Search
El banco presidido por Francisco González es el único de las grandes entidades que rechaza introducir dinero en publicidad en las publicaciones del grupo presidido por Pineda

Luis Pineda (AUSBANC) y Virginia López Negrete (Manos Limpias) inician una campaña contra el banco BBVA

HECHOS

A partir de junio de 2012 la revista AUSBANC y la cuenta de twitter de D. Luis Pineda iniciaron una serie de publicaciones sobre el banco BBVA y su presidente D. Francisco González.

CAMPAÑA EN TWITTER

Pineda_BBVA_2 D. Luis Pineda, presidente de AUSBANC publicó cientos de tuits entre 2012 y 2015 contra el banco BBVA y su presidente D. Francisco González.

CAMPAÑA EN LAS PUBLICACIONES DE AUSBANC

Pineda_BBVA_3Ausbanc_BBVA2_ Desde junio de 2012 las revistas de AUSBANC iniciaron una serie de reportajes contra el presidente del BBVA D. Francisco González, que se mantendrían durante los años sucesivos hasta diciembre de 2015.

EL PAPEL DE MANOS LIMPIAS

La organización Manos Limpias de D. Miguel Bernard, encabezado se personó en procesos judiciales contra el BBVA y su presidente, actuando como abogados en nombre de Manos Limpias Dña. Virginia López Negrete y el propio D. Luis Pineda, que llegaron incluso a personarse en juntas de accionistas de D. Francisco González en los años 2012 y 2013 para intentar reventárselas.

15 Abril 2014

Francisco González, el timonel que conduce a BBVA al abismo

Luis PIneda

La gestión de Francisco González al frente de BBVA ha colocado a la entidad financiera en el disparadero. Sus desastrosas inversiones, la aplicación de cláusulas declaradas abusivas por el Supremo y otras controvertidas decisiones preocupan seriamente a los accionistas.

La pasada Junta General de Accionistas de BBVA mostró a un Francisco González acomplejado y enfadado, que parece que odia al banco que le da de comer. Y eso que es uno de los banqueros mejor pagados del mundo, a pesar de que se mostró reticente a cobrar un sueldo cuando le nombraron presidente.

Eran otros tiempos, cuando respetaba a un Rodrigo Rato que propició su acenso a la presidencia del banco. ¡Cómo cambian las personas! Ayer, de la mano de Rato y hoy, atacándole en su declive –que no caída–. Eso es morder la mano que le alimenta.

Lo mismo que hizo con su ex copresidente, Emilio Ybarra, un banquero honesto y muy querido en Bilbao, que fue injustamente acusado por haber devuelto al perímetro del banco un dinero que circulaba fuera de él, y laminado como copresidente para dejar a FG solo al mando de la nave.

Y si hay algo que ha demostrado Francisco González es que es un nefasto timonel. La estrategia internacional del banco, bajo su mando, ha sido errática y gravemente perjudicial para la cuenta de resultados. Se fue de Brasil cuando empezaba a ser uno de los motores de Latinoamérica –el Santander y Telefónica, entre otros, pueden dar testimonio de ello–. México, su buque insignia y el que salva su cuenta de resultados, es obra de Alfredo Sáenz y Emilio Ybarra, que fueron quienes sentaron las bases de lo que hoy es Bancomer. En China ha tenido que vender parte de su participación en Citic, con pérdidas de más de 2.300 millones de euros. Y en Turquía no ha encontrado más que problemas. Un país, sin duda, con muchos atractivos, pero también muchos riesgos, algo de lo que todo buen gestor de una entidad financiera debe huir. Y ésa es su única apuesta, actualmente, al margen de América.

Como todas estas estrategias no han resultado y los únicos frutos que recoge son los que otros sembraron, FG ha caído en el hastío. Está comenzando a odiar el oficio de banquero y las ‘costosísimas’ redes comerciales. Ahora presta más atención a la tecnología que tanto le gusta, a las redes y a la ‘nube’, y se aleja cada vez más de la realidad de sus clientes y accionistas.

Sólo así se explica que en la Junta General, el acto en el que los gestores de una compañía tienen que rendir cuentas a sus auténticos propietarios, los accionistas, el presidente se limite a un discurso de compromiso –bien preparado y pronunciado, eso sí–, para a continuación dar paso a un vídeo que poco o nada tiene que ver con la actividad bancaria y con la información que demandan sus accionistas.

Es el Eduardo Punset de los ‘Mundos de Yupi’. Y cuando llega la hora de responder cara a cara a los accionistas que cuestionan sus decisiones concretas –el acuerdo con Google, las malas prácticas como la cláusula suelo…–, el nerviosismo, las dudas, los balbuceos y siseos sustituyen a la dicción bien preparada de su primer discurso. Estos accionistas… ¡cómo se atreven a hablar con libertad y a cuestionar sus decisiones!

Estos millonarios gestores deben entender que la Junta General es una obligación que tienen con sus accionistas, aunque tengan que aguantar críticas y escuchar lo que no les gusta. No vale celebrarla deprisa y corriendo, aprobar las cuentas y salir corriendo a comer. Los accionistas, sobre todo los pequeños, merecen un respeto. Si todo sigue así, en próximos años veremos cómo a BBVA se le compara con los bancos del segundo escalón en España.

Luis Pineda.
by BeHappy Co.