La ideología a la revista no es la de la revolución comunista, sino la de la democracia parlamentaria

Dieciséis profesionales contrarios a la dictadura encabezados por Juan Tomás de Salas fundan la revista CAMBIO16

HECHOS

En noviembre de 1971 apareció en los quioscos el semanario CAMBIO16 editado por Información y Publicaciones S. A.  teóricamente se presentaba como una revista sobre economía. En la práctica sería un semanario político.

El 5 de mayo, dieciséis profesionales constituyeron la empresa editora Información y Publicaciones S. A. posteriormente conocida como Inpulsa o Grupo16, para que editara una nueva revista que se llamaría CAMBIO16.

REDACCIÓN COLEGIADA

El presidente de la revista será D. Luis González Seara, un joven político que ha pasado del fraquismo a la oposición. El Consejero Delegado es D. Juan Tomás de Salas. Como director figura D. Manuel Velasco López. Como redactor jefe el Sr. José Antonio Martínez Soler. Otros primeros espada en la redacción son D. José Oneto (procedente del diario MADRID) o D. Ricardo Utrilla.

El Sr. Martínez Soler, consultado por La Hemeroteca del Buitre que CAMBIO16 “quería tener un funcionamiento colegiado” y que la dirección del Sr. Velasco López como director se debía únicamente a que el registro obligaba insertar un nombre como director. A ojos del Sr. Martínez Soler, era él quien estaba al frente de la revista.

LOS DIECISÉIS FUNDADORES DE CAMBIO16:

  • D. Juan Tomás de Salas. Fundador de la revista. 55 acciones.
  • D. José Luis Barreiros Conde. Industrial gallego, amigo de Luis González Seara. 60 acciones.
  • D. Blas Calzada. Economista, antiguo miembro del Felipe. 11 acciones.
  • D. Luis María de la Fuente. Empresario. Llegó de la mano de José Félix de Rivera. 55 acciones.
  • D. José Félix de Rivera. Industrial sevillano. Conoció a Salas en Colombia. 25 acciones.
  • D. Domingo Garnelo Vázquez. Empresario gallego. Invitado por Barreiros. 55 acciones.
  • D. Romualdo de Toledo. Amigo de Juan Tomás de Salas desde tiempos del FLP. 14 acciones.
  • D. Enrique Sarasola. Empresario vasco. Amigo de José Félix de Rivera. 11 acciones.
  • D. Luis González Seara. Catedrático de universidad. 55 acciones.
  • D. Juan Huarte. Empresario navarro. Invitado por Blas Calzada. 50 acciones.
  • D. Alfredo Lafita. Abogado del Estado y compañero de colegio de Salas. 55 acciones.
  • D. Antonio García Ferrero. Economista. 11 acciones.
  • D. Miguel Ortega. Abogado y funcionario del Estado. Compañero de colegio de Salas. 11 acciones.
  • D. César Pontvianne. Empresario salmantino. 22 acciones.
  • D. Miguel Muñiz. Economista. Conoció a Salas en París. 5 acciones.
  • D. Alejandro Muñoz Alonso. Abogado y catedrático de Ciencias Políticas. 5 acciones..

El cabecilla del grupo era D. Juan Tomás de Salas. De quien, según publicaría la propia revista CAMBIO16 (artículo ‘Ciudadano Salas’ de Dña. Carmen Rico Godoy, del 30.11.1981) había nacido en 1938. Se había unido a la plataforma de oposición al franquismo conocida como el FELIPE con José Manuel Arija, D. Nicolás Sartorius o D. Romualdo de Toledo. Para escapar de una redada policial – que le hubiera supuesto una permanencia en la cárcel – Salas se refugió en la embajada de Colombia y, tras ocho meses escondido, marchó a aquel país, en Bogotá, trabajando como redactor en El Tiempo. En Bogotá conocería a su esposa, la canadiense Bárbara Chaplin. Desde ahí saltó a París, donde trabajó en France Press, donde coincidió con futuros periodistas del Grupo16 como D. Ricardo Utrilla o D. Xavier Domingo.

En 1971 el Sr. Salas regresó a España, con 33 años para montar un nuevo proyecto editorial. Tendría que desplegar toda su capacidad persuasoria para conseguir los cinco millones de pesetas fundacionales de la nueva empresa.

