Search
Beatriz Talegón y César Vidal son otros de los defensores de la versión rusa

Los influencers Rubén Gisbert y Liu Sivaya se erigen en defensores de la versión de Rusia en la Guerra de Ucrania señalando a Kiev y a Occidente como verdaderos culpables del conflicto

HECHOS

El 28 de marzo de 2022 los youtubers D. Rubén Gisbert y y Dña. Liu Sivaya se graban así mismos viajando a Rusia invitados por el servicio diplomático de este gobierno.

CRONOLOGÍA DE UNA APUESTA EDITORIAL:

GISBERT: «EL RESPONSABLE DE LA GUERRA ES ESTADOS UNIDOS». 

El 25.02.2022 al poco tiempo de empezar la guerra con la invasión de la frontera legal de Ucrania por el ejército de Rusia, D. Rubén Gisbert interviene desde España en el canal de televisión del Gobierno de Rusia, RT [Russia Today] para hacer un análisis del conflicto: «El responsable de la guerra es Estados Unidos por querer extender la OTAN», negando autonomía de Ucrania a decidir en qué alianza quiere estar, y considernado que deben mantener los pactos anteriores al cambio de Gobierno de 2014 por los cuáles Ucrania se comprometía a mantenerse fiel a Rusia».

LIU CONTRA LA RUSOFOBIA

El 3.03.2022 la influencer de origen ruso Dña. Liu Sivaya, que hasta ese momento no hablaba en sus redes de política internacional y había adoptado posiciones derechistas favorables al PP y contrarias al izquierdismo y al feminismo (es columnista del digital EsDiario), es invitada al programa ‘Horizonte’ de Mediaset en el cuál anuncia que a partir de ese momento va a defender la posición de Rusia en donde pueda por considerar que los medios que dan información favorable a Ucrania están manipulados por Estados Unidos y están instigando a la rusofobia.

«UCRANIA MASACRABA A LA POBLACIÓN RUSA»

El 4.03.2022 Dña. Liu Sivaya interviene en ‘Cuatro Al Día’ de D. Joaquín Prat para reiterar la versión Rusia del conflicto: que estos han invadido el país para proteger a la población rusa de Ucrania que, según asegura, estaba siendo masacrada por el Gobierno de Ucrania sin que nadie dijese nada.

El 9.03.2022 Dña. Liu Sivaya era entrevistada en el programa ‘Todo Es Verdad’ de Mediaset para defender la posición de Rusia y animar a los españoles a que intentaran comprender al presidente de este país Vladimir Putin frente a la manipulación que considera que hay del bando de Ucrania. Asegura que seguirá intentándolo a lo que el presentador, D. Risto Mejide Roldán responde con un «sigue, sigue…» en tono crítico.

«LAS VÍCTIMAS DE RUSIA SON UCRANIANOS NAZIS»

El 12.03.2022 Dña. Liu Sivaya es invitada a otro programa de Mediaset, ‘En el Punto de Mira’ en el que mantiene una tensa discusión con la conductora Dña. Mayka Navarro, cuando está reprocha a Rusia haber bombardeado un hospital en Mariupol. La Sra. Sivaya responde considerando que en ese hospital no había pacientes, y que los que murieron en ese bombardeo eran ‘nazis’ ucranianos que habían tomado el lugar.

¿VIAJE A RUSIA PAGADO POR PUTIN?

 El 28.03.2022 Dña. Liu Sivaya y D. Rubén Gisbert se grababan a ellos mismos viajando a Rusia invitados por la diplomacia de este país con el objetivo de poder visitar Donbás (zona de Ucrania donde la mayoría de la población es pro-Rusia y donde la mayoría de corresponsales occidentales tienen vetado el acceso).

«CORRESPONSAL» DESDE LA ZONA RUSA.

El 1.04.2022 D. Rubén Gisbert interviene en directo desde Donbás para el programa ‘Horizonte’ de Mediaset como ‘testigo’ desde el lugar para defender a Rusia y asegurar que los crímenes son responsabilidad del Gobierno de Ucrania y de Occidente y que los medios que están en contra de Rusia es porque manipulan.

