Franquistas aperturistas y franquistas inmovilistas unieron sus votos en ausencia de José Antonio Girón y José Solis

El Movimiento franquista aprueba las Asociaciones Políticas por amplia mayoría y la abstención de Marcelino Oreja y Garicano Goñi

HECHOS

  • El 16.12.1974 el Consejo Nacional del Movimiento aprobó el anteproyecto de Estatuto de Asociaciones Políticas por 95 votos a favor y 3 abstenciones.

La promesa echa por el Presidente del Gobierno franquista, D. Carlos Arias Navarro de que habría asociaciones políticas en España, parecía abrir la puerta a un sistema democrático de partidos políticos. El momento de desarrollar el proyecto era el Consejo del Movimiento Nacional, el partido único del franquismo cuyo Secretario General en aquel momento era D. José Utrera.

El Consejo aprobó que sólo pudieran ser legales como Asociaciones Políticas aquellas que compartieran el mismo ideario o similar que el Movimiento Nacional, es decir, que – en la práctica – sólo las formaciones de derechas, no en balde el Movimiento nació precisamente de la fusión de todos los grupos derechistas de ámbito nacional existentes en 1939. Por tanto cerraba la puerta a la existencia de Asociaciones Políticas de izquierda o Asociaciones Políticas nacionalistas. Para los partidos de la oposición, ilegales y exiliados, aquellas ‘asociaciones’ eran radicalmente insuficientes, pero el Consejo Nacional del Movimiento aprobó por inmensa mayoría aquel peculiar proyecto de Asociaciones Políticas.

DOS TIPOS DE VOTOS AFIRMATIVOS A LAS ASOCIACIONES POLÍTICAS:

– Aperturistas

 El franquista D. Gabriel Cisneros, alineado con el sector aperturista, anunció que votaba a favor de las Asociaciones Políticas, pese a considerar que era insuficiente ‘para no hacer el juego’ a los que habían impedido que el proyecto llegara más allá, en clara referencia a que hubiera sido un proyecto de Partido Políticos, al estilo occidental.

– Inmovilistas

 El franquista D. Manuel Valdés Larrañaga, del sector inmovilista, explicó que él votaba a favor de las Asociaciones Políticas porque se les había garantizado que en ningún momento se permitiría un regreso a España del sistema de Partidos Políticos. El Sr. Valdés Larrañaga gozaba de gran prestigio entre las filas franquistas por haber sido en 1936 miembro de la antigua Junta Política de Falange Española junto al asesinado José Antonio Primo de Rivera.

MARCELINO OREJA Y GARICANO GOÑI, LAS ÚNICAS VOCES DISONANTES

A pesar de que franquistas aperturistas y franquistas inmovilistas unieron sus votos a favor de las Asociaciones Políticas, aunque fuera por distintos motivos, no hubo unanimidad en aquel Consejo Nacional del Movimiento. Hubo tres abstenciones las de D. Tomás Garicano Goñi, D. Marcelino Oreja Aguirre y el Sr. Cruylles, tres franquistas alineados con el aperturismo, aunque de distintas generaciones.

 El franquista D. Marcelino Oreja Aguirre estaba alineado con las posturas más aperturistas como la mayoría de la nueva generación de franquistas y, en su caso además, pertenecía al Grupo Tácito, los que, desde el diario YA defendían la necesidad de transformar el Estado franquista en un sistema de partidos bajo el modelo occidental.

 El franquista D. Tomás Garicani Goñi (ex ministro de Interior de Franco) fue la otra abstención junto a los Sres. Oreja y Cruylles. Su caso era diferente, puesto que el sí era un veterano que había participado en la Guerra Civil en el bando de la derecha. En un sorprentente y emotivo discurso consideró que la tarea del Movimiento Nacional había concluido, que los que habían ganado la Guerra Civil debían dejar paso a sus hijos, y que los mismo debían hacer los que habían perdido la Guerra Civil y que unos y otros deberían constituir la nueva España. Justificó su abstención en lo insuficiente que eran las Asociaciones, pidiendo así la necesidad de partidos políticos.

MANUEL FRAGA RECHAZA FORMAR UNA ASOCIACIÓN POLÍTICA ANTE EL LIMITADO MARCO QUE ESTABLECE LA LEY

Aprobadas las Asociaciones Políticas uno de los dirigentes políticos que más podía dar validez al proceso era el embajador español en Londres, D. Manuel Fraga Iribarne, considerando uno de los líderes del franquismo reformista. Uno de los periodistas que más insistió para que el Sr. Fraga se decidiera a ‘asociarse’ fue el subdirector de INFORMACIONES D. Juan Luis Cebrián con artículos como su célebre ‘¿Qué hará Fraga?’ (INFORMACIONES, 5-12-1975) en el que comentaba que la impresión de que todo el mundo político estaba pendiente de si el Sr. Fraga se inscribía o no. Al final el Sr. Fraga optó por no hacerlo por considerar el marco inicial como insuficiente.

by BeHappy Co.