Search
Miembros de las Juventudes de ERC colocaron frente a la emisora un cartel con el títular 'Paremos la cadena del odio'

Manifestación de independentistas catalanes contra la cadena COPE, ante su sede, liderada por los diputados de ERC Tardá y Puig

HECHOS

El 30.11.2005 se produjo una manifestación ante las puerta de la Cadena COPE en Madrid en la que participaron los diputados de ERC, D. Joan Tardá y D. Joan Puig.

LOS LOCUTORES DE LA COPE DENUNCIAN ‘ACOSO’ Y CULPAN AL GOBIERNO ZAPATERO

losantos_vidal_villa Los principales locutores de la COPE, D. Federico Jiménez Losantos (‘La Mañana’), D. César Vidal (‘La Linterna’) y D. Ignacio Villa (‘La Palestra’ y Director de Informativos de la emisora), acusaron a los manifestantes de buscar intimidarles con aquel ‘asalto a la COPE’ el mismo día en que estaban pidiendo firmas de apoyo para un comunicado que pensaban enviar al Parlamento Europeo para denunciar el ‘acoso’ del Gobierno socialista.

LA COPE ARREMETE CONTRA EL ABC POR SILENCIAR EL INCIDENTE

zap_irak_zarzalejos El locutor de la COPE, D. Federico Jiménez Losantos, al día siguiente del ‘asedio’ arremetió especialmente contra el diario ABC y su director, D. José Antonio Zarzalejos, por no informar de aquellos sucesos. El Sr. Losantos, refiriéndose al periodista vasco como ‘Carcalejos’ le acusó de ser un “mentiroso” y “manipulador” y de que tanto él como el grupo propietario de ABC, el Grupo Vocento, estaban actuando al servicio del Gobierno Zapatero.

EL PRESIDENTE DE LA COPE RESPALDA A SUS LOCUTORES

zap_BernardoHerraez La misma noche del día del ‘asedio’ a la COPE, emisora propiedad de la Conferencia Episcopal, en el canal de televisión POPULAR TV, propiedad también de la misma Conferencia Episcopal, intervenía el presidente de la COPE, el sacerdote D. Bernardo Herráez, para expresar su apoyo a los locutores estrella de la emisora y considerar que habían hecho muy bien en posicionarse contra el Gobierno Zapatero, porque este estaba gobernando en contra de valores de la Iglesia y por tanto la COPE “no podía callarse”.

EL PARTIDO POPULAR LLEVA EL CASO DE LA COPE AL CONGRESO

Eduardo_Zaplana_2007 El Portavo del Grupo Popular en el Congreso, D. Eduardo Zaplana llevó el caso al Congreso de los Diputados y solicitó al resto de grupos parlamentarios un comunicado de condena contra ERC y los manifestantes que habían acosado la sede de la COPE. Pero el resto de partidos políticos del Congreso rechazó aquella propuesta.

APOYOS A LA COPE EN LA CADENA SER (DEL GRUPO PRISA)

zap carnicero A pesar de la animadversión recíproca entre la Cadena COPE y el Grupo PRISA, en un medio del Grupo PRISA, la Cadena SER, concretamente en su programa nocturno ‘Hora 25’, los tertulianos D. Carlos Llamas y D. Carlos Carnicero mostraron su oposición a los métodos coactivos de ERC y sus fieles y expresaron que, a pesar de sus radicales diferencias con el Sr. Jiménez Losantos, defendían por encima de todo su libertad de expresión. A pesar de esas declaraciones el Sr. Jiménez Losantos, tanto en la COPE como en EL MUNDO seguiría arremetiendo contra PRISA y acusando a su presidente, el Sr. Polanco, de complicidad con los sucesos.