EL CORONEL PRO-RUSIA BAÑOS: «RUBEN GISBERT PODRÍA SER ASESINADO POR QUERER SER OBJETIVO»

En el mismo programa de ‘Horizonte’ del 1.04.2022 el coronel D. Pedro Baños Bajo, señalado también como favorable a Rusia, elogia la labor de D. Rubén Gisbert, pero le advierte que podría ser asesinado por enfrentarse a Ucrania y a Estados Unidos. D. Pedro Baños Bajo asegura que tanto él como el Sr. Gisbert están en una lista de 16 tuiteros españoles que están siendo amenazados por ser favorables a Rusia (Dña. Liu Sivaya, D. Ruben Gisbert, D. Pedro Baños Bajo, D. Cesar Vidal Manzanares, D. José Miguel Villarroya, D. Pedro Insua, D. Oriol Sabata, D. Juan Manuel de Prada, Dña. Beatriz Talegón, Santaflow, D. Santiago Armesillas, D. Javier Couso, cuenta de twitter Eugenio D´ors, D. Javier Villamor, D. Hasel Paris, D. Lucio Martínez Peredo). Para el coronel Baños los que se posicionan a favor de Ucrania están ‘manipulados’ mientras que los que se posicionan a favor de Rusia es ‘porque son objetivos’.

«UCRANIA ES RESPONSABLE DE UN GENOCIDIO Y ESPAÑA LO APOYA»

El 4.04.2022 D. Rubén Gisbert aparece en persona en los estudios de RT [Russia Today] en una entrevista en la que considera que Ucrania podría ser responsable de un genocidio y si España le está dando armas, el gobierno de este país podría ser cómplice del mismo. Además vuelve repetir la idea de que todos los medios de comunicación que se posicionan en contra de Rusia no lo hacen porque tengan criterio propio, sino porque están manipulados e intoxicados.

«¿VUELVO POR AMENAZA DE UCRANIA?»

El 5.04.2022 D. Rubén Gisbert anuncia que vuelve a España por ‘las amenazas’ que está recibiendo incluso contra su familia por parte de los partidarios de Ucrania. Sus críticos cuestionan que ese sea el motivo de su regreso recordando que desde antes de su viaje a Rusia ya había anunciado que el 6 de abril de 2022 debía estar en España para participar en un acto.

Ese mismo 5.04.2022 el programa ‘Todo Es Mentira’ de Mediaset emite una pieza criticando a los negacionistas que insinuan que todos los bombardeos o masacres atribuidas a Rusia – incluyente la última acaecida en Bucha –  son montajes de occidente. La pieza cita expresamente a D. Rubén Gisbert, a Dña. Beatriz Talegón y a D. César Vidal Manzanares. La tertuliana Dña. Verónica Fumanal considera que el objetivo de estas personas es llamar la atención.

06 Abril 2022

"No vamos a dar voz a ningún comunicador que niegue las barbaries del ejército ruso"

Javier G. Negre

Quiero aclarar que en @edatvoficial no vamos a dar voz a ningún comunicador que niegue la barbarie que ha cometido el ejército ruso en Bucha. Lo digo como director de un medio que también ha denunciado los atentados de Donetsk perpetrados por el ejército ucraniano.

Y lo digo,tras rechazar ir a gastos pagados y a través de la Embajada rusa al Donbás, a lanzar mensajes de la propaganda rusa. También hemos rechazado campañas de anunciantes pro Putin que simplemente querían que me pusiese a su servicio.

Y todo esto no es óbice para denunciar los excesos del ejército ucraniano como he hecho. Pero lo que no voy a hacer desde una televisión es engañar a la audiencia sugiriendo que los muertos son actores para ganar abonados de pago en base a teorías de la conspiración disparatadas.

Aplaudir a un presidente como @ZelenskyyUa, con sus luces y sombras, no te convierte en un peligroso globalista y menos cuando he contado los oscuros planes de Soros junto a Gates. Zelensky no deja de ser el presidente de un país invadido.Y  @vox_es tb aplaudió y es antiglobalista Montar medios para ser una suerte de telepredicadores y crear una secta de pensamiento único de la que vivir es muy peligroso, indecente e inmoral. Y, sobre todo, cuando sabemos quien financia todo esto. El mismo al que le dije hace dos semanas que en mi medio no íbamos a mentir.

