Search

Polémica entre EL ALCÁZAR y DIARIO16 por el número de asistentes a la manifestación del 20-N en la Plaza de Oriente

HECHOS

El 23 de noviembre de 1976 se produjo una polémica entre DIARIO16 y EL ALCÁZAR.

El Alcázar dirigido por D. Antonio Gibello García acusa a Diario16 en dos artículos del 22 de noviembre de haber reducido en sus crónicas el número de participantes en la manifestación franquista del 20 de noviembre. El 23 de noviembre Diario16, dirigido por D. Ricarto Utrilla Carlón publica un editorial contra El Alcázar a los que califica como ‘ciegos de pasión’.

22 Noviembre 1976

Los cinco mil de la plaza de oriente (o la libertad de prensa)

Varela (Director: Antonio Gibello)

Hace unos días el excelentísimo señor ministro de Información y Turismo respondía a un grupo de procuradores en Cortes que se habían quejado de la poca objetividad informativa de un diario de la tarde de Madrid ‘estamos en la libertad de prensa y que cada palo aguante su vela’. No vamos a tratar de discutir estas palabras del señor Reguera, cuya fiabilidad lleva largo tiempo en entredicho.

DIARIO16 informaba el pasado sábado sobre la concentración de recuerdo a Franco celebrada en la Plaza de Oriente de este modo: «A la misma hora unos cinco mil – cinco mil en letra para que no hubiera lugar a dudas – nostálgicos del franquismo con distintivos fascistas y gritos contra el Gobierno, los procuradores ‘traidores’ y la prensa roja, se congregaban en la Plaza de Oriente madrileña, bajo el control de las fuerzas de orden público». En la misma primera página que escribía esta información añadía una foto en la que podían verse diez personas, diez, de edad madura y bajo ellas un pie impreso que empezaba con estas líneas: «Un año después de la muerte del dictador…».

Es decir, estamos en la libertad de prensa del Sr. Reguera. ¿Pero cómo se puede garantizar que una prensa libre sea responsable? Está claro que a través del excelentísimo señor ministro de Información no.

La libertad de prensa no es ni siquiera un bien, sino una necesidad que tiene el hombre para satisfacer su curiosidad y para contrastar sus saberes y conformar libremente sus estados de opinión. Nadie puede, pues, oponerse a la libertad de prensa salvo que el supremo bien común de una nación lo exija. Pero son estos casos excepcionales, paréntesis que en ningún país civilizado hacen norma. Es decir, estamos absolutamente a favor de la libertad de prensa. Sin embargo, nunca podremos estar a favor de la mentira o de la manipulación.

Varela

23 Noviembre 1976

CIEGOS DE PASIÓN

DIARIO16 (Director: Ricardo Utrilla)

El respetado colega de la tarde madrileña EL ALCÁZAR nos tacha de mentirosos, tendenciosos y otras lindezas en tres lugares distintos de su número de ayer por haber afirmado, al parecer que sólo hubo 5.000 personas en la plaza de Oriente el pasado sábado. Y justifica con ello, incluso, que se nos quemara en la vía pública.

Si quienes escriben en EL ALCÁZAR hubiesen conservado la serenidad necesaria para una lectura cuidada, habríanse dado cuenta de que la información incriiminada se refería a las doce y media, es decir, una hora antes de la fijada para el comienzo de la manifestación franquista y minutos antes de cierre de nuestra edición. Y a esa hora en la plaza de Oriente había 5.000 personas. Aproximadamente porque nadie dispone todavía de un cuentapatriotas. Si, además de leer con calma, nuestros coelgas alcazareñlos hubiesen sido curiosos o pacientes, habrían advertido con asombro que, en una rápida segunda edición recogíamos todas las cifras dadas por diversas fuentes, hasta el punto de que DIARIO16 fue probablemente el único periódico que citó la cifra de 200.000 congregados ofrecida por el Gobierno Civil de Madird. Desde luego n osería EL ALCÁZAR de ese día, porque no llegó a dar ninguna cifra.

También se quejaba EL ALCÁZAR de que en nuestra foto de portada sólo figurasen diez personas. Como muy bien sabe nuestro colega, una foto que aparece en un diario cerrado a las 12,45 tiene que haber sido otmada por lo menos una hora antes. En esos momentos no había en la plaza de Oriente grupos más numerosos, como es lógico cuando falta tanto tiempo para que empiece una manifestación.

Pueden estar seguros los colegas de EL ALCÁZAR y sus lectores de que no teníamos otra obsesión respecto al acto que la de informar al máximo y con la mayor precisión posible. Cómo en cualquier otro caso. No creemos, ni nunca hemos creído, que sea función de un diario hacer política en vez de información. Y menos con malas artes.

También pueden tener la seguridad nuestros colegas de que si algún día, por desdicha para el país, llegasen unos energúmenos a quemar ejemplares de EL ALCÁZAR en plena calle con cualquier pretexto, nosotros seríamos los primeros en condenar enérgicamente el acto. Si se produjese antes de nuestra hora de cierre.

by BeHappy Co.