01 Diciembre 2005

LA HB DE ZP

Federico Jiménez Losantos

Ni ERC ni estas bestias pardas ataviadas con camisas negras o monos amarillos, enmascaradas como buenos terroristas, existirían en Barcelona, y mucho menos en Madrid, si Zapatero y Polanco no les dieran cobertura, justificación, amparo y ánimo para seguir atropellando los derechos de la media España que no se resigna a morir ni a que la maten.

Además de la Banda de Interior, nunca disuelta, Zapatero dispone de una banda de la porra, de una Batasuna tripartita, de una ETA catalana en estado de latencia activa, que anteayer se llamaba E. P. O. C. A. (Ejercito Popular Catalán), ayer Terra Lliure, hoy Esquerra Republicana y mañana, cuando vuelvan al terrorismo rojo (el blanco nunca lo han abandonado), cualquier cosa. Eso, si no sale el Estatuto separatista de Maragall y Montilla. Y si sale, también, porque hay que seguir machacando sin piedad a los no nacionalistas en Cataluña y amedrentar a valencianos y baleares para que se sometan al imperialismo de los Països Catalans. Los camisas negras del fascio cuatribarrado, los escamots de ‘Roviretxe’, copiados de Mussolini antes de la Guerra Civil, ya no limitan sus agresiones al ámbito catalán.

Ayer atacaron la COPE en pleno centro de Madrid, encabezados y coordinados por dos diputadejos de ERC, Tardá y Puig (el famoso asaltapiscinas), provocando a las personas que hacían cola a las puertas de la emisora para respaldar la iniciativa de Luis Herrero y otros periodistas en defensa de la COPE.

Pero ni ERC ni estas bestias pardas ataviadas con camisas negras o monos amarillos, enmascaradas como buenos terroristas, existirían en Barcelona, y mucho menos en Madrid, si Zapatero y Polanco no les dieran cobertura, justificación, amparo y ánimo para seguir atropellando los derechos de la media España que no se resigna a morir ni a que la maten.

Zapatero es la garantía de la impunidad de ERC, este partido instalado en el delito contra la libertad, la propiedad y la seguridad de las personas. Zapatero es el seguro de vida de toda esa banda. Zapatero (y vale para Montilla, Carod, Mas o Durán Lleida) es el gran padrino de estos asaltos típicamente nazis que si se redujeran a la representación real de ERC a buenas horas iban a darse en Madrid. Dos diputados en el Parlamento español coordinaron ayer, con los medios catalanes que les dan cobertura mediática, la agresión contra la COPE. Y eso sólo se explica por el interés de Zapatero en que hagan precisamente lo que hacen: agredir, insultar, increpar, hacer imposible la convivencia en libertad en toda España. Como los etarras, estos batasunos de ERC no limitan ya sus heroicas acciones al ámbito tribal, sino que van por Madrid con la tribu a cuestas. Quizá sea la refundación del Comando Madrid por Puigcercós, el Otegi de la banda Terra Lliure. Quizá sea la costumbre de apalear a los disidentes del dogma nacionalista en Cataluña. O quizá sólo sea la continuación de aquella política golpista que llevó a Zapatero al poder. Sin ZP, nunca lo harían. Con ZP seguirán haciéndolo.Hasta que todos encuentren la horma de su zapato.

Federico Jiménez Losantos

02 Diciembre 2005

La COPE suma y sigue

Editorial (Director: Antonio Franco)

Resulta paradójico que la COPE insulte acogiéndose a la libertad de expresión, pero rechacen las quejas ajenas contra ella.

Al parecer, la COPE tiene pleno derecho a insultar, a menospreciar y a mentir. Al parecer, quienes se quejan de eso, de exactamente eso y no del signo o los argumentos de sus opiniones, son enemigos de la libertad de expresión. Al parecer, quienes considran inmoral que la Iglesia española bendiga ese tipo de periodismo, son sectarios. Al parecer, ésta es la nueva lógica que impera en España. Pues bien: no estamos de acuerdo

La protesta de las juventudes de Esquerra encadenándose ante la sede de la COPE, en denuncia de ´como azuza esta emisora, puede gustar más o mneos. Pero es un tipo de queja que forma parte de la tradición democrática. Decir que este gesto pone en peligro la libertad de expresión de la emisora resulta avulsivo.

