28 enero 2001

Muere el boxeador Pedro Carrasco, ex marido de la cantante Rocío Jurado y actual marido de la peluquera Raquel Mosquera

Hechos

El 28 de enero de 2001 la prensa informó la muerte del sr. D. Pedro Carrasco.

Lecturas

Falleció en su casa de Paseo de La Habana en Madrid, su cuerpo fue descubierto por su esposa, Dña. Raquel Mosquera.

Dña. Rocío Carrasco «Rociito» era la única hija del Sr. Carrasco y de la Sra. Jurado, estaba en Sevilla cuando este falleció.

Dña. Rocío Jurado se encontraba en Barcelona en el momento de la muerte de su ex marido: «Es un disgusto muy grande».

D. José Ortega Cano (actual marido de Dña. Rocío Jurado) declaró sentirse muy afectado asegurando que era amigo personal del Sr. Carrasco desde antes de contraer matrimonio con la cantante.

EL SILENCIO DE RAQUEL MOSQUERA

Tras la muerte de D. Pedro Carrasco, su viuda, Dña. Raquel Mosquera, entró en depresión y no volvió a conceder ninguna entrevista hasta más de un año después. De las ofertas presentadas aceptó la de la revista ¡HOLA! el 28 e agosto de 2003.

28 Enero 2001

Muere Pedro Carrasco

EL PAÍS

Leer
El ex campeón mundial de los pesos ligeros fue hallado en su casa sin vida, probablemente a causa de un infarto, por su esposa

El ex boxeador y empresario Pedro Carrasco, de 57 años de edad y ex marido de la cantante Rocío Jurado, falleció ayer de un infarto, según las primeras impresiones, en su vivienda de Madrid, situada en el paseo de La Habana. Su cuerpo sin vida fue hallado por su actual esposa, Raquel Mosquera, cuando regresó del trabajo alarmada porque no contestaba a sus llamadas telefónicas.

Mosquera avisó al teléfono de emergencias, el 112, de inmediato, a las 16.34 horas, y pidió asistencia médica, informa F. Javier Barroso. Pero, cuando llegaron, los facultativos del 061 del Insalud sólo pudieron confirmar el fallecimiento de Carrasco, que debió de producirse alrededor de las once y media de la mañana. Sus restos mortales serán enterrados hoy, a las tres de la tarde, en el cementerio madrileño de Carabanchel.

Pedro Carrasco García, que nació en Alosno (Huelva), el 11 de julio de 1943, emigró con su familia a Sao Paulo (Brasil) cuando tenía nueve años. Con sólo 16 se inició en el boxeo y compitió en el campeonato amateur del club Manzoni. Tras participar en una gira por Italia con el citado grupo, debutó en Barcelona el 26 de noviembre de 1964 derrotando a Gómez Acebo por puntos. En 1966 se afincó en España y logró 20 victorias en diez meses.

El 30 de junio de 1967 conquistó el titulo europeo del peso ligero, en Madrid, ante el danés Boerge Krogh, al que derrotó por KO técnico en el octavo asalto. Luego, Carrasco, conocido durante su carrera profesional como El Marinero de los Puños de Oro, defendió con éxito en seis ocasiones su cinturón ante Kid Tano, Bruno Melissano, Olli Maeki, Tore Magnussen, Miguel Velázquez y René Roque.

Precisamente en 1967, Carrasco había sufrido un grave accidente al quedarse atrapado en un ascensor en un hotel de Huelva. El accidente le produjo una profunda herida en el antebrazo derecho, pero se recuperó.

Su consecución del título mundial de los ligeros no estuvo exenta de polémica. El 5 de noviembre de 1971 venció al mexicano nacionalizado norteamericano Mando Ramos después de que el árbitro descalificara a su adversario en el 12º asalto. El Consejo Mundial de Boxeo anuló el combate y Carrasco se enfrentó de nuevo a Ramos en Los Ángeles (Estados Unidos) el 18 de febrero de 1972. El púgil español perdió por puntos. Su nueva derrota frente a Ramos en el combate de revancha, celebrado en Madrid el 28 de junio de 1972, aceleró su retirada.

Carrasco disputó 110 combates como profesional, de los que ganó 105, perdió tres e hizo dos nulos. Peleó seis veces por el título europeo y tres por el mundial. Sus derrotas fueron ante Ramos, dos, y Aldo Pavisani, una, en Roma, el 11 de marzo de 1964; y sus nulos se produjeron ante Franco Rossini, en Turín, el 10 de mayo de 1963, y Joe Tetteh, en Barcelona, el 21 de noviembre de 1970.

Fue el único púgil español al que el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) incluyó en diciembre de 1993 en su clasificación de los 40 mejores boxeadores de los últimos 30 años.

Tras dejar el cuadrilátero, Carrasco se dedicó a los negocios. Su matrimonio con Rocío Jurado y su posterior separación le habían convertido en un habitual de las revistas y los programas del corazón.

16 Febrero 2001

Tremenda multitud

Beatriz Cortázar

Leer

Tremenda multitud la que se dio cita en el funeral por Pedro Carrasco en la basílica de San Francisco el Grande. Para salir corriendo. La furia de las masas con sus ídolos del corazón. ‘Marujas asesinas’ es el título de la película que actualmente rueda Neus Asensi pero también podría ser el título del ambiente que se vivió esa tarde. Raquel Mosquera, más delgada, más pálida, más destrozada, aguantó como pudo la ceremonia mientras Rocío Carrasco lloraba sin cesar y su madre, la cantante Rocío Jurado, le consolaba junto a Ortega Cano. Por error o por lapsus, durante la misa no hubo ninguna mención por parte del sacerdote a la viuda de Carrasco y sí a su hija y su primera mujer, hecho que no gustó mucho a algunos de los asistentes. El dolor de Raquel ha hecho que el pueblo se vuelque con esta mujer sencilla, sin tapujos, que nunca se ha avergonzado de nada y que tan enamorado estaba. Pero ese cariño no justifica el lamentable espectáculo que se montó a la salida del templo cuando vitorearon a Raquel con gritos de ánimo y abucheador a la hija del boxeador con todo tipo de insultos. Fue patético y fue el resultado de una multitud que quería ver a sus estrellas de cerca, tocarlas, besarlas y hablarlas. También juzgarlas.

Beatriz Cortázar