Search
Primera represalia de los medios próximos al PP al pacto entre el Grupo PRISA y el Grupo Zeta para quedarse con el fútbol

Pedro J. Ramírez (EL MUNDO) acusa al presidente del Grupo PRISA, Jesús Polanco, de financiar ilegalmente el PSOE

HECHOS

El 7.01.1997 D. Pedro J. Ramírez intervino en la tertulia de ‘La Mañana’ de COPE que conduce D. Antonio Herrero.

El 24 de diciembre de 1996 se produce el Pacto de Nochebuena que acaba con la muy feroz guerra entre el Grupo PRISA y el Grupo Zeta, que pasan a ser amigos del alma para repartirse los derechos del fútbol y para compartir la plataforma digital de explotación del mismo.

Aquel pacto saca de quicio al Gobierno del Partido Popular casi tanto como a su principal herramienta mediática del momento, EL MUNDO. Gobierno y periódico parecen marcarse un objetivo común, durante el año 1997 deben arrasar contra el Grupo PRISA, el mayor daño posible. Miembros de aquel gobierno entrevistados por J. F. Lamata como D. Rafael Arias Salgado o D. Miguel Ángel Rodríguez justifican la hostilidad del Gobierno contra PRISA en considerar que si no tomaban cartas en el asunto, PRISA tendría demasiados monopolios “empezando por el de la televisión por cable”.

polancoferrer

El primer pepinazo contra PRISA llega el 7 de enero de 1997 a través de la portada de EL MUNDO y las tertulias de la COPE en las que el director de EL MUNDO, D. Pedro J. Ramírez, es uno de los tertulianos estrella. Acusa al Grupo PRISA de haber financiado al PSOE ‘al mismo estilo que Filesa’, es decir, la sociedad ilegal que llevó al PSOE a ser juzgado ante el Supremo.

El titular de EL MUNDO en portada era «Aparece una nueva Filesa en la Comunidad de Madrid: Ferrer Europa cobró comisiones y pagó gastos electorales de líderes del PSOE». La información se presentaba con la imagen de D. Eugenio Ferrer y de D. Jesús Polanco, presidente del Grupo PRISA, a los que se definía como ‘grandes amigos’. El Sr. Polanco, presidente del Grupo Timón, era presentado como accionista de ‘Ferrer Europa’.

Ese mismo día en la COPE el Sr. Ramírez no tenía problemas en acusar al Sr. Polanco de actitudes ‘gangsteriles’ y ‘mafiosas’ ante un incrédulo D. Justo Fernández (UGT) que no tenía muchas ganas de secundarle.

 

  • Pedro J. Ramírez: «Existe una ‘nueva Filesa’ en la Comunidad de Madrid para financiar el PSOE y en ella está implicada el presidente del Grupo PRISA, Jesús de Polanco. Te pone los pelos de punta ver estas prácticas corruptas y mafiosas».
  • Antonio Herrero: «Polanco no tenía necesidad de hacer eso»
  • Pedro J. Ramírez: «No creo que tuviera el propósito deliberado de montar una trama de financiación ilegal para el PSOE, pero el caso es que lo hizo con su íntimo amigo Eulalio Ferrer».
  • Ramón Tamames: «Las comisiones son una práctica habitual en todos los ayuntamientos. Es una desfachatez. A ver qué hace el fiscal anticorrupción, Jiménez Villarejo».
  • Pedro J. Ramírez: «En el pacto de Nochebuena intervino directamente Jordi Pujol, que mantiene una relación de dependencia mutua con Antonio Asensio, que ha mantenido posiciones gangsteriles».
  • Justo Fernández: «Antonio Asensio no era para ti tan gangsteril antes del pacto con Polanco».
  • Pedro J. Ramírez: «La legalidad es la legalidad y punto».

 

La referencia al ‘Pacto de Nochebuena’ demostraba que lo que de verdad le molestaba al Sr. Ramírez no era la posibilidad de que PRISA hubiera financiado ilegalmente al PSOE en Madrid, sino el hecho de que su competidor hubiera logrado el dominio del fútbol para su plataforma digital, CANAL SATÉLITE DIGITAL, cuando hasta hora pensaba que ese dominio lo iba a tener VÍA DIGITAL, plataforma de la que, por cierto, EL MUNDO era accionista.

La supuesta historia de financiación ilegal desapareció de las portadas en la semana siguiente y no se volvería a hablar mediáticamente de ella. Pero eso sí, durante los días en que EL MUNDO la llevó en su portada, los Informativos de TVE dirigidos por D. Ernesto Sáenz de Buruaga informaron de ella al mismo nivel que hablaban de los casos de D. Javier de la Rosa o D. Mario Conde, lo que irritó a los directivos de PRISA, que expresaban su convencimiento de que detrás de lo Sres. Ramírez y Buruaga estaba el Gobierno Aznar.

