Search
El consejo de administración de ANTENA 3 RADIO liderado por Martín Ferrand, logró destituirlo temporalmente como presidente, aunque aquella destitución fue anulada después de la Junta Extraordinaria en la que se hizo oficial la alianza entre PRISA y Godó

El Grupo PRISA se hace con el control de ANTENA 3 RADIO con el apoyo del Conde de Godó: Martín Ferrand queda fuera de la cadena

HECHOS

  • El 22.07.1992 D. Javier de Godó fue restituído como Presidente del Consejo de Administración de ANTENA 3 RADIO, tras firmar una alianza con el Grupo PRISA que entrará en el capital de la cadena de emisoras.

El destinatario de las acciones del Grupo Godó en Antena 3 Radio se conocería el 22 de julio, cuando D. Javier Godó Muntañola y D. Jesús Polanco Gutiérrez anunciaron el acuerdo entre el Grupo PRISA y el Grupo Godó para gestionar conjuntamente las emisoras de la Cadena SER (líder en Onda Media) con las de Antena 3 Radio (líder en Frecuencia Modulada). Y el 23 de julio en una nuevo sesión del Consejo de Administración, tras ser conocido el pacto, D. Javier Godó Muntañola fue restituido como Presidente no sólo con el voto a favor de los consejeros del Grupo Godó, sino también por D. Manuel Jiménez de Parga y D. Rafael Jiménez de Parga que invertían así el día 23 la dirección del voto que habían ejecutado el día 14. Mantuvieron su voto en contra D. Manuel Martín Ferrand (que dimitió como Director General) y los representantes de Prensa Española. D. José María García Pérez anunciaría su marcha de Antena 3 Radio el 23 de julio y Herrero Lima el 28 de julio. El cambio de propiedad de Antena 3 Radio fue muy criticado desde las páginas de El Mundo y ABC donde fue presentado como una maniobra del PSOE a través de D. Jesús Polanco Gutiérrez y D. Javier Godó Muntañola contra la libertad de expresión.

Después de la lucha por el control de ANTENA 3 TV que había acabado con la derrota del Conde de Godó primero ante una aparente triple alianza Grupo Zeta – Banco Banesto – Martín Ferrand, que dio pasó inmediatamente después a la marcha del Sr. Martín Ferrand, quedaba la lucha por la radio.

Pero aún quedaba la lucha por Antena 3 Radio, donde el Sr. Martín Ferrand aún era el director y el conde de Godó el presidente y accionista mayoritario, aunque su presidencia estaba supeditada al Consejo de Administración de Antena 3 Radio. La reunión del Consejo del 14 de julio de 1992 se preveía tensa, se acababa de filtrar que el conde de Godó estaba vendiendo parte de sus acciones a gente de fuera sin consultarlo con el resto del consejo que, teóricamente, debería tener prioridad. “A ese consejo llegan tarde Godó y sus accionistas, que vienen de haber consumado la venta, yo me entero por fuera, me lo dicen mis amigos de casa Polanco. Y cuando lleganle sacamos los colores”. El caldeamiento aumenta cuando don Rafael Jiménez de Parga esgrimió un artículo del código mercantil por el que se podía llegar a apartar al presidente, ante esa situación el conde de Godó y los suyos abandonan la reunión. El resto, entre los que estaban los hermanos Jiménez de Parga, Prensa Española y el propio Sr. Martín Ferrand apoyan la propuesta..

El 22 de julio saltaba a la luz quién era ese socio “de fuera” al que el conde de Godó había vendido parte de sus acciones – la forma en la que EL PAÍS había informado de la destitución, claramente desfavorable al Sr. Martín Ferrand, era la pista – el emperador don Jesús Polanco. El Imperio lograba así introducirse en el accionario de la radio. El día 23, con su nuevo socio y de nuevo con la mayoría, el conde de Godó recuperaba la presidencia de su radio y el Sr. Martin Ferrand rompía definitivamente con ella. “Ahí confieso que estuve grosero, me levanté y les dije: ´que os den por el culo, no quiero seguir ni un minuto más con vosotros´, reconocía el Sr. Martín Ferrand. Tras el verano, los representantes de Prensa Española y los hermanos Jiménez de Parga fueron igualmente liquidados del consejo, pese al intento de uno de ellos por cambiar de bando. “Hubo quién se entregó a los invasores”, asegura don Manuel Jiménez de Parga en sus memorias. EL MUNDO denunció la actitud del emperador antentando contra la competencia, mientras que el ABC arremete contra el “traidor”, el conde de Godó.