09 Abril 2022

El montaje de la propagandista rusa Liu Sivaya que rechazó Gisbert

Javier G. Negre

EDATV

Desde el estallido de la invasión rusa en Ucrania seguro que habrán visto a una joven rusa de tez blanca en televisión o habrán recibido vídeos de ella a través de las redes, Whatsapp o Telegram. Su discurso visceral a favor de Putin, replicando el argumentario de Russia Today (conspiraciones incluidas) le han granjeado miles de seguidores que creen que Ucrania no ha sido invadida, que la matanza de Bucha es un montaje con actores más propio de Hollywood o que el presidente ucraniano está masacrando a su población civil para ganarse a la opinión pública internacional.

A pesar de sus teorías rocambolescas que sirve a la red para ganar likes como si de una telepredicadora se tratase Liu Sivaya ha gozado de presencia casi continuada en los grandes medios. Más si cabe cuando decidió ir a la región prorrusa del Donbás, inaccesible para otros periodistas internacionales.

Este lugar no ha vivido en paz desde la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014 y la reacción del pueblo ucraniano. Los enfrentamientos entre el ejército ucraniano y las tropas de las repúblicas independientes del Donbás han sido continuos y cruentos.

Pero, ¿Cómo accedió la youtuber rusa a un territorio tan peligroso y vetado hasta para los corresponsales de guerra más experimentados? ¿Quién la protege mientras lanza sus sermones a una parroquia de fieles que comparten sus contenidos al igual que bots al servicio del Kremlim e insultan a los periodistas que sobre el terreno han desmontado sus argumentos? Varios comunicadores de este país, incluido el que firma este artículo, recibieron la propuesta a través de empresarios vinculados con la embajada rusa de viajar a gastos pagados y a cambio de una colaboración económica de viajar al Donbás a ponerse al servicio del argumentario del Kremlim. ¿Fue Liu Sivaya una de ellas? Ésta es su historia, según fuentes próximas dado que no ha querido hablar con este medio.

Liu Sivaya vendió a su audiencia que había ido de forma independiente y libre al Donbás, pero no es cierto. Para su viaje convenció a su entonces amigo y youtuber Rubén Gisbert, que no ha querido hacer declaraciones a EDATV, para que le acompañase.

Además, ayudó a Gisbert con los trámites en la central de visados dependiente del Consulado ruso en Madrid a donde viajó el abogado valenciano para iniciar el trámite de urgencia para acceder al Donbás vía frontera rusa. Ella no necesitaba esos trámites pues goza de pasaporte ruso.

A Rubén le venía de perlas contar con Liu Sivaya por su dominio del idioma. Quedaron en que harían la ruta hacia el Donbás juntos. Como un tándem de jóvenes youtubers sin miedo a contrarrestar «la propaganda de los medios occidentales».

A medidados de marzo desde la central de visados del Consulado ruso confirmaban a Rubén su visado para viajar a Rusia después de analizar concienzudamente su solicitud y analizar su perfil de comunicador pro Putin. Así lo aseguran a EDATV fuentes diplomáticas rusas que rechazaron el visado a otros periodistas de otros medios extranjeros que podían poner en riesgo el argumentario del Kremlim en un país donde los comunicadores que lo contrarrestan están perseguidos con penas de cárcel.

Gisbert tuvo que convencer a un medio español afín a la propaganda rusa para que le hiciesen un carné de prensa para presentar en su solicitud de visado ante el Consulado ruso.

Todo iba bien y Gisbert y Liu Sivaya prepararon las maletas para el desafío más arriesgado de sus vidas. El problema fue que antes de partir hacia Helsinki desde donde llegarían a Moscú Liu Sivaya y Gisbert fueron invitados a un programa de televisión a anunciar su reto. Los problemas comenzaron ahí.

Según fuentes presenciales, en los pasillos de la televisión Liu Sivaya le planteó a Rubén dar un aliciente extra a su aventura: un supuesto affaire bajo las bombas que irían relatando día a día, capítulo a capítulo en sus redes sociales. Una historia de amor 2.0 con el ingrediente añadido de producirse en una situación extrema.

En los pasillos de aquella cadena de televisión y delante de otros youtubers Liu Sibaya ya deslizaba que algo más le unía a Gisbert que un viaje compartido. Su idea era promover el romance para ganar mayor notoriedad en las redes y que el público conectase más con la historia de estos jóvenes. Un montaje en toda regla que Gisbert no estaba dispuesto a aceptar pues, según explicó a algunos allegados, era una «frivolidad» que en un asunto tan serio como una guerra ella lo usase para vender una historia de amor falsa. 

