Search
El diario LA RAZÓN fue el primero en hacerse eco de que Gema García, la concursante del certamen 'Miss Universo' era en realidad una 'infiltrada' de Melchor Miralles

Éxito de audiencia de Melchor Miralles (EL MUNDO-TV) con su reportaje ‘Miss Fraude’ emitido en ANTENA 3

HECHOS

El 17.03.2002 en ANTENA 3 TV se emitió el reportaje ‘Miss Fraude’, producido por la productora EL MUNDO-TV.

El 15.03.2002 el diario LA RAZÓN publicó que Dña. Gema García Marcos, aspirante a Miss España 2002 en representación de Alicante, había sido descalificada por falsificación de documentos y demandada, tras lo cual había huido del hotel en el que se hospedaba (había falsificado su DNI para fingir que tenía menos de 25 años, la edad máxima permitida para participar en el concurso).

Según informó LA RAZÓN, Dña. Gema García Marcos era una infiltrada de la productora de EL MUNDO-TV, de D. Melchor Miralles y D. Fernando Quintela. En declaraciones al diario LA RAZÓN, D. Fernando Quintela negó cualquier relación con Dña. Gema García Marcos. Tan sólo dos días después quedaría claro que había mentido puesto que EL MUNDO-TV emitiría en ANTENA 3 TV su reportaje ‘Miss-Fraude’ protagonizado por la propia Dña. Gema García Marcos.

EL MUNDO-TV PAGÓ 27.000 EUROS A CAMBIO DE INFILTRAR A GEMMA GARCÍA EN ‘MISS UNIVERSO’

Dña. María Elena Dávalos y el abogado D. José Manuel Gómez

19 - Marzo - 2002

La compra de una miss

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

Se ha dicho, con razón, que los concursos de belleza son anacrónicos, reaccionarios, machistas, vejatorios para la mujer y otras muchas cosas más. A la vista del programa emitido ayer por Antena 3 y producido por EL MUNDO TV, podrá también decirse a partir de ahora que son un fraude.

Lo que millones de espectadores pudieron ver anoche es como Gema García, una periodista de EL MUNDO TV, fue elegida Miss Alicante a cambio del pago de cuatro millones y medio de pesetas a María Elena Dávalos, delegada del certamen nacional Miss España en esa provincia.

Dávalos no puso ningún impedimento a que Gema García participara en el concurso pese a que no estaba empadronada en Alicante, como exigen las bases, y pese a que superaba la edad establecida para participar (25 años). Admitió la compra de los ocho votos del jurado que dieron la victoria a Gema a cambio de la entrega de cuatro millones de pesetas en dinero negro.

Dice el refrán castellano que quien hace un cesto, hace ciento.Hay, por ello, motivos más que suficientes para sospechar de la limpieza de este tipo de concursos, sobre los que pesan reiteradas denuncias de tongo, malos tratos psicológicos y abusos deshonestos.

Es evidente para quienes vieron las imágenes anoche que EL MUNDO TV sólo ha pretendido sacar a la luz las irregularidades de este turbio mundo que se alimenta de la explotación económica de la belleza femenina. Como sucede cuando hay que investigar el tráfico de drogas u otras actividades delictivas, no había otra alternativa que introducirse en ese ambiente y simular que se aceptaban sus perversas reglas de juego.

En su desesperación para tapar el entuerto, los organizadores del concurso Miss España recurrieron a un juzgado de Algeciras para que impidiera la difusión de unas imágenes grabadas por Gema García con el pretexto de que se había violado la intimidad de las concursantes. La juez vio la grabación y autorizó la emisión pública tras constatar que no había nada indecoroso o reprobable en ellas. A la vista de las evidencias, el gerente del concurso dimitió anoche mismo ante las cámaras.

Lo único que puede repugnar de este programa es la falta de escrúpulos de personas como María Elena Dávalos, dispuestas a aprovecharse de la ilusión de unas jóvenes que quieren saltar a la fama en un juego con las cartas marcadas.

by BeHappy Co.