Search
Un centenar de actores de doblaje del sindicato APADECA se concentraron ante la sede UGT para protestar al grito de "¡Albert Díaz, esquirol!"

El actor de doblaje Albert Díaz Vilella denuncia con UGT que su profesión está controlada por una mafia a través de APADECA

HECHOS

  • El 10.03.1992 los diarios EL PERIÓDICO de Catalunya, LA VANGUARDIA y la agencia EFE recogieron las declaraciones del actor de doblaje D. Albert Díaz, secretario de la agrupación sindical de trabajadores de doblaje de Catalunya (ASTDOC).

LAS ACUSACIONES DE ALBERT DÍAZ CONTRA EL SINDICATO APADECA:

El actor de doblaje D. Albert Díaz Vilella, secretario de la Agrupación Sindical de Trabajadores de Doblaje de Catalunya (ASTDOC, adscrita a la Unión General de Trabajadores) y que protagonizó el doblaje de la serie de TV ‘Magnum’ (poniendo voz a Larry Manetti, Rick, saltó a la palestra el 10 de marzo de 1992 al denunciar a través de la agencia EFE y usando el sello de UGT de que la profesión del doblaje en Barcelona estaba controlada por el sindicato APADECA (Asociación Profesional de Actores de Doblaje de Catalunya) que recurre a ‘métodos mafiosos’.

«APADECA elige a los actores de doblaje con un criterio personal y con un nepotismo tan escandaloso que los únicos que trabajan son los familiares y amigos de la Junta Directiva» (…) «realizan los castings a partir de criterios puramente profesionales  y con un nepotismo tan escandaloso que los únicos que trabajan son sus familiares y amigos» (…) «Los elegidos son 150 profesionales de un total de 350 que forman el colectivo en Barcelona».

«APADECA ha confeccionado una lista negra de trabajadores y directores de doblaje que se han mostrado críticos con los procedimientos de la asociación y ha desaconsejado a los empresarios del sector que contraten a profesionales adscritos a UGT».

«Si APADECA defiende una posición de privilegio es porque se trata de una industria que mueve un volumen importante de dinero, concretamente unos 5.000 millones anuales, y el trabajo se reparte entre 350 personas».

«El monopolio del doblaje está perjudicando a la profesión porque TV3 prefiere reponer un 50% de filmes antes que pagar los precios abusivos exigidos. APADECA está chantajeando a TV3 y el resto de cadenas de TV optan por encargar el doblaje a empresas de Madrid y Valencia. Doblar en Madrid es un 17% más barato que en Barcelona y en el resto de España la diferencia puede ser del 60%».

«Es vital crear una escuela oficial de doblaje, pero eso a APADECA tampoco le interesa. La apertura de puertas a todo profesional que de lo desee disminuiría esa carga en los actores que ahora integran el grupo de ‘los elegidos'». 

EL ACTOR SALVADOR VIVES (APADECA) REPLICA: «LA MAFIA DEL DOBLAJE ES ALBERT DÍAZ»

El 11 de marzo de 1992 el actor de doblaje D. Salvador Vives en nombre del sindicato APADECA replicó cargando contra ASTDOC, el sindicato que estaba intentando montar D. Albert Díaz con el apoyo de UGT:

«Es Albert Díaz como secretario de la Agrupación Sindical de Trabajadores de Doblaje de Catalunya, dependiente de UGT, quien utiliza métodos mafiosos en esta profesión y no APADECA».

«Tenemos constancia de que Albert Diaz y su grupo de actores de doblaje afines trabajaron durante la huelga de atores de doblaje del verano de 1990 practicando el esquirolismo».

«Díaz ha contravenido todas las normas profesionales que establecen el máximo de 12 takes que puede decir cada actor en una película o seria para evitar la repetición de voces en distintos personajes, ya que dirigió y dobló al protagonista, a otros personajes secundarios y varios más en la película ‘Traficantes del mar’.

