Search
Era Consejero Delegado del grupo y Vicepresidente del Club de Fútbol Espanyol, propiedad de su familia

Un accidente de tráfico acaba con la vida de Fernando Lara, hijo menor y sucesor del Presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara

HECHOS

El 19.08.1995 falleció D: Fernando Lara, de 38 años, consejero delegado del Grupo Planeta y vicepresidente del Espanyol.

JOSÉ MANUEL LARA BOSCH REEMPLAZARÁ A SU HERMANO COMO ‘NÚMERO 2’

lara_entrando D. José Manuel Lara Bosch, hijo mayor de D. José Manuel Lara Hernández, será el encargado de reemplazar a su hermano pequeño, D. Fernando Lara Bosch como Consejero Delegado del Grupo Planeta.

20 Agosto 1995

FERNANDO LARA

Xavier Domingo

Fernando Lara, hombre de lealtad absoluta a su padre, era el modelo mismo del ejecutivo discreto y tremendamente eficaz en el difícil negocio del libro.

Murió a la edad de 38 años, cuando se trasladaba abordo de su coche, de Barcelona a la Cerdanya, donde él y su familia, esposa y dos hijos, pasaban este caluroso verano. Fernando Lara acababa de asistir a la presentación pública del Real Club Deportivo Espanyol, del que era vicepresidente primero.

Ciertamente, a Fernando Lara le gustaba el fútbol, pero si dedicó parte de su tiempo y de su talento ejecutivo al club de Sarriá, fue sobre todo para complacer a su padre, tremendo «fan», socio y mecenas de los «pericos».

Así, dos instituciones catalanas y barcelonesas de gran peso en la comunidad y en la ciudad, lloran la pérdida de un hombre fundamental en su auge: la Editorial Planeta y el RDC Espanyol de Barcelona. A la Editorial, supo buscarle el prestigio de la calidad, que va más lejos de lo puramente comercial, añadiéndole el sello de casas cuyo catálogo figura entre los más densos de contenido en España, como por ejemplo Destino, Deusto y, últimamente, Tusquets.

En estas operaciones, Fernando Lara jamás actuó como un tiburón del mundo editorial, si no como un hombre de negocios liberal y respetuoso de la labor de quienes actuaron o fundaron las casas fusionadas o asociadas, cuya libertad de acción respetó sin fallos, después de haber accedido a su gestión.

En el club de fútbol actuó de la misma manera y logró devolverle el prestigio de una entidad deportiva histórica catalana, borrando los prejuicios y pruritos que sufría, de club ultraderechista y anticatalán. Era, por cierto, el sucesor designado de antemano, al actual y anciano presidente Francesc Perelló.

Sin embargo, la característica pública más notable de Fernando Lara, como la de su hermano mayor José Manuel, fue la de la modestia y la discreción. Ambos prefirieron dejar todo el protagonismo que les confería su poder, a su padre.

En ese saber quedar en segundo plano, a pesar de su importancia ejecutiva y de su eficacia, fueron dignos discípulos de su madre María Teresa Bosch, a la que se atribuye gran importancia y enorme olfato comercial en el dominio de las publicaciones literarias.

.

21 Agosto 1995

El dolor compartido de la familia Lara

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

La muerte de Fernando Lara ha conmocionado muy comprensiblemente a buena parte de la sociedad española. Al mundo de las letras, para empezar, dado el trato directo y cordial que el difunto tenía con un gran número de escritores, en tanto que responsable del conjunto de editoriales del grupo familiar. También al muchísimo público que ha disfrutado -la lectura genera complicidad- de la ingente cantidad de libros que él contribuyó a poner en el mercado. En fin, a los aficionados al fútbol, conscientes del papel que ha cubierto en la brillante renovación que ha experimentado el Espanyol en los últimos años. El entierro de Fernando Lara fue ayer cumplida expresión de ese dolor masivamente compartido. Ahora corresponderá a José Manuel Lara Bosch la tarea de continuar la amplísima obra puesta en marcha por su padre y potenciada en los últimos años por él y su difunto hermano, en estrecha colaboración. Estamos seguros de que sabrá hacerlo.

by BeHappy Co.