Esquerra, la propuesta de Estatut y, si se quiere, Catalunya no son perfectas. Pero los sofismas con que se equiparan las actuaciones de ERC con las prácticas nazis, o el Estatut propuesto democráticamente por Catalunya con los comunicados de ETA, merecen protesta. Que quienes fomentan radiofóniamente el odio y las falacias para deteriorar la convivencia en este país sepan, por lo menos que no todos estamos de acuerdo con ellos.

Resulta paradójico que quienes insultan acogiéndose a la libertad de expresión rechacen las quejas ajenas.

03 Diciembre 2005

De la camisa parda al mono amarillo

Víctor de la Serna Arenillas

Como aborrecen a la COPE y a Jiménez Losantos, no se recatan en apoyar a quienes quieren acallarlos, y más si éstos son sus buenos amigos políticos. Ignoran, o fingen ignorar, que cuando se abra la veda de los periodistas y los medios informativos, todos nos encontraremos con nuestro Montilla o nuestro Puig particular, que acabará con cada una de nuestras voces.

A uno le corrió un escalofrío por la espalda al ver a los cinco encapuchados y enmascarados -unas caretas circenses, con un rictus inquietante- vestidos con monos amarillos. Unos segundos antes se habían encadenado a las rejas de las ventanas, en la planta baja de la sede de la Cadena COPE. Su pancarta (Aturem la cadena de l’odi: Detengamos a la cadena del odio) completaba la imagen, entre surrealista y siniestra, supervisada por sus superiores jerárquicos Puig y Tardà, que Esquerra Republicana de Catalunya -formación del separatismo extremista y extraparlamentario…aunque esté en el Parlamento- había decidido escenificar. Para consumo interno catalán y para azuzar unas reacciones anticatalanas en el resto de España que a ellos les sonarían a música celestial, porque facilitarían la ruptura que ansían. Las cámaras y los micrófonos amigos de los medios oficiales del tripartito recogían el montaje de los lobeznos del nacionalismo, hijos putativos de Slobodan Milosevic envueltos en la estética de una Fura dels Baus pueblerina…

Los medios informativos han reaccionado frente a esta agresión a uno de ellos de las dos formas previsibles. Una mayoría, pasando de puntillas por el suceso: EL PAÍS, ABC, LA RAZÓN, aunque periodistas y columnistas de estos medios sí que han respondido con vigor (Hermann Tertsch, Tomás Cuesta). Una pequeña minoría, incluidos EL MUNDO y los competidores radiofónicos de la COPE, Carlos Herrera y Luis del Olmo, situando el incidente en su justa dimensión política. Esta se inscribe en una escalada de intimidación a los medios que por ahora no es violenta -aunque ya ayer eran detenidos en Barcelona unos jóvenes que portaban una botella de gasolina y acababan de hacer pintadas amenazantes ante las sedes de la COPE y EL PAÍS- pero que sigue pautas que nos recuerdan a los primeros matones con camisa parda de la Sturm Abteilung nazi en los años 20: se veía venir lo que iba a pasar, pero muchos miraron hacia otra parte. Este cronista, que no es lo bastante viejo como para haber vivido aquello, sí que lo es para recordar, de forma difusa pero todavía hoy desazonada, a aquellos gamberros con camisa azul que en los primeros años 50 lanzaban improperios y pedradas al Colegio Estudio, heredero de la Institución Libre de Enseñanza. Medio siglo más tarde…