«APADECA, por decisión de su asamblea, es partidaria de que la única vía para llegar a la profesión de actor de doblaje sea haber cursado estudios de actor en el Institut del Teatre, y no a través de escuelas privadas como hace Díaz, que mantiene dos escuelas de doblaje instaladas en Mataró y Granollers en las que previo pago de 180.000 pesetas durante cuatro meses se imparten clases de entre dos y cuatro horas semanales para formar actores». 

MANIFESTACIÓN DEL SINDICATO APADECA CONTRA UGT POR RESPALDAR A DÍAZ

El 14 de mayo de 1992 la prensa de Catalunya recogía la protesta de APADECA, el sindicato de actores de doblaje catalán anunciaba que emprendería ‘acciones legales’ y presentaría una querella por injurias contra D. Albert Díaz por calificarles de ‘mafia’. Y echaron en cara a UGT que permitiera que se utilizaran sus siglas para lanzar esa acusación.

«Además de los términos insultantes con los que ha tratado a nuestra profesión, Díaz pretende constituirse en único representante legal de la mismay revienta los precios del sector».

El 13 de mayo, un centenar de actores de doblaje de APADECA se manifestaron ante la sede de UGT al grito de ‘¡Alber Díaz, esquirol! ¡Albert Díaz, esquirol!»para protestar por el apoyo de UGT a la ASTDOC del Sr. Díaz.

14 Marzo 1992

COMUNICADO DE APADECA

APADECA (Presidenta: Marta Angelat)