De hecho, Liu Sivaya llegó a subir un primer vídeo a sus redes insinuando que le gustaba Gisbert y relatando el primer guión de lo que tendría que acabar siendo una historia de amor que pudiesen monetizar ambos. El abogado tuvo que aclarar en su canal de Youtube que él sólo veía a esta joven rusa como una buena guía por su idioma y que iría a trabajar.

Aquellas palabras no gustaron a Liu Sivaya que le dijo a Rubén que era importante hacer creer de que «estaban liados». Gisbert se volvió a negar en redondo, también porque la youtuber está casada con un directivo de una empresa y no quería más historias no salseos.

Rubén la necesitaba para entrar en el Donbás pues Liu Sivaya se había encargado de hacer llegar videos de ambos defendiendo las tesis del Kremlim a milicianos prorrusos que son los que tenían que facilitarle la entrada al territorio autónomo. Y al negarse el youtuber a promover el montaje de la relación de amor, la rusa decidió emprender su camino sin Gisbert, que no dominaba el ruso ni tenía los contactos para entrar en el Donbás.

Tras una odisea de papeleos y viajes, Gisbert pudo acceder al Donbás a través de una organización de voluntarios. 

Mientras Gisbert fue relajando su discurso a favor de Rusia con el paso de los días y desligándose de las tesis de la youtuber rusa, Liu Sivaya optó por todo lo contrario. Sugirió que la matanza de Bucha era un montaje de Ucrania para granjearse más apoyo asegurando que no habían ido periodistas a comprobarlo, un extremo falso pues casi un centenar de medios pudieron relatar el horror sobre el terreno.

El propio «The New York Times» publicó un análisis de imágenes vía satélite para impedir que la propaganda rusa consiguiera su objetivo de hacer creer que esos asesinatos se cometieron tras la retirada rusa. De esta manera, la influencer aventura su profecía «ojo cuidado con lo de Bucha porque la verdad saldrá». 

El periodista Mikel Ayestarán ha presenciado la cantidad de muertos en esta localidad, ya que Sivaya llega a decir que los cadáveres ni se han visto, ni se han investigado. En el twitter del vasco se pueden observar imágenes tomadas por él mismo en las que asegura estar viendo con sus propios ojos como «los operarios abren y cierran bolsas con cadáveres «, «no me puedo quitar la nausea», «hoy han llegado 60 cuerpos, algunos con señales de tortura», «los cadáveres que se ven en las calles de Bucha son una mínima parte de los que hay repartidos por cada barrio de la localidad en jardines, garajes, huertos».

Este es el primer conflicto que cubre la politóloga rusa desde el lugar de los hechos cuando en la experiencia de Mikel Ayestarán se cuentan docenas.

También justificó la invasión rusa que ella inicialmente dijo que duraría solo unos días y esta semana puso en duda un ataque con misiles en la estación de tren de Kramatorsk que costó la vida de al menos 50 ucranianos, entre ellos, 4 menores. Esta noticia era anunciada por el jefe de la administración militar regional de la región de Donestk, Pavlo Kirilenko. Este ataque sucedió un día después de que el ejército ruso atacara la estación de tren de Lozovaya (región Jarkov) y la vía ferroviaria en Lyman, Kramatorsk (Donbás).

Kirilenko aseguraba que un total de 4.000 civiles respondieron la llamada del presidente Vlodimir Zelenski de evacuar toda la región por un aumento de poder militar ruso en el este de Ucrania.

La influencer Liu Sivaya ha cuestionado esta información certificando que los misiles empleados han sido los Tochka-U, un tipo de proyectil utilizado únicamente, según ella, por el ejército ucraniano. Un hecho desmontado con distintas publicaciones de guerra donde aseguran que los Tochka-U han vuelto a ser usados por Putin. ¿Realmente Liu Sivaya quiere dar la imagen a Occidente de que fue un ataque intencionado por la fuerza militar ucraniana contra sus propios compatriotas?.