08 Enero 1997

¿Otro «caso aislado»de corrupción?

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

Año nuevo, escándalos viejos. El entramado de comisiones ilegales y pagos de gastos electorales montado en torno a la empresa Ferrer Europa constituye una reproducción a menor escala del caso Filesa y pone en evidencia la extensión de la corrupción durante la etapa socialista. Es comprensible que la opinión pública esté saturada por la sucesión interminable de escándalos, pero ello no puede servir de excusa para silenciar casos tan graves como éste.

Ferrer Europa, una sociedad de la familia Ferrer y de Jesús Polanco, recaudaba el 3% de las obras adjudicadas por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y, con cargo a esos ingresos, corría con gastos electorales del PSOE. A su vez, Florencio Campos, el ex alcalde socialista de Alcalá, pagaba a Ferrer Europa mediante el encargo de estudios políticos y de asesoramiento con el correspondiente sobrecoste.

La propia narración de los hechos, avalada documentalmente por EL MUNDO, saca a la luz la existencia de presuntos delitos de cohecho, prevaricación, malversación, tráfico de influencias, falsedad y fraude fiscal. He aquí abundante materia para el fiscal general del Estado y la Fiscalía Anticorrupción, que tienen campo abonado en este caso para perseguir el delito.

Pero, al margen de las responsabilidades penales, existen las políticas, que no quedan eximidas por el hecho de que el PSOE haya abierto una investigación interna y asegure haber suspendido de militancia hace un par de semanas a Florencio Campos. Ya actuó de forma similar con Juan Guerra y con Aida Alvarez, también suspendidos de militancia de forma retroactiva, tras estallar escándalos en que estaban implicados.

La dirección del PSOE culpa ahora de todas las irregularidades sucedidas en Alcalá a Campos, ex miembro de la Ejecutiva. Sugiere que el ex alcalde se habría lucrado personalmente de la trama de Ferrer Europa y desmiente que el partido se haya llevado una sola peseta de las comisiones. Un desmentido que recuerda al de casos como Roldán, Urralburu y el AVE, en los que el PSOE asegura haber estado al margen.

Almunia dijo ayer que este país «ha padecido una defectuosa regulación entre el dinero y la política». Una justificación inaceptable por cuanto el PSOE gobernó España durante más de trece años y no hizo nada para cambiar la regulación a la que alude su portavoz.

Aunque se trata de un asunto menor dentro de su imperio, Polanco debe también una explicación más convincente que la hecha pública anoche sobre las actividades de Ferrer Europa. Es obvio que el patrón de Prisa no tomaba las decisiones, pero su condición de accionista importante le hace corresponsable de la gestión. No basta alegar que sus representantes en el consejo de administración recibieron -¡durante tres años!- «información confusa y deficiente». Máxime cuando, una vez más, una sociedad que se mueve dentro de su órbita obtiene favores del poder político.

08 Enero 1997

Ferrer Europa

Javier Ortiz

Ferrer, porque es así como se apellida el socio mexicano de Polanco y jefe de la cosa. Europa, porque el nombre del continente vende bien en la patria del papanatismo.

Esto de los nombres tiene su miga. Hubo una época en la que, si uno deseaba saber qué empresas no eran de capital local, bastaba con mirar en el registro correspondiente, y anotar el nombre de aquéllas que llevaban en su título adjetivos tales como Ibérico, Hispano, etc. Todas eran extranjeras.

Con algunos partidos políticos ocurría lo mismo. Los de signo comunista que nacían de alguna escisión -modo favorito de nacimiento de las organizaciones comunistas-, lo más habitual era que, en cuanto rompían con sus socios, se pusieran en las siglas algo destinado a disimular el hecho: Unidad, Unificación, Reunificación, etc.

El caso más espectacular de travestismo en las siglas que se conoce, es, de todos modos, el del PSOE. Se llama Partido Socialista Obrero Español, cuando no es ni partido (jamás se ha conocido congregación más monolítica), ni socialista (defiende con entusiasmo inaudito la propiedad privada, especialmente la de sus allegados), ni obrero (tira a interclasista, con inclinación a las clases de por arriba). En lo único que dice verdad, y aun se queda corto, es en lo de español: tal podría haber puesto españolísimo, y no habría punto de exageración en ello.

Jamás podrán hacerse cargo los dirigentes del PSOE del daño que han hecho a la causa que sus siglas reivindican. Probablemente no les preocupe gran cosa, pero el hecho es que han metido tanto el cuezo que no hay modo de dejarlos a beneficio de inventario.

Marx decía que el pasado es una losa que grava sobre las espaldas del presente. En el caso del PSOE, esa losa es una lápida mortuoria que da cuenta de la defunción de la izquierda tradicional española. Su poderío es tal que, si no participa en una iniciativa, ésta parece condenada a quedarse en nada; y si participa en ella, la corrompe. Es una especie de gran Rey Midas a la inversa: cuanto toca lo convierte en mierda.

