Search
El sindicato, registrado como asociación, acusa a Luis Carrillo de cobrar 'a la baja' como justificación al veto

Guerra en el doblaje: el actor Luis Carrillo se querella contra el sindicato APADEMA de Estanis González por ‘metodos mafiosos’

HECHOS

  • El 26.01.1989 la presentó una querella por parte de D. Luis Martín Carrillo contra la Junta Directiva de Asociación Profesional de Actores de Doblaje de Madrid(APADEMA) que presidía D. Estanis González y contra la Asociación Empresarial de Doblaje y Sonorización de Películas (AEDYS) que presidía D. José Luis Arbona por coacción y uso de ‘métodos mafiosos’ calificados como asociación ilícita.

 

EL ORIGEN DEL CONFLICTO: LOS DOBLAJES EN CINEARTE

El estudio Cinearte era propiedad de D. Guillermo Salamanca donde el actor D. Luis Carrillo se había convertido en una de las principales voces como contratado. Como es habitual en el sector la esposa del Sr. Carrillo, Dña. María Dolores Díaz y su hijo D. Luis Martín Diaz, también son actores de doblaje.

Según la querella del Sr. Carrillo el veto a su persona había sido puesto por acuerdo entre el sindicato APADEMA (que en el registro figura como ‘asociación’) y la AEDYS una asociación presidida por el dueño de Tecnison, D. José Luis Arbona, competidor del Sr. Salamanca.

Aunque no se filtró a los medios de comunicación hasta el 23 de abril de 1989, la querella criminal presentaba fue presentada por D. Luis Martín Carrillo en el juzgado de Instrucción de Madrid tiene fecha de 26 de enero de 1989 contra la Junta Directiva de la Asociación Profesional de Actores de Doblaje de Madrid (APADEMA) que preside D. Estanis González y cuyó secretario es D. Juan Carlos Ordoñez y contra la asociación AEDYS que preside D. José Luis Arbona por supuestos delitos de coacción, restricción de los beneficios de la estabilidad laboral y uso de ‘métodos mafiosos’, calificados como asociación ilícita.

Siempre según esta querella, el sindicato APADEMA, de acuerdo con AEDYS decidió que los actores de doblaje debían boicotear / hacer huelga al estudio Cinearte por no estar de acuerdo con su política de precios y pagos para los actores de doblaje. D. Luis Carrillo decide no secundar ese boicot lo que causó que el 28 de julio de 1988 la Junta Directiva abre expediente disciplinario a Carrillo y le prohíbe trabajar durante tres meses en cualquiera de las empresas que convienen con APADEMA; lo que según el querellante incumple los estatutos de la sociedad, que establecen que sus miembros podrán ser sancionados con amonestación o limitación temporal de los derechos sociales, y no con la negación del trabajo.

APADEMA: «CARRILLO TRABAJA A LA BAJA»

En declaraciones recogidas por la prensa, el Sr. Estanis González, presidente de APADEMA niega todas la acusaciones vertidas por el querellante: «Todo comienza cuando un grupo de actores de doblaje rompe los acuerdos del convenio colectivo firmado con las empresas del ramo; estos actores, entre ellos Luis Carrillo, transigen con las propuestas de Cinearte, consistentes en trabajar fuera de horas con unos salarios ‘a la baja’ que vulneran el convenio. Esa actitud – prosigue González – supone un duro revés a los intereses del resto de profesionales’.

22 Mayo 1989

Habla APADEMA

Estanislao González Leon

El asunto se originó por una serie de ofertas económicas irregulares que recibieron algunos profesionales de doblaje. De ello surgió una situación conflictiva que, expuesta y debatida en sucesivas asambleas dio lugar a unas decisiones (tomadas por votación secreta), para cuya salvaguarda y eficacia los actores articularon unas medidas que se apoyaban en nuestro legítimo derecho como trabajadores libres de no acudir a las convocatorias de trabajo en las que hubiera que compatir el mismo con las personas que no asumieron la decisión asamblearia de nuestro colectivo.

Esta asociación se ha marcado como meta prioritaria frenar en lo posible el proceso de deterioro que, por distintos motivos se está dando en el doblaje. Los diferentes contactos que se están manteniendo con altos cargos del Ministerio de Cultura y TVE están encaminados a conseguir ese fin. Esperamos que próximamente surjan novedades que ayudarán a clarificar y mejorar aspectos de esta dignísima profesión.

Estanislao González León, presidente APADEMA

El Análisis

¿MAFIOSOS NOSOTROS?

JF Lamata

Igual si la industria del doblaje hubiera existido en los años 20 del siglo XX a lo mejor las diferencias del sector se hubieran resueltos a tiros al puro estilo mafioso, por suerte para sus protagonistas, la industria es posterior a esa etapa y su crecimiento vino a partir de los sesenta, donde la práctica de los tiros cayó en desuso. No obstante si se entiende como ‘mafioso’ la existencia constante de prácticas de intimidación por parte de los actores de doblaje que tienen en sus manos la decisión de quien trabaja y quien no, entonces algo mafiosillos si que serían porque está sobradamente acreditado que ese tipo de actitudes han sido una constantes en las últimas tres décadas del sector.

Probablemente se dé también en otros sectores artísticos, pero resulta curioso que cuando alguna vez se pregunta a algún profesional sobre el tema de la ‘mafia’, estos siempre saltan diciendo «¡No!» «¡Mentiras de los enemigos del sector o de los que tienen envidia por no haber logrado entrar!». Hombre, con la hemeroteca en la mano, también lo han dicho unos cuantos de los que están dentro, como D. Luis Carrillo, D. Albert Díaz o D. Salvador Arias, por poner tres ejemplos. ¿Algún día el sector piensa hacer autocrítica por ello?

Federico García Jiménez

by BeHappy Co.