El periodista Mikel Ayestarán ha presenciado la cantidad de muertos en esta localidad, ya que Sivaya llega a decir que los cadáveres ni se han visto, ni se han investigado. En el twitter del vasco se pueden observar imágenes tomadas por él mismo en las que asegura estar viendo con sus propios ojos como «los operarios abren y cierran bolsas con cadáveres «, «no me puedo quitar la nausea», «hoy han llegado 60 cuerpos, algunos con señales de tortura», «los cadáveres que se ven en las calles de Bucha son una mínima parte de los que hay repartidos por cada barrio de la localidad en jardines, garajes, huertos?». Este es el primer conflicto que cubre la politóloga rusa desde el lugar de los hechos cuando en la experiencia de Mikel Ayestarán se cuentan docenas.

Liu Sivaya confirma que ha tenido que viajar al Donbás para contar la realidad del asunto, pero sin ningún titubeo se avalancha a opinar sobre los crímenes de Bucha que le quedan exactamente a más de 800 kilómetros de su actual punto. 

09 Abril 2022

Así agitan las redes (Twitter) los prorrusos en España a favor de Vladimir Putin

Pablo Haro

Un análisis sobre la actividad en Twitter de los curiosos perfiles de Rubén Gisbert, Liu Sivaya, Beatriz Talegón e Irina

estallar la guerra en Ucrania se abrió el debate sobre si se debía permitir la emisión en Europa de los canales de propaganda oficiales del régimen de Vladimir Putin y si esto limitaría la libertad de expresión. Al final se concluyó que los medios no tienen libertad de expresión, son las personas las que la tienen. Poco después la Unión Europea aprobó bloquear la emisión del canal Russia Today y la agencia de noticias Sputnik calificándolos de «instrumentos de desinformación».

Al mismo tiempo las redes sociales, plataformas de streaming y motores de búsqueda bloquearon las cuentas de estos medios, al menos en el viejo continente, porque actualmente se puede acceder a sus webs si se teclean directamente en el navegador o si ya tenías la web guardada en marcadores o en el historial.

Cuentas sociales (Twitter) a favor de Rusia y Putin en la guerra de Ucrania

Tras estos hechos, ciertos perfiles que nunca se habían mostrado partidarios de la propaganda rusa, al menos en público (muchos de ellos eran conocidos en las redes sociales por haber aglutinado durante años un público completamente diferente al que ahora se dirigen o intentan dirigirse), han enseñado sus simpatías por Putin sin ningún tipo de complejos. En este reportaje hablaremos de ellos.

Rubén Gisbert

Este abogado valenciano nacido en 1990, que según el CENDOJ, el buscador de sentencias del Poder Judicial, no tiene ni una resolución a su nombre, se hizo relevante en redes y Youtube divulgando el discurso de Antonio García-Trevijano.

Cuenta con casi 35.000 seguidores en Facebook, 144.000 en Instagram, 72.400 en Twitter y 329.000 suscriptores en Youtube. Antes de la guerra era relativamente conocido por un discurso netamente liberal y crítico con la democracia española, especialmente con respecto a la falta de separación de poderes y a la falta de elección directa de la Ley Electoral.

Gisbert es el de arriba a la derecha.

En 2020 funda la Junta Democrática que define así en su página web: «Organización civil que coordina y promueve la acción unitaria del pueblo español para que se instituya libre y pacíficamente en España un régimen democrático con separación de poderes en origen y la elección directa de los representantes políticos». Al año siguiente, en las elecciones de Madrid promovió la abstención con un resultado de récord de participación del 71,74%. Y en febrero de este año organizó una manifestación junto al Congreso cuyo lema era «Ningún impuesto sin control».

Poco antes de dicha protesta ya empezó a negar que Rusia fuera a invadir Ucrania a pesar acumular tropas en su frontera.

En este tuit viene a decir que Macron fue a Moscú a provocar la guerra.

Aquí empieza a cambiar el relato y comienza a decir que Rusia atacó Ucrania en legítima defensa.

En esta ocasión usa la táctica de desviar el foco respondiendo a Guadalupe Sánchez.

Poco después niega que trabaje para Rusia.

La táctica de sembrar la duda de que EEUU está encantado con la guerra en Ucrania.

Se saca de la chistera estos lazos culturales para afianzar su relato.

A finales de marzo anuncia que va a la región ucraniana de Donetsk y pocos días después interviene en el programa de Iker Jiménez para contarnos «lo que otros medios ocultan».

El 4 de abril cuenta que va a regresar a España por las amenazas recibidas en Ucrania.

