Search

Artículo del capellán Javier Vilumbrales en los periódicos de Vocento contra el canal de la Iglesia, 13TV, por su alineamiento editorial con el Partido Popular

HECHOS

Publicado el 29.11.2015 en EL COMERCIO.

13TV: NO TODO VALE

Que la Iglesia debe utilizar los medios de comunicación es fundamental. La prensa, la radio, la televisión, internet y las redes sociales deben ser medios para comunicarse con la sociedad y transmitir el mensaje cristiano. Pero en el mundo de la comunicación se ha llevado a un punto en que ‘todo vale’ para tener audiencia, que genera publicidad y dinero. Los medios de comunicación de la Iglesia pueden acabar cayendo en este error. Y no todo vale.

13TV pertenece, en su mayoría, a la Conferencia Episcopal y está emitiendo sus programas con una licencia concedida a Unidad Editorial (EL MUNDO), por la que paga un alquiler de unos 2,3 millones de euros al año. Desde hace tiempo tenía solicitada al Ministerio de Industria una licencia en propiedad, como solicitaron El Corte Inglés o el Real Madrid. Y en las adjudicaciones que se han hecho recientemente, a 13TV le ha correspondido una licencia en propiedad. Ahora queda por descifrar una duda: si los contenidos que emitía hasta el presente eran para ganar méritos ante el Gobierno y lograr esa licencia y si los contenidos que emite en la actualidad, con elecciones antes de un mes, son para pagar los “favores recibidos”. Hace unos años, los obispos habían planteado una televisión generalista y familiar con programación política, social, religiosa, de economía y con informativos, siendo independiente con información correcta y completa. Y, además, teniendo en cuenta que es una televisión que depende y vive de la publicidad como todas las cadenas privadas.

El déficit que arrastra 13TV es considerable. La competencia que hay entre televisiones es feroz. Todas quieren su pedazo de la tarta de publicidad. Que una televisión pública sea parcial y dominada por el Gobierno de turno es lo habitual, pero es rechazable. Que otras cadenas privadas traten de lograr más audiencia con un determinado enfoque político a sus programas, es cosa de ellos y así se juegan su credibilidad. Que LA SEXTA o CUATRO tengan una opción política, incluso podríamos decir una clara posición anticlerical, especialmente en el programa de Mamen Mendizábal o en colaboradores como Gaspar Llamazares, se puede entender, porque están en el uso de la libertad de expresión, pero que caiga en ese grave error 13TV por ganar audiencia y publicidad no se sostiene. Los programas de información política de 13TV tienen una clara línea ideológica, como si tuviese que agradecer al Gobierno la concesión de la licencia, perdiendo independencia y credibilidad profesional. Los medios de comunicación, ante los problemas de la sociedad, deben mantener una línea crítica seria y profunda, bien argumentada y expuesta con respeto. Me gustaría que 13TV fuera más social, más humana y más cristiana, sin favoritismos a ninguna opción política, con programas de entretenimiento, con una línea editorial clara e imparcial. Como ejemplo de un buen trabajo, la audiencia que tuvo esta cadena en la cobertura del atentado en París superó el 3%, con más de 700.000 espectadores, lo que es un gran resultado.

Javier Vilumbrales

by BeHappy Co.