6 noviembre 2007

Denuncia que sus tres principales comunicadores sufren 'acoso' y 'amenazas'

La dirección de la COPE encabezada por Coronel de Palma hace una nota respaldando a Jiménez Losantos, César Vidal e Ignacio Villa

Hechos

  • El 6.11.2007 la dirección de la Cadena COPE – cuyo presidente era D. Alfonso Coronel de Palma – hizo público un comunicado sobre sus comunicadores D. Federico Jiménez Losantos, D. César Vidal y D. Ignacio Villa, los tres pertenecientes también a la plantilla del periódico LIBERTAD DIGITAL.

Lecturas

El 6 de noviembre de 2007 el Consejo de Administración de la COPE que preside D. Alfonso Coronel de Palma Martínez Agulló emite un comunicado denunciando una campaña ‘de acoso y coacción’ contra sus comunicadores D. Federico Jiménez Losantos, D. César Vidal Manzanares e D. Ignacio Villa Calleja (los tres que están vinculados a Libertad Digital). El comunicado se hace público un después de conocerse que D. César Vidal Manzanares haya denunciado que ha recibido amenazas por criticar el uso de niños en la promoción del Festival de Cine Gay y Lésbico de Barcelona.

LOS PERIODISTAS «ACOSADOS» SEGÚN LA NOTA DE LA DIRECCIÓNDE LA COPE

losantos_vidal_villa D. Federico Jiménez Losantos (director  de ‘La Mañana’ de la COPE), D. César Vidal (director de ‘La Linterna’ de la COPE) y D. Ignacio Villa (director de informativos de la COPE) estaban sufriendo ‘un acoso’ según el comunicado oficial de la dirección de su cadena.

EL COMUNICADO DE LA CADENA COPE:

Ante lo que supone una auténtica campaña de acoso y coacción a algunos de nuestros comunicadores, trabajadores e incluso Emisoras, la Cadena COPE quiere expresar lo siguiente:

— Condenamos las amenazas y las presiones, tanto morales como físicas, que determinados colectivos, instituciones y particulares han ejercido en los últimos días a nuestros comunicadores; en concreto sobre Federico Jiménez Losantos, César Vidal e Ignacio Villa.

— Respaldamos la actuación de todos nuestros comunicadores en el ejercicio que hacen del derecho a la libertad de expresión.

— Apelamos a los Poderes Públicos, Instituciones y Medios de Comunicación libres e independientes a que denuncien toda actuación que esté encaminada a cercenar la independencia y la libertad de cualquier periodista.

– No puede tolerarse que se intente acotar y coartar la libertad de opinión e información, pilar esencial del estado democrático y de derecho. Si se permitiese, se activarían todas las alarmas; nuestra calidad democrática quedaría seriamente dañada.

– En la Cadena COPE vamos a seguir defendiendo la Constitución Española, la pluralidad ideológica de los españoles y el derecho a la libertad de expresión de todos nuestros comunicadores.”

 

 

01 Noviembre 2007

Coronel de Palma, responsable último del abrumador desfonde moral de la COPE

Enrique de Diego

Leer

El que la mentira se haya convertido en moneda de uso corriente en la cadena COPE reviste una especial gravedad porque se supone que esa cadena es confesional católica. Digo se supone porque es obvio que no cumple los mínimos parámetros de moralidad y porque la propiedad de hecho corresponde al okupa Losantos.

El mandamiento de ‘no levantarás falso testimonio ni mentirás’ ha sido abolido en la COPE. No una vez. No como excepción, sino de manera sistemática y como costumbre, durante más de dos años. Durante ese tiempo no se ha hecho otra cosa que mentir por la mañana, por la tarde y por la estomagante noche. La mentira ha llevado a tal complicidad moral con los terroristas islamistas que se ha llegado a pedir histéricamente la puesta en libertad de personas que asesinaron a 192 personas e hirieron a más de mil. Esto repugna a la conciencia.

Resulta difícil entender tal degradación moral, tal desprecio a las víctimas. Extraordinaria responsabilidad ha asumido el ‘locutor rabioso’, como lo ha descrito un dirigente sindical policial, pero mayor le cabe al presidente de la cadena mendaz –contra las exigencias de la moral católica- Alfonso Coronel de Palma. Es él el principal responsable de haber consentido tal abrumador desfonde moral, por meros criterios de pedestre mercantilismo, en los que es ducho.

Esa conducta de Coronel de Palma afecta a la Conferencia Episcopal.la Iglesia católica combate el relativismo debería mirar la podrida viga de la COPE.