Naturalmente, los liberticidas del nordeste van mucho más allá que quienes prefieren poner el asunto en sordina: EL PERIÓDICO editorializa que «resulta paradójico que quienes insultan acogiéndose a la libertad de expresión rechacen las quejas ajenas» y describe la acción de ERC como «un tipo de queja que forma parte de la tradición democrática». Como aborrecen a la COPE y a Jiménez Losantos, no se recatan en apoyar a quienes quieren acallarlos, y más si éstos son sus buenos amigos políticos. Ignoran, o fingen ignorar, que cuando se abra la veda de los periodistas y los medios informativos, todos nos encontraremos con nuestro Montilla o nuestro Puig particular, que acabará con cada una de nuestras voces. La libertad ha de ser para todos, y en primer lugar para quienes discrepan radicalmente de uno mismo. Las presiones y amenazas (aturem…) por parte de partidos instalados en el poder como son ERC o PSC no pueden jamás ampararse en un supuesto ejercicio de la libertad de expresión. O del derecho de manifestación, como masculla Rodríguez Zapatero. ¡Qué verguënza, señor presidente! ¡Qué vergüenza, Grupo Zeta!

Víctor de la Serna Arenillas

01 Diciembre 2005

Capos y Capones

Tomás Cuesta

Que cinco representantes de la canalla de ERC (canalla, en catalán, quiere decir mocosos, criaturistas, meoncetes, así que no hay ofensa) se encadenen a la puerta de la COPE para exigir que encadenen la cadena es un absoluto contradiós, dicho sea en castellano viejo, y, en latín venerable, una flagrante ‘contradictio in terminis’. La lógica no es, en cualquier caso, una especialidad cercana a los postulados de Esquerra. Lo de Esquerra es, más bien, cargar ‘castells’ (con puente levadizo para que los españoles nos quedemos fuera) y podar macetas, arte en el que el Sr. Benach es un experto. El Sr. Benach, como sabrán seguramente, es ese jerifalte del independentismo (clavadito, por cierto, al personaje del gitano que los de ‘Cruz y Raya’ sacan en la tele) que ha llegado a presidir el Parlament de Catalunya desde su humilde condición de conserje y jardinero. Es decir, que sólo hay dos opciones: o es una limbrera sin posibles o es un perfecto trepa. En cualquier caso Benach, como dirían los castizos, es un hombre que ve crecer la hierba. Sin embargo, esos tipos que ayer armaban bulla no pueden aspirar más que a comérsela. Pero, aunque el ‘rue catalá’ esté de moda en contraposición al toro celtibérico, esos tipos de ayer – permítanme que insista – ni siquiera son burros; son una simple anécdota. Las bestias son quienes conducen la reata. O sea, los arrieros.

Si el Sr. Marín, presidente del Congreso y tercera autoridad de este país, por detrás del Rey y de Zapatero, no les atiza una colleja a Joan Tardá y a Joan Puig (representantes de ERC en las Cortes españolas y ungidos con la soberanía popular, aunque nos avergüences), es que el Sr. Marín no es digno de sentarse en el sitial en que se sienta. El Sr. Tardá y el Sr. Puig (nada que ver con los Puig de los perfumes, que tienen un negocio limpio y bienoliente. Este Puig es el que sólo se da baños en piscinas ajenas), estos señores digo, actuaron ayer como ‘supervisores’ del estúpido asalto a la emisora de la Iglesia. No se mancharon las manos, por supuesto, porque los ‘capos’ nunca dan la cara y los capones menos. Y, si el asunto se hubiese desmadrado, se habrían acogido a la inmunidad parlamentaria igual que los rufianes se acogían a sagrado ‘in illo tempore’. Que nos explique el señor Marín que es lo que hacían dos de los diputados que guía y pastorea en esa charlotada con ínfulas siniestras. O, tal vez, el encadenado sea el Sr. Marín que tiene que tragar con carros y carreras.

Pero, ya que al os maulas de ERC, la libertad de expresión se la trae al fresco, que respeten su cargo cuando menos. Venga, señor Marín, échele huevos. Que aquí se empieza por no llevar corbata y se acaban quemando papeleras.

by BeHappy Co.