3 agosto 2004

Guerra mediática en Baleares entre EL MUNDO / EL DÍA DE BALEARES de Eduardo Inda y ÚLTIMA HORA / BALEARES de Pedro Serra Bauza

Hechos

  • El 3 de agosto de 2004, D. Pedro Serra manda un requerimiento notarial a D. Eduardo Inda para que cese en sus críticas al Museo Es Baluard.

Lecturas

Paralelamente a las investigaciones de Eduardo Inda sobre María Antonia Munar, El Mundo / El Día de Baleares se enfrenta al Grupo Serra, del editor Pedro Serra, responsable de los periódicos Última Hora y Baleares a quien El Mundo / El Día de Baleares identifica como un socio de María Antonio Munar y asegura que esta intentó forzar al alcalde de Calviá a recalificar para este una finca protegida para construir 500 pisos.

El 30 de enero de 2004 Pedro Serra inaugura el museo Es Baluard con el respaldo del Consell de Mallorca, ante el cual El Dia de Baleares de Inda y el Diario de Mallorca mantienen una actitud crítica. En la boda del príncipe Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, a la que están invitados tanto Pedro Serra como Pedro J. Ramírez, Serra le reprocha a Ramírez la actitud editorial de Inda y le advierte que de seguir en ella ‘se atuviera las consecuencias’.

El 3 de agosto de 2004, el mismo día en que Pedro Serra manda un requerimiento notarial a Eduardo Inda para que cese en sus críticas al Museo Es Baluard, el activista Jaume Sastre Font convoca una primera manifestación delante de la casa de Pedro J. Ramírez, manifestación de la que El Día de Baleares responsabiliza a Serra. El 11 de septiembre de 2004 el periódico Última Hora de Serra recoge una entrevista a Jaume Sastre en el que denuncia la existencia de la piscina de Pedro J. Ramírez, a la que acusa de usar aguas públicas.

El 13 de agosto de 2005 se produce el ‘asalto’ a la piscina de Pedro J. Ramírez por un grupo de individuos que entran en su domicilio sin permiso y, en atuendo de baño, se meten en su piscina. Entre los participantes, junto a Jaume Sastre, el diputado de ERC en el Congreso, Joan Puig Cordón. Eduardo Inda y Antonio Alemany publicaron sendas tribunas en defensa de su editor y su piscina y considerando que aquello era una operación de Pedro Serra para frenar sus investigaciones contra ellos. Además, el presidente de Baleares, Jaume Matas organizó públicamente un acto de desagravio al editor de El Mundo / El Día de Baleares el 18 de agosto de 2005, actitud que este periódico consideró que ‘honraba a Matas’.