atrás a una de las decisiones más arbitrarias y vergonzantes que haya podido protagonizar la dictadura. Hay que acabar de una vez con todo eso. Y la senda de EL PAÍS sigue el itinerario adecuado. Congratulations.

by BeHappy Co.