Search
El histórico periódico cerró sin que en su último número hubiera ningún tipo de artículo de despedida

Prensa Ibérica compra EL CORREO DE ZAMORA y lo cierra convirtiendo a LA OPINIÓN DE ZAMORA en el único diario zamorano

HECHOS

El 31.07.1992 salió a la calle el último número de EL CORREO DE ZAMORA.

El 30 de julio de 1992 considerando inviable la supervivencia de El Correo de Zamora ante la crisis causada por la competencia con La Opinión de Zamora, sus últimos propietarios, Gonzalo Sánchez Roca y ‘Las Aceñas’ venden el periódico a Prensa Ibérica, el grupo propietario de su competidor presidido por Francisco Javier Moll de Miguel, a través de su filial Maprensa, que compra los activos del periódico. Ese mismo día 31, pone fin a su publicación imposibilitando que en el futuro ninguna otra empresa pueda explotar esa marca. El 7 de febrero de 1993 La Opinión de Zamora pasó a denominarse La Opinión-El Correo de Zamora con Juan Jesús Rodero como Director.

CorreoZam02 Al contrario que EL CORREO DE ZAMORA que, en su último número no hizo referencia a su cierre, LA OPINIÓN DE ZAMORA sí dedicó dos portadas a informar del cierre del histórico periódico resaltando que se debía a la desastrosa situación económica de sus penúltimos propietarios pero obviando que la orden del cierre las había dado ellos (LA OPINIÓN DE ZAMORA era también propiedad de Prensa Ibérica).

01 Agosto 1992

Un desenlace anunciado que lamentamos

LA OPINIÓN DE ZAMORA (Dueño: Javier Moll de Miguel)

Ayer EL CORREO DE ZAMORA dejó de salir a la calle, tras ser adquirida por Maprensa, sociedad vinculada al Grupo Prensa Ibérica, la participación mayoritaria de la empresa y hoy se confirma lo que ya se temía desde pocas horas después de la adquisición y desde bastante antes: la imposibilidad de gestión de una empresa, EL CORREO DE ZAMORA que se encontraba en una fase terminal, dada su grave situación económico-financiera, prácticamente de quiebra técnica.

Se trata de la crónica de una muerte anunciada, que ya hace mucho tiempo se barruntaba en amplios sectores de la población zamorana, pero aun así, la inviabilidad empresarial de EL CORREO DE ZAMORA nos duele como zamoranos, como profesionales del periodismo y como lectores, porque no resulta grata para nadie la desaparición de un periódico que llevaba casi cien años como notario diario de la vida de la provincia y que había conseguido salvar ya a lo largo de su existencia numerosas crisis, aunque ninguna tan grave, al menos en lo que al punto de vista administrativo se refiere, como esta que ha provocado finalmente, y lógicamente, por duro que sea decirlo, su extinción.

Sólo unas horas después de cerrarse el pasado jueves, la operación de compra de EL CORREO DE ZAMORA por parte de Maprensa, un portavoz de su Consejo de Administración daba cuenta del a decisión empresarial de respetar escrupulosamente los derechos de los trabajadores de EL CORREO DE ZAMORA y hemos de congratularnos de esta nota positiva en tan lamentable situación.

Ya hace un año y un mes, cuando EL CORREO DE ZAMORA pretendía huir hacia adelante, para tratar de salvar su galopante crisis, y los rectores de entonces del periódico decano recurrían al voluntarismo como única forma de salvación, mientras sólo se conseguía hacer más profunda la fosa bajo sus pies, LA OPINIÓN DE ZAMORA publicaba un editorial, al que remitimos a nuestros lectores (ver LA OPINIÓN DE ZAMORA, 30-6-1991), expresando públicamente y bien a las claras, nuestro firme deseo de que EL CORREO DE ZAMORA encontrase el camino para salir de tan angustioso laberinto y para que siguiese entre los zamoranos, en bien del pluralismo informativo y con auténtico espíritu zamoranista.

Este mismo sentimiento, lo reiteramos ahora, un año más tarde, lamentando el desenlace inevitable, que esperamos que no sea definitivo, y reiterando también a Zamora y los zamoranos por nuestra parte, que LA OPINIÓN DE ZAMORA como ya ha hecho en sus dos años de existencia continuará, desde la independencia y la libertad más plena y totales, defendiendo los intereses generales de Zamora y los zamoranos, como hemos venido haciendo desde el primer día, e intensificando los esfuerzos por superarnos.

LA OPINIÓN DE ZAMORA

by BeHappy Co.