Search

Batalla judicial en la familia de Camilo José Cela Tuprock: reclama a su hijo que le devuelva un cuadro de Miró valorado en 100 millones

HECHOS

Fue noticia el 18 de octubre de 1995.

18 Octubre 1995

Cela contra Cela

Andreu Manresa

El singular cuadro apuñalado e Joan Miró se resiste a cerrar u biografía. Camilo José Cela, premio Nobel de Literaura, primer propietario de la curiosa obra, atribuye «ingratitud» a su actual poseedor, su único hijo, el catedrático Camilo José Cela Conde, y le reclama ante un juez que le devuelva el óleo que un día le regaló. El artista catalán lo pintó y firmó en 1972, en Mallorca, para reemplazar un falso miró que le habían dado al autor de La familia de Pascual Duarte.El primer lienzo engañoso fue rasgado con un cuchillo de monte por el escritor ante Joan Miró cuando éste le anunció que él no lo reconocía como suyo. La mujer de Cela selló con hilo y aguja la herida, Miró le dio sus trazos y colores, y cierta literatura porque escribió en el reverso: «En recuerdo de una falsa tela apuñalada que dio nacimiento a una obra auténtica. A C. J. Cela, su amigo Miró». Este original con historia oculta está valorado actualmente en más de 100 millones de pesetas y hace tres años estuvo en venta por 200 millones de pesetas».

El padre atribuye a Cela Conde el supuesto gesto ingrato por unas presuntas declaraciones suyas transcritas por una agencia y publicadas por este diario hace un año. El Nobel cree que su hijo le llamó «indigno» por «aceptar negociar con Lara el Premio Planeta`. Aquellas expresiones fueron rectificadas y corregidas al día siguiente por Cela Conde, que reivindicó el «respeto» a su padre y reconoció el contexto irónico de la entrevista inicial.

Cela contra Cela es ya un caso judicial, un pleito de abogados para una atávica querella de herencia con clásula de retorno. El hijo recibió hace una semana. las primeras noticias directas de su padre en mucho tiempo, a través de un requerimiento por vía civil que resumía las razones de la exigencia de devolución de la donación u obsequio. El interpelado, que vive en Mallorca al igual que su madre, Charo Conde, explica que obtuvo la titularidad legal del Miró en 1990 «como regalo de mis padres». Ayer no quiso ahondar más «por respeto a los tribunales, ante los que soy», dijo, «exquisitamente escrupuloso. La situación no es agradable».

El Miró apuñalado es como un tesoro tras un naufragio. Los padres del dueño del célebre cuadro sustanciaron su separación matrimonial en 1990, casi al medio siglo de convivencia. Decidieron -sin querer verse en el mismo despacho de los abogados- la disolución de su sociedad de gananciales y el reparto de un cuantioso fondo bibliográfico y artístico. La biblioteca, integrada por decenas de miles de volúmenes, manuscritos, originales, incunables y centenares de obras de arte fueron transportadas de Mallorca a la Fundación Cela de Galicia.

La esposa mantuvo la propiedad e las dos bellas casas familiares, algunas de las creaciones de arte y una cantidad en metálico sin determinar. Rosa Conde y su hijo quedaron al margen de la fructífera empresa de los derechos cinematográficos. y televisivos, Camilo José Cela Producciones, y renunciaron a ser miembros del. patronato de la Fundación Cela.

El hijo del matrimonio roto, conocido investigador y escritor, fue obsequiado con el Miró, la pieza más valiosa del patrimonio familiar, al margen de los derechos de autor. Antes que el litigio Cela contra Cela llegara a los juzgados, Camilo José Cela Conde, en 1992, intentó vender la susodicha obra a la Universidad de las islas Baleares, la Consejería de Cultura y otras instituciones culturas nacionales. La bella casa Cela de Palma fue vendida por la ex esposa al grupo Serra y dos cuadros de Anglada Camarasa y un Tápies que ocupaban las paredes cambiaron de manos.

Camilo José Cela no quiso ayer comentar los hechos. Su esposa, Marina Castaño, afirmó que él prefiere que le llamen para «hablar de literatura».

by BeHappy Co.