Ferrer Europa. PSOE, PRISA. Lo de siempre. Los de siempre. ¿Nos dejarán alguna vez ocasión para no hablar de lo que ocurrió, sino de lo que ocurre? ¿Nos permitirán encontrar un momento para explicar que no son ellos los únicos estafadores, que tienen alumnos aventajados, que los nuevos buitres ya han afilado sus garras y esperan, sobrevolando sobre la carroña, hincar sus garras sobre los despojos de un país que lleva como emblema, a estas tristes alturas, la leyenda Caminante que pasas: detente. Aquí hubo un pueblo. Respeta el cementerio?

Aunque puede ser que lo que ocurra no represente sino una repetición sistemática y cansina de lo que ocurrió. De lo que viene ocurriendo desde siempre. De lo que seguirá ocurriendo mañana.

20 Enero 1997

La Filesa de Polanco

Federico Jiménez Losantos

No hay dulce que no provoque caries ni turrón duro que no perjudique los dientes. Apenas Don Jesús del Gran Poder acaba de penetrar su golpe de mano contra la plataforma digital auspiciad por el Gobierno y de convertirse en la pieza clave de la información y de los negocios españoles para los próximos años – con González en la Moncloa, se entiende – y ya le saltan a la rubicunda faz escándalos de esos que, precisamente a modo de caries, afearían la dentadura de un tiburón. Ha estallado o ha emergido una nueva Filesa, una Filesa que, por aparecer Polanco, llamaremos Polanquesa, y que se dedicaba, como la otra, la primitiva de Sala, Aida y compañía a recaudar fondos para el PSOE mediante la extorsión a empresas constructoras, o bien a recabar tratos de favor en las concesiones de obras públicas a cambio de suculentas mordidas para el PSOE abonadas a empresas fantasmas que naturalmente se quedan cn parte del botín.

En este caso la empresa que trabaja las prevaricaciones, el cohecho, la financiación ilegal, el tránsito de dinero negro y demás delitos habituales se llama Ferrer Europa y su hombre fuerte es el mexicano Eulalio Ferrer, amigo y socio de Don Jesús de Polanco. Don Eulalio para hacer más entrañable el suceso, es santanderino, como Don Jesús, y como miembro del Consejo Rector del Televisa ayudó al despegue de CANAL PLUS, en cuya empresa propietaria Sogecable, tiene una participación del 7,89% a través de su grupo inversos. Para mayor hermanamiento, Ferrer tiene una Fundación, como Polanco, que en vez de Santillana se llama Cervantina. Ese amor a Cervantes es el que, seguramente, le llevó a montar una factoría delictiva en Alcalá de Henares, cuna del glorioso manco, que murió sin un maravedí. No les sucederá lo mismo a esos dos caballeros de mano larga.

No es la primera vez que Don Jesús se ve sorprendido en tratos de favor con el Gobierno felipista – ahí están Eductrade y Sanitrade, Focoex y la señora de Solchaga como cajera dadivosa – pero nunca se le había pillado en un pringue tan cutre.

Federico Jiménez Losantos

08 Enero 1997

Nota del Grupo PRISA

PRISA (Presidente: Jesús Polanco)

Ante las informaciones calumniosas difundidas hoy sobre la supuesta participación del presidente del Grupo PRISA en operaciones para financiación de actividades de partidos políticos, PRISA S. A. desea hacer las siguientes manifestaciones:

  1. 1 – En absoluta y radicalmente falsa la información referida a todos los extremos relacionada con PRISA, como queda clara e inequívocamente de manifiesto en una nota hecha pública hoy por Timón S. A.
  2. 2 – En ningún momento don Eulalio Ferrer tuvo participación alguna ni directa ni indirectamente, en la configuración del accionariado de CANAL PLUS España (hoy Sogecable); en ningún momento don Eulalio Ferrer hizo gestión alguna para la presentación de responsables de CANAL PLUS Francia a representantes del Grupo PRISA; en ningún momento, en fin, don Eulalio Ferrer ha llevado a cabo actividad alguna relacionada con el concurso en el que CANAL PLUS obtuvo la concesión de una licencia para la gestión indirecta del servicio público de televisión.
  3. 3 – Queremos rechazar la parcial interpretación de la noticia hecha por RTVE al reproducir y amplificar tendenciosamente, tanto en RADIO NACIONAL DE ESPAÑA como en TELEVISIÓN ESPAÑOLA una información en la que se pretende dañar y perjudicar la imagen y reputación del presidente de PRISA. Ponemos de relieve que la actitud de los medios del gobierno se inscribe dentro de una campaña de descrédito iniciada contra aquellas empresas de comunicación que no coinciden con los planteamientos del poder político
by BeHappy Co.