La Asociación Profesional de Actores de Doblaje de Cataluña (APADECA) ante las inenarrables acusaciones vertidas por el Sr. Alberto Díaz en nombre propio y de UGT contra los profesionales del doblaje de Cataluña, desea puntualizar los siguientes extremos:
1 – Que APADECA es una asociación profesional de libre afiliación que jamás ha tenido en cuenta, interferido, censurado o discriminado la ideología o adscripción política de ninguno de sus miembros ni de cualquier profesional del doblaje.
 –
2 – Que el 80% de los profesionales del doblaje pertenecen a esta Asociación y que aún así, ésta convoca a todos los profesionales incluidos independientes o afiliados a otros sindicatos, para la toma de cualquier decisión con los mismos derechos de voz, voto y representación.
 –
3 – Que el propio Sr. Díaz ha pertenecido hasta hace poco a esta Asociación e incluso ha formado parte de sus órganos directivos.
 –
4 – Que el reparto de personajes se hace con criterios artísticos por los directores de cada doblaje (afiliados o no), nunca por APADECA y que los directores son nombrados por las empresas de doblaje o por los clientes de éstas. Que como ocurre en todas las profesiones no todos los miembros del sector están cualificados para doblar adecuadamente papeles cuya dificultad y difusión exija un mayor grado de preparación. Que la selección de voces para el doblaje y la locución de spots publicitarios corresponde a las Agencias de Publicidad que, libremente y atendiendo sus legítimos criterios particulares de calidad, adecuación o popularidad, convocan y retribuyen a los seleccionados de acuerdo con unos baremos económicos y condiciones ajenos al Convenio de doblaje.
 –
5 – Que las declaraciones hechas a la prensa últimamente por este individuo (involucrando además a UGT) son fruto de sus intereses personales y su descrédito como profesional.
 –
6 – Que queda patente por sus mismas manifestaciones la catadura del mencionado señor, quien en nombre de un sindicato de clase exige que se rebajen los precios y los derechos de un Convenio que, por otro lado, ha violado flagrantemente en repetidas ocasiones llegando incluso a doblar a cinco personajes (incluyendo protagonistas) en una misma película dirigida por él. Suponemos que es así como este Sr. conseguía acumular los sueldos mensuales que haora nos atribuye.
 –
7 – Que tanto APADECA como el resto de los profesionales estamos luchando para que el ingreso de nuestra profesión esté regulada por unos mínimos de calidad y profesionalidad para evitar el intrusismo de personas sin escrúpulos y ajenas al mundo de la interpretación o la locución. Como ha venido sucediendo últimamente a través de turbias operaciones, como por ejemplo, las escuelas de doblaje que el propio Sr. Díaz ha montado en Mataró y Granollers con profesorado desconocido y que cobra a sus alumnos 180.000 pesetas por un cursillo con la falsa promesa de proporcionarles trabajo e importantes sueldos en un futuro inmediato.
 –
Para dicha regulación APADECA negocia desde hace tiempo la inclusión de la Especialidad de Doblaje dentro de los planes de estudio del I´Institut del Teatre, por ser ésta la única institución reconocida tanto a nivel oficial como profesional para la formación de actores. Dichas negociaciones están muy avanzadas y si todavía no se han llevado a la práctica es por la dificultad lógica que entraña para l´Institut la inclusión de una nueva especialidad en sus esquemas docentes.
 –
8 – APADECA quiere dejar claro que los precios por el doblaje de cualquier producto audiovisual son similares al Convenio Nacional de mínimos vigentes y que no puede ni debe rebajar los precios del doblaje en catalán respecto al castellano alegando su difusión proporcional, puesto que ello significaría no sólo una discriminación intolerable si no un hecho tan absurdo como pedir a los miembros del Parlament de Catalunya que cobrasen la quinta parte del sueldo que cobran los miembros del Congreso de los Diputados.
 –
Cabe añadir que las retribuciones que se satisfacen a los profesionales por el doblaje de una película en nuestro país son cinco veces inferiores a las alemanas y francesas y cuatro veces inferiores a las italianas.
 –
9 – Para concluir, APADECA rechaza rotundamente cualquier maniobra emprendida por sectores de presuntos profesionales, tendente a rebajar los derechos laborales legítimante alcanzados y regulados por el Convenio que con la pretensión de hacerse con una cuota de doblaje no vacilan en propiciar el intrusismo, el insulto y la degradación artística que desgraciadamente empieza a ser pública y notoria.
 –
10 – Ante las infundadas y falaces acusaciones vertidas por el Sr. Alberto Díaz en el sentido de que APADECA utiliza métodos ‘mafiosos, nepotistas y chantajistas’ APADECA se reserva el derecho de emprender contra el mencionado individuo las acciones legales pertinentes.
El Análisis

SISTEMA DE CLANES

JF Lamata

¿Era verdad lo que decía ASTDOC de que los actores / directores de doblaje de APADECA convocaban a gente con criterios de amiguismo y nepotismo y como si la profesión fuera suya? Aclarando que sólo los amigos que sean válidos, pero sí, seguramente eso fuera verdad.

¿Era verdad lo que decía APADECA de que los actores / directores de ASTDOC trabajaban por cantidades inferiores a las de APADECA para lograr hacerse hueco en el sector? ¿Y que ASTDOC había montado escuelas de doblaje (algo muy mal visto en el sector)? Seguramente también era verdad.

El problema es que el doblaje, al ser los propios actores/directores los que deciden quien trabaja y quien no y, por tanto, los que controlan el cotarro, es inevitable que esos actores/directores se conviertan en ‘padrinos’ que monten clanes de otros actores forzados a revolotear alrededor de cada ‘padrino’ para poder sobrevivir profesionalmente. Era inevitable que alguno esos ‘revoloteadores’ se hartara de revolotear y tratara de pasar a crear su propio ‘clan’ con él mismo como padrino. Ese podía ser el caso de D. Albert Díaz, que abandonó la dirección de APADECA para crear ASTDOC.

Todo esto ocurría en 1992. Un año después tanto APADECA como ASTDOC se habrían ido a hacer puñetas. Pero esa es otra historia.

Federico García Jiménez & J. F. Lamata

by BeHappy Co.