Search
La demanda será archivada por considerarse que la información de la revista era certera

Miguel Boyer y Rubio demandan a la revista TRIBUNA de Julián Lago por una portada en la que los llamaba ‘pandilla sin vergüenza’

HECHOS

  • El 24.02.1992 la revista TRIBUNA de Actualidad tituló en portada ‘Una Pandilla Sin Vergüenza’ con las imágenes de D. Mariano Rubio, D. Miguel Boyer, Dña. Carmen Posadas y Dña. Isabel Preysler.

25 Mayo 1992

DON MARIANO PASÓ POR LA LAVANDERÍA

Julián Lago

La lavandería El Pirulí, que con tanto éxito regenta Manuel Campo Vidal, un servicio, sin duda, rápido, eficaz y a precio módico, que en esta ocasión a quien lavó más blanco fue al gobernador del Banco de España. A un precio módico, finalmente, porque las coladas que hacen en El Pirulí las pagamos a escote entre todos los españoles.

Del Banco al banquillo y del banquillo al Banco otra vez, tras haber pasado, eso sí, por la lavandería El Pirulí, que con tanto éxito regenta Manuel Campo Vidal. Un servicio, sin duda, rápido, eficaz y a precio módico, que en esta ocasión a quien lavó más blanco fue al gobernador del Banco de España. Rápido, porque la lavandería El Pirulí no sólo lava la imagen de los poderosos sino que la aclara y la centrifuga en cosa de media hora. Eficaz porque, como además utiliza secadora, los trapos sucios no sufren los efectos de la exposición al sol. Y a un precio módico, finalmente, porque las coladas que hacen en El Pirulí las pagamos a escote entre todos los españoles.

¿Hay quien lo limpie mejor? Cabe preguntarse. Al igual que aquel legendario Manuel Luque en su época de hombre-anuncio de Camp. Campo (ya es casualidad tal coincidencia) también puede decir lo mismo: Pruebe, compare y, s i encuentra algo mejor, cómprelo, que no lo encontrará. Sólo tiene usted que hacer la prueba del tambor anónimo ante notario. ¿Cuál de todos lava más blanco: el detergente que usan en el diario progubernamental, el del semanario monclovita o el del programa de Manuel Campo? La vecina del tercero acabará  adivinando el jabón que tanta blancura produce pese a que no figure su nombre en el exterior del tambor: Punto y aparte.

Que se lo pregunten si no a don Alberto Alcóder, cuya gabardina parecía recién estrenada cuando, en plenos revolcones del grupo Construcciones y Cóntratas, su entonces mujer Esther por un lado, Margarita por otro, se puso en manos de Campo Vidal para que la opinión pública supiera lo guapo, alto e inteligente que en realidad es el primo de su primo. ¿Que ahora es el buen nombre de M. Jiménez, conocido también como Mariano Rubio Jiménez, el que está para el tinte? Pues nada, se le hace pasar por la lavadora El Pirulíi y seguro que sale de inmediato inmaculado como una novia, que es como también salió la señora de Jiménez cuando, tiempo atrás, estuvo en el programa de limpieza en seco de Manuel Campo Vidal.

O sea, que el matrimonio Jiménez-Posadas, asiduo en las revistas del corazón bajo el seudónimo de matrimonio Rubio-Posadas, es cliente habitual de dicho servicio, ya que la insigne escritora precedió a su esposo don Mariano en la utilización de la referida lavandería. Tan dispuesto siempre Campo Vidal con los poderosos, en aquella ocasión se rompió las uñas abrillantando el honor de doña Carmen, que presuntamente había sido mancillado por este semanario al haber desvelado la entrañable amistad, con correspondencia incluida, que la gobernadora mantuvo con el polémico empresario José María Ruiz Mateos.

Julián Lago

by BeHappy Co.