Search
Réplica a un artículo de Francisco J. López

El director de la TVE felipista, Ramón Colom, responde a los ataques de EL MUNDO denunciando la escasez de informativos en verano

HECHOS

El 7 de julio de 1992 el diario EL MUNDO publicó una carta del director de TVE, D. Ramón Colom, en el que protestaba contra informaciones de este periódico sobre los informativos de TVE.

CARTA ÍNTEGRA DE RAMÓN COLOM A EL MUNDO:

Televisión Española y los programas informativos

Sr. Director:

Ante la información publicada en su suplemento Metrópoli titulada «Noticias, ¿para qué?» y que firma Francisco J. López, quiero hacerle llegar las siguientes observaciones a esta información, ya expuesta anteriormente por el mismo autor en las páginas habituales de televisión, con el ruego de que sean publicadas.

  1. 1) Según el señor López «los informativos no son para el verano». Y «TVE ha decidido suprimir de un plumazo la práctica totalidad de sus informativos no diarios». Esta información no es correcta, puesto que TVE mantiene sus informativos diarios en su totalidad, ampliados con otros especiales sobre los JJ.OO. de Barcelona. Siguen en antena los programas de actualidad «Informe Semanal», «En Portada», «Línea 900» y «Documentos TV». Algunos de ellos son de producción totalmente nueva y otros reposiciones. Sólo desaparecen «Economía en La 2» y «Campo y Mar». El programa «Punto y Aparte» es un «talkshow» y, aunque producido por los Servicios Informativos, el programa tenía fecha de terminación desde el mismo momento que se firmó el contrato con su director, don Manuel Campo Vidal. El espacio «Quién sabe dónde» no es un informativo y sí un programa realizado por el Area de Producción de Programas de Prado del Rey.
  2. Esta reorganización de los Servicios Informativos en verano es propia de todas las cadenas de televisión e incluso de los medios de comunicación orales y escritos. Este diario, al igual que otros, elimina alguno de sus suplementos y pone en marcha, con buen criterio y magnífico desarrollo otros, como es el caso del especial diario UVE dedicado al verano.
  3. 2) Según el señor López «sus argumentos -por los de TVE- son: escasa audiencia y un alto coste para un momento en el que disminuye notablemente el número de telespectadores». TVE quiere informar a los lectores de EL MUNDO que, efectivamente, la audiencia en verano sufre cambios; en algunos casos disminuye y en otros aumenta. El motivo de estas desapariciones, que también se producen en otras cadenas, no es otro que las vacaciones del personal de redacción y del personal operativo (cámaras, montadores de vídeo, etc.). Por otro lado, en algunos programas es necesaria la producción adelantada así como la preproducción para evitar el descenso de la calidad de los mismos.
  4. Pero en esta ocasión TVE tiene otros retos a resolver: la cobertura de los JJ.OO. en Barcelona, la Expo’92 en Sevilla y la Cumbre de jefes de Estado hispanoamericanos en Madrid. Más de 1.500 personas deben cambiar sus puestos de trabajo habituales para atender estas obligaciones y, posteriormente, disfrutar de sus vacaciones. ¿Se imagina el señor López que no pudiésemos dar una final olímpica por falta de medios y sí mantuviésemos «Economía en La 2», por ejemplo, en antena?
  5. 3) Además, la información del señor López es maliciosa; relaciona la disminución de los informativos de TVE con el aumento del número de informativos en Tele5 y añade como argumento una frase del señor Lazarov: «El verano ha dejado de ser la época de las rebajas en televisión». TVE nunca ha creído que el verano fuese época de rebajas y sí de cambio de costumbres y hábitos. En esa línea ha hecho los cambios pertinentes en la programación al igual que los hace Tele5. Por otro lado, Tele5 ha hecho algo lógico: comenzar la emisión de sus informativos en verano, cuando las demás emisoras tienen a sus presentadores de vacaciones y por ser la época idónea para hacer algunas pruebas. Si el programa funciona, éste prosigue y si no, no sucede nada, pues es la época en que desciende la publicidad, no tan sólo en televisión sino en todos los medios.
  6. 4) Según el señor López «la desaparición de estos programas no ha extrañado a casi nadie, tras comprobar el nulo respeto que han merecido por parte de los responsables de los programas de TVE en esta temporada». A la Dirección de TVE estos programas le merecen todo el respeto porque, si no, sería estúpido que los hubiera mantenido en antena. Algunos de ellos han sufrido la condición de ir programados detrás de una película, como es el caso de «En Portada». En esta ocasión, el programa se ha beneficiado de la audiencia del film y le ha perjudicado la duración cambiante de cada uno de los títulos. ¿Se imagina alguien que TVE cortase las películas para que el programa «En Portada» entrase puntualmente a las 23.30 horas? En otros casos, TVE ha cambiado el horario de los programas hasta encontrar en la rejilla su mejor ubicación. Podría haber decidido la supresión ante su mal funcionamiento, pero ha optado por la búsqueda de un mejor espacio para el programa.
  7. 5) Para el periodista de EL MUNDO, TVE se ha cebado especialmente en el programa «Documentos TV», «el programa más laureado, según dice el señor López, de la televisión estatal que ha cambiado de horario en más ocasiones». Cierto que ha cambiado de horario, pero también hay que reconocer que «Documentos TV» había perdido el favor de la audiencia y se le ha buscado un hueco donde la misma ha vuelto a conectar con el programa. En cuanto a que Pedro Erquicia, su director, «ha aguantado estoicamente todas las variaciones», quiero matizarle que, la Dirección de TVE ha hablado con los responsables de los Servicios Informativos y con el editor de «Documentos TV», quien sabía de estos cambios en busca de una mejor ubicación.
  8. También quiero recordarle que el actual director de TVE fue quien puso en antena, desde su inicio, el programa «Documentos TV», espacio por el que siente un especial cariño y complacencia.
  9. Por último, según el señor López, «el descenso puede ser positivo si a partir de septiembre alguien le recuerda a Ramón Colom que es el director de una televisión pública». A este respecto quiero señalarle que, por una vez, coincido con el periodista en la primera parte de su aseveración: el descenso será positivo. En cuanto a que alguien me recuerde, a partir de septiembre, que soy director de una televisión pública, no hace falta. Lo tengo muy presente desde hace muchos años así como el hecho de que ésta sea una televisión pública no es una coartada para que programe algún espacio informativo de carácter discutible, si se tiene en cuenta la respuesta de la audiencia.
  10. Los informativos de actualidad tendrán cabida en la rejilla de TVE pero no cualquier informativo y no a cualquier hora. Es lógico y humano que algunas personas consideren que su espacio informativo es el mejor del mundo, pero también hay, evidentemente, muchos espectadores que prefieren ver una película, un musical, un concurso, etc. según a qué horas en lugar de un informativo.
  11. Ya que el señor López me recuerda lo que debo hacer, yo le recuerdo, si me lo permite, que él debe informarse previamente antes de escribir un artículo para no vernos obligados a remitirles cartas como ésta.

Ramón Colom

Director de TVE

by BeHappy Co.