Sin embargo el 6 de abril tenía anunciada una mesa redonda en Málaga desde el 16 de febrero.

Ese mismo día interviene por videoconferencia en RT ahora como experto en medicina forense cuestionando la veracidad de los cuerpos encontrados en Bucha por la lividez y su estado de descomposición.

Sin embargo esta teoría es muy débil porque la temperatura de esa ciudad en marzo es notablemente inferior a cero.

Ese mismo día interviene ya en persona en la cadena rusa.

Liu Sivaya

Esta politóloga rusa de 28 años que vive en España, se hizo famosa hace dos años por los vídeos que subía a las redes criticando al Gobierno de España, alcanzando gran repercusión rápidamente por su peculiar manera de contar las cosas.

Pero cuando la guerra empezó llegó a subir una historia a Instagram diciendo que Rusia se iba a ir en pocos días y la invasión era una especie de misión de paz, lógicamente nunca rectificó.

Son innumerables los ejemplos en los que justifica la invasión con un victimismo que recuerda a los independentistas catalanes, en el tuit citado se pueden ver bastantes más ejemplos de sus manipulaciones.

Hace un mes fue al programa de Iker Jiménez a repetir el argumentario de Rusia sobre la guerra en Donbás que empezó hace 8 años. Hablando de 14.000 víctimas y obviando que esa es la suma de combatientes prorrusos, soldados ucranianos y población civil, no solo esto último.

Llegó a justificar el bombardeo de un hospital en Mariupol: «Es un montaje, estaba lleno de nazis».

Resulta extraño que en Donbás estén masacrando a la población civil pero se pueda ir de bares.

https://twitter.com/liusivaya/status/1509939721400729604

Esther Sanz, una concejala de Vox en Fuente el Saz Jarama, un pueblo de Madrid, le preguntó abiertamente si cobraba del Kremlin y ella lo negó.

También denuncia la censura en España porque la han despedido del medio en donde colaboraba, no obstante nunca ha tenido tiempo de denunciar que en Rusia te pueden encarcelar hasta 15 años por emitir «noticias falsas» sobre la guerra.

Beatriz Talegón

La actual directora de opinión en Diario 16 y colaboradora de medios independentistas saltó a la fama a principios de 2013 cuando siendo la  secretaria general de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas criticó que la Internacional de dicho año se celebrara en un hotel de cinco estrellas con delegados que llegaban en coches de lujo.

En 2014 entró en la ejecutiva del PSOE de la mano de la corriente Izquierda Socialista, pero al año siguiente se dio de baja en el PSOE por no ser lo suficientemente de izquierdas, ensalzó a Albert Rivera, rechazó ir en la lista de Podemos, duró una semana en una lista apadrinada por Baltasar Garzón, participó en actos de UPyD y ERC, y lo último que sabemos es que fue candidata provisional de JxCat en las europeas de 2019.

Parece que le atraen todas las conspiraciones: llegó a creerse el falso documental que hizo Jordi Évole sobre el golpe de Estado de 1981.

Creía que había una cura para el cáncer pero las farmacéuticas la bloquean porque no es rentable.

Es fan de la homeopatía.

También llegó a ver una conspiración de Twitter contra ella, la red social le censuraba los tuits que ponían España, pero lo publicaba con un tuit que ponía España, el problema era ni más ni menos que sin darse cuenta Talegón estaba vinculando a una tienda noruega de juguetes sexuales y estaba superando el número de caracteres permitidos.

Estos no son los únicos bulos que ha difundido, llegó a publicar un vídeo donde se acusa a Rajoy de pederastia, creyó ver demasiada casualidad que el periodista que más investigó el caso de las niñas de Alcasser muriese poco después del estreno del documental en Netflix, cuando había muerto por cáncer de colon, comparó a los presos del 1-O con Jesucristo, se inventó que el agresor de Cake Minuesa era un simpatizante de Vox, compartió un bulo sobre las tarjetas censales para las elecciones de 2017 en Cataluña. Y también se adhirió a las teorías conspirativas antivacunas, era 28 de diciembre pero no era una inocentada.

¿Qué informaciones sobre la guerra de Ucrania ha compartido?

Nada más empezar la invasión ella lo negaba.

Comparte las desinformaciones de RT que usan eufemismos de inhabilitar en lugar de atacar.

