Search
Reemplaza a Sainz de Robles, enfrentado con el Gobierno socialista por su reforma del Poder Judicial apoyada por 'Jueces para la Democracia'

Antonio Hernández Gil elegido nuevo presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Supremo

HECHOS

En octubre de 1985 el CGPJ, con mayoría de vocales nombrados a propuesta del PSOE, designó a D. Antonio Hernández Gil nuevo presidente de este organismo y del Tribunal Supremo.

24 Octubre 1985

Un demócrata inteligente

Melchor Miralles

Dos cualidades destacan por encima de las muchas que adornan a uno de los hombres más importantes de la joven democracia española. Antonio Hernández Gil es un demócrata convencido y un hombre de inteligencia destacada.

Nacido hace setenta años en un pueblecito de la provincia de Badajoz, Puebla de Alcocer, Antonio Hernández Gil está casado y tiene dos hijos. Estudió derecho en la Universidad de Salamanca, consiguiendo después la cátedra de Derecho Civil en la de Oviedo. Edicado especialmente al estudio y la enseñanza, dio clases de Metodología del Derecho en la Escuela Judicial de Madrid y realizó algunas obras especializadas sobre temas jurídicos.

Jruista católico desde planteamientos teológicos, erudito y humanista, se trata, sin embargo, de un hombre extremadamente educado y tímido, calido y sereno, amante de la lietratura. Su prestigio personal le ha situado siempre al margen de la política.

Durante el franquismo no ocupó ningún cargo netamente  político. Fue presidente de la Comisión General de Codificación y de la Real Academia de las Jurisprudencias. Después de las elecciones del 15 de junio de 1977, Hernández Gil fue designado senador por el Rey y días después sustituyó a Torcuato Fernández Miranda en la presidencia de las Cortes, en la que permaneció hasta la aprobación de la Constitución de 1978. El suyo ue el primer juramento de un alto cargo político que omitió fidelidad a los principios del Movimiento y demás leyes fundamentales de la citaadura.

Aceptado por todos, derecha, centro e izquierda, Hernández Gil fue nombrado por Felipe González el 7 de diciembre de 1982 como presidente del Consejo de Estado.

Ahora, Hernández Gil, con setenta años  de edad, se enfrenta al reto de encabezar la reforma de la Administración de Justicia después de una elección polémica. Ya con la elección del anterior Consejo General se quedó a las puertas de la presidencia, pero los votos de Fernando Ledesma, Plácido Fernandez VIagas y Eduardo Jauralde no fueron suficientes.

by BeHappy Co.