SIN MIEDO A LOS FRANQUISTAS

Durante los últimos meses de la dictadura franquista la revista CAMBIO16 no tendría ningún problema en polemizar con las principales figuras de la prensa franquista incluido el diario ARRIBA, el Delegado Nacional de la Prensa del Movimiento, D. Emilio Romero o el presidente de Prensa Española, D. Torcuato Luca de Tena y Brunet.

Primer editorial CAMBIO16

CAMBIO16 (Director: Manuel Velasco López)

Noviembre 1971

CAMBIO16 inicia con este número su aparición semanal. En medio del a transformación acelerada de nuestra circunstancia histórica, nos ha parecido oportuno ofrecer a los lectores una nueva revista, que nace con la pretensión de contribuir a una adecuada racionalización de nuestra vida económica y social.

La sociedad española se encuentra en un proceso de cambio que exige una toma de conciencia esclarecedora de nuestra situación real. CAMBIO16 se propone contribuir a ese esclarecimiento examinando la realidad económica dentro de la totalidad social. Este planteamiento es indispensable para llegar a una comprensión mínimamente aceptable de la realidad de cualquier sociedad. Por muy destacada posición que hoy ocupen los hechos económicos, se puede averiguar con cierta facilidad en qué entorno están situados y qué se esconde detrás de su luminosidad deslumbrante. Basta para ello utilizar unos filtros analíticos adecuados y ecnuadrar a cada fenómeno económico en su respectivo contexto social.

En una situación histórica presidida por el signo del desarrollo, conviene tener presente desde un principio que todo crecimiento económico, no acompañado de un paralelo proceso de modernización político y social, conduce a un desequilibrio social que puede originar un conflicto grave. Y ello porque ni el hombre vive sólo de pan, ni la sociedad únicamente de renta ‘per capita’. Un mayor consumo de calorías es muy de desear, sobre todo si ese consumo se inscribe en un proceso que permite desarrollar en los individuos un mayor grado de su conciencia personal y cívica. Pero es obvio que es un sistema donde exista la esclavitud, pongamos por caso, una mejor retribución de los esclavos, no puede compensar su falta de libertad.

Partiendo de esta forma de entender lo económico, CAMBIO16 procura mantener una línea informativa presidida por el afán de objetividad e independencia. Por supuesto, somos conscientes de que toda independencia y objetividad son relativas. No existe información objetiva químicamente pura, sobre todo a partir del supuesto evitable de que es preciso seleccionar unos hechos y abandonar otros. Nuestra revista se esforzará por no escamotear la realidad ni se detendrá ante los hechos incómodos, única forma de servir al deber informativo de toda publicación.

Para ser fiel a su fundamental objetivo informativo, CAMBIO16 pondrá especial atención a la actuación de empresarios, profesionales y trabajadores de todo tipo, que se esfuerza día a día por mejorar nuestros niveles de vida. Se trata de mostrar la realidad cual es y en ese sentido de orienar a los trabajos de las personas que van a leer CAMBIO16. Estamos convencidos que, en vez de buscar fórmulas mágicas para moldear la realidad, es mejor partir del análisis y descripción de esa realidad. Ese es nuestro principio informativo. Por consiguiente, si cada semana la aparición de CAMBIO16 contribuye a que los individuos estén mejor informados, consideraremos cumplido el objetivo de nuestra revista.

El Análisis

ÓRGANO DE OPOSICIÓN NO COMUNISTA

JF Lamata

Uno de los motivos por los que la oposición franquista nunca gozó de demasiada confianza de instancias europeas era su vinculación con el comunismo. A fin de cuentas durante la guerra civil todas las fuerzas de la derecha se unieron en el franquismo y todas las de izquierdas en el bando republicano, incluidos los comunistas.

Eso daba un argumento de oro a la derecha franquista para que cuando la oposición reivindicaba la libertad, los franquistas les echaran en cara las dictaduras comunistas. El ‘Felipe’ era algo diferente, en el ‘Felipe’ había opositores a la dictadura que no tenían ninguna intención de apoyar un régimen comunista para España, sino una democracia liberal capitalista al modelo franco-alemán.

Ese era el planteamiento de D. Juan Tomás de Salas (miembro del ‘Felipe’) para fundar CAMBIO16. Y aunque elementos franquistas insistirían en que aquella revista era pro-comunista, los hechos demostrarían que no lo era aunque – eso sí, apoyara la legalización del PCE, junto a la del resto de partidos.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.