Aquí muestra una falsa equidistancia con la vieja táctica de hacerte dudar y se le olvida el detalle de que Zelenski no lleva gobernando ocho años sino tres.

Ha sido muy insistente con los laboratorios biológicos de Estados Unidos en Ucrania que nadie ha visto.

Rusia intenta anexionarse las regiones separatistas pero no intenta dividir a Ucrania.

Nunca compartió informaciones sobre los bombardeos rusos en zonas que eran corredores humanitarios, solo que Rusia había creado uno.

Todo es culpa del batallón Azov.

No ha estado en Bucha para comprobar la verdad, sin embargo tampoco ha estado en Donbás y ha dado por cierta toda la información.

Las imágenes por satélite revelaron que los cadáveres llevaban ahí desde el 19 de marzo.

Reino Unido no se opuso, se pospuso al día siguiente.

Irina

Esta cuenta publica propaganda rusa desde un punto de vista soviético y cuenta con 62.500 seguidores.

La cuenta @congosto, una cuenta dedicada a la propagación de mensajes en Twitter le ha dedicado varios hilos. El primero de ellos, realizado el 28 de marzo, para demostrar que es una cuenta falsa, Irina usa la foto de una francotiradora soviética de la segunda guerra mundial pero allá por 2017 era una cuenta que se dedicaba a la promoción de sorteos en Twitter.

Aquí nos explica que ha ido segmentando seguidores con perfiles de extrema izquierda:

Mediante la técnica del followback para dejar de seguirlos a posteriori:

Sus seguidores son españoles en su mayoría pero también de Hispanoamérica:

Y los usuarios que sigue son principalmente españoles:

Posteriormente hizo otro hilo, el perfil de Irina tiene una cámara de eco para aumentar los números de sus tuits y así sean más fácilmente interactuables.

Hay una red muy bien montada sobre su cuenta al alcance de muy pocos:

‘Conectó’ con asombrosa facilidad con perfiles con más de 50.000 seguidores que amplificaron su mensaje.

Sus seguidores llegan a publicar entre 100 y 1000 tuits diarios, lo que es una auténtica barbaridad si no está automatizado o te dedicas exclusivamente a ello.

En elDiario.es hay una pieza escrita por Carlos del Castillo exclusivamente dedicada a ella que prueba con más detalle que es una cuenta artificial dedicada a la propaganda rusa.

¿Y qué es lo que comparte exactamente Irina? Estos días se ha dedicado a compartir que ha sido Ucrania el autor del bombardeo en la estación porque solo ellos tienen ese tipo de misiles a pesar de la cantidad de pruebas que hay de que Rusia dispone también de ese tipo de proyectiles en su arsenal militar

También cita a civiles de Mariúpol diciendo que esa ciudad es atacada por Ucrania y no por Rusia, cuando el propio Kremlin reconoce que tiene sitiada esta ciudad.

Conexiones y ‘casualidades’

Si haces una búsqueda en los tuits de estas cuentas sobre lo ocurrido en Donbás no hay ninguna mención antes del mes de enero y resulta cuanto menos extraño que en ocho años no hayan tenido tiempo para hablar del supuesto genocidio que ha llevado a cabo allí el ejército ucraniano si tan concienciados están.

Rubén Gisbert, el 11 de marzo.

Irina, el 8 de enero:

Beatriz Talegón, el 27 de febrero:

Liu Sivaya, casualmente el mismo día que Beatriz, 27 de febrero, en el caso de la politóloga es aún más extraño dado que es rusa.

También las cuatro cuentas han aumentado su número de tuits que escriben por mes desde que comenzó la guerra.

Rubén Gisbert.

Irina, en esta ocasión la web de Socialblade no comenzó a monitorizar la actividad de su cuenta hasta febrero por lo que volveré a aportar datos de uno de los hilos de @congosto.

Beatriz Talegón es un poco diferente, no obstante se recoge una subida de tweets después de un tiempo de bajada.

Liu Sivaya.

‘Conexiones’ con la embajada rusa

Los etiquetados en este tuit de la embajada rusa son Liu Sivaya y Rubén Gisbert.

La embajada rusa retuitea a Liu Sivaya y a Talegón hablando de una noticia de Rubén Gisbert.

Y no invitan a cualquiera a la embajada rusa en España:

by BeHappy Co.