12 mayo 2011

El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, asumirá la presidencia de CaixaBank

La Caixa se transformará en banco privado, CaixaBank, a través de Criteria y entrará en el Ibex 35 de la bolsa

Hechos

  • El 12.05.2011 la Junta General de accionistas de Criteria acordó cambiar su nombre a CaixaBank.
  • El 1.07.2011 CaixaBank comenzó a cotizar en bolsa.

Lecturas

LAS CLAVES DE LA OPERACIÓN DE LA CAIXA PARA CREAR CAIXABANK

  • La Caixa era el accionista mayoritario de Criteria, a través de la cual la caja de ahorros participa en Gas Natural, Abertis, Agbar y Port Aventura.
  • La Caixa transfiere todo su negocio banquero a Microbank.
  • Criteria transfiere a La Caixa las participaciones que esta sociedad tenía en Gas Natural, Abertis, Agbar y Port Aventura.
  • Microbank se fusiona con Criteria y adopta el nombre de CaixaBank.
  • Se designa a D. Isidro Fainé (Presidente de La Caixa) como presidente de CaixaBank y a D. Juan María Nin como Consejero Delegado.
  • D. Carlos Slim compra una participación en Criteria, para estar presente en CaixaBank.

04 Febrero 2011

Caixabank

Josep López de Lerma

Leer

La histórica decisión de Caixa de Pensions i d’Estalvis de Barcelona para reconvertirse en banco, CaixaBank a partir de su filial Criteria, aún sin perder su condición de caja de ahorros y preservando además su obra social, no ha sido fruto de la improvisación, sino expresión nítida, clara y contundente de hacer lo que la prestigiosa entidad ha hecho siempre en sus ciento siete años de existencia: avanzarse a los tiempos y adecuarse a los mismos para fortalecerse. Como dijera su presidente, Isidre Fainé, no se ha hecho nada que no estuviera en su gen constituyente.

La Caixa, como se la conoce y reconoce, nació en tiempos de agitación social y su parto fue fruto de una consecuente acción coordinada de la sociedad civil catalana, apoyada por 25.000 pesetas aportadas personalmente por el rey Alfonso XIII, que se adelantó a un tema hoy muy candente, las pensiones de vejez, cuando el Estado nunca había pensado en ello. Más de cien años de funcionamiento son muchos como para adecuar la entidad a los tiempos venideros y hacerlo además con sentido común bajo la única batuta de la excelencia directiva. Tanta ha sido la profesionalidad de sus distintos equipos que el poder político nunca ha podido hacerse con ella, si exceptuamos algunos lustros inmediatos a la Guerra Civil. Quizás por ello ha sido la primera caja de ahorros española en acceder a las nuevas exigencias reguladoras y hacerlo de manera inteligente, fácil, ágil y nada traumática.

La más trascendente de las muchas decisiones estratégicas tomadas por La Caixa, su conversión en banco, debe enmarcarse (y se explica) en el mismísimo hilo conductor de su evolución: un finísimo instinto para adelantarse a los acontecimientos y seguir permaneciendo aún cambiando, y además con fidelidad absoluta a los valores que inspiraron su fundación. Para un país, Cataluña, muy dado a la emotividad y algo faltado de sentido financiero, ese encaje en el futuro ha provocado algunos interrogantes sobre una potencial pérdida de identidad de las «Torres Negres», como se denomina a su sede central.

Como siempre, y bien que lo lamento, la atalaya se instala en los sótanos y no en lo más alto para divisar el horizonte y actuar coherentemente, porque, al fin y al cabo, la reciente operación comporta que La Caixa blinde con un 81% su presencia en el nuevo banco y asegure a la vez la continuidad de la obra social, pero encima consolida su potencial, garantiza su competitividad y se sitúa en la zona más solvente del ranking europeo de entidades financieras. ¿Se puede pedir más? Hoy no, la verdad, y lo único que debe otorgarse es un reconocimiento a tanto acierto como ejemplo es.

13 Mayo 2011

Un nacimiento anunciado: Caixabank

Robert Tornabell

Leer

La Junta General de accionistas de Criteria -12 de mayo- aprobó los veinte puntos que el Consejo de Administración de Criteria les formuló. Isidre Fainé, expuso la reorganización del «Grupo Caixa» y el nacimiento de un nuevo banco, que posiblemente empezará a cotizar en julio.

Los éxitos son siempre iniciales. Y casi siempre nacen de la anticipación. Luego otros intentan seguir el mismo camino. Fainé recordó a la Junta que cuando se fundó Criteria él dio a conocer el nacimiento de un holding industrial y financiero, pero advirtió que algún día se convertiría en un holding financiero, con participaciones industriales. ¿Fue el anuncio anticipado de lo que tres años y medio después sería «Caixabank»? Es muy posible. Y existen otras pistas. En su libro Pasión por la Banca, editorial Deusto, reveló las líneas maestras de su pensamiento. Los bancos universales necesitan tener una base sólida, y ésta sólo se consigue con importantes ingresos recurrentes, y a partir de redes capilares y elevadas proporciones de comisiones, hasta llegar a representar más del cuarenta por ciento de los gastos de explotación.

Eso lo implantó en «la Caixa», que ha llegado a más de diez millones de clientes y el número uno del ránking en canales alternativos por internet. Anticipó también que cotizar en bolsa permite captar recursos por la vía de compras y absorciones. Y ser más conocido en los mercados internacionales. Esos extremos han quedado muy claros. El negocio financiero que tomará «Caixabank» crecerá por la banca al detalle y los ingresos recurrentes; pero no se basará en fusiones sino en un aumento del 50% de la red de oficinas, pasando del diez al quince por ciento de cuota. No se descartan las compras o absorciones. Una oficina nueva necesita varios años antes de que sea rentable. Mejor comprar las redes que ya han pasado ese umbral. «Caixabank» será cada vez más «bancario», en el sentido de que aumentará las participaciones en otros bancos internacionales -en las que se ha basado en parte el extraordinario crecimiento de Criteria, como embrión del futuro banco- y sin dejar las participaciones industriales (Repsol y Telefónica). Pero éstas y otras tendrán un menor peso en el conjunto de la cartera.

En el último año gestionaron la cartera de inversiones teniendo en cuenta la posible curva de la bolsa. Vendieron cuando el índice estaba más alto y recompraron cuando había llegado al punto más bajo. Y fuera de bolsa, compraron a un Per de doce (número de veces que el precio contiene los beneficios) y vendieron a un multiplicador de veinticuatro. El día 11, la acción valoró positivamente el anuncio de la compra de acciones del propietario de Inbursa, y mayor fortuna del mundo. Algunos accionistas parecieron preocupados por la Obra Social de «la Caixa». Fainé dejó muy claro que los fondos de la Obra Social no van a ir en detrimento de los dividendos de «Caixabank», pues procederán de los recursos de «la Caixa» en cuanto a fundación tenedora de las acciones del grupo y de los dividendos que perciba.

El que ha navegado en las peores aguas con éxito, posiblemente conseguirá mejores resultados a medida que avancemos hacia situaciones de mayor estabilidad y crecimiento.

Exdecano de ESADE Business School

Cuando se fundó Criteria, Fainé ya dio a entender su intención de crear un holding financiero