“Yo creo que quisieron domesticar a Manolo Martín Ferrand entre Asensio y Conde y cuando se dan cuenta de que no lo pueden domesticar es cuando dicen ´hay que ir a por él´, con el famoso pacto de los editores”. Concluye don Luis Ángel de la Viuda, que dimitió igualmente como directivo de Antena 3. “Yo me fui dos minutos antes de que me echaran”. Para el Sr. Luca de Tena, “Godó nos entregó a Polanco, otro traidor”.

Ante la llegade del Imperio, los profesionales reaccionan: el mismo día 23 don José María García anunciaba desde sus micrófonos su dimisión como presentador en Antena 3 Radio. El día 29 don Antonio Herrero tomaba la misma decisión y anunciaba su dimisión igualmente en su programa su marcha. Los “presentadores estrella” sabían que la entrada del Imperio en el accionariado, en la práctica, significaba la absorción, como se demostró un año después: Antena 3 Radio fue literalmente devorada-fusionada por la Cadena SER de don Augusto Delkáder, que recuperaba así su primer puesto en los rankín, con la aprobación directa del Gobierno que había pasado “la apisonadora” sobre la emisora. Tras aquella pelea había muchos ganadores: el Gobierno socialista librándose de una radio molesta, el Imperio aumentando su poder, el conde de Godó conservando su cabeza como “protegido” del Imperio, el Sr. Asensio logrando su canal y don Mario Conde con un nuevo medio con el que (creía) garantizaría la seguridad de su banco. ¿Y el perdedor? El Sr. Martín Ferrand, el auténtico “apisonado”.

Para él, y para muchos otros, era evidente la implicación del Gobierno: “Son dos operaciones del Gobierno, concretamente Alfonso Guerra, una con Polanco y otra con Asensio y Mario Conde se sume a la de Asensio para tratar de amortiguar su tensión con ellos. Antena 3 se hizo con 200 millones de pesetas y ganaron miles de millones los accionistas ¿podían tener algo contra mí? Estaban encantados conmigo, el incompatible Godó cada vez que venía a Madrid me traía grandes regalos”. Sin querer entrar a valorar esa guerra accionarial, don Julián Nieto, miembro del equipo de Antena 3 Radio hasta su pase a televisión dedicó una frase sobre su fin: “Antena 3 Radio era una radio independiente, y la independencia molesta”.

D. Pablo Sebastián acusó desde ABC a D. Pedro J. Ramírez, director de EL MUNDO, de ‘ocultar’ la participación de D. Mario Conde, en los cambios en ANTENA 3 RADIO y ANTENA 3 TV (D. Mario Conde era accionista de EL MUNDO).

23 Julio 1992

Escándalo Godó

ABC (Director: Luis María Anson)

La errática actitud de don Javier Godó en los últimos meses ha concluido con un acuerdo, por ahora, con el Grupo PRISA. No es que eso signifique demasiado, tratándose del señor Godó. En términos muy parecidos, y por dos veces firmó acuerdos con Mario Conde, presidente de Banesto. Por dos veces los incumplió. También incumplió su palabra de honor. La opa que el Sr. Conde hizo sobre ANTENA 3 TV culminó con la humillación pública de Javier Godó que fue destituido de la presidencia. Después se permitió abrir negociaciones para vender sus acciones de ANTENA 3 RADIO sin contar ni con los profesionales que trabajan en la empresa ni con los otros accionistas, entre ellos Prensa Española, socio fundador de la emisora. No queremos calificar la pirueta realizada por don Javier Godó. Nos entristece contemplar como se diluye en el desprestigio una casa de tan dilatada historia de seriedad. LA VANGUARDIA es y sigue siendo un magnífico periódico que demuestra, cada día, la calidad de sus profesionales. Pero el comportamiento del Sr. Godó en todo este asunto de ANTENA 3 RADIO no ha podido ser más deleznable. Presuntamente incurso en fraude de ley, Prensa Española va a proceder jurídicamente contra él. Lamentamos haber tenido que llegar a este extremo, pero la falta de caballerosidad del Sr. Godó no nos ha dejado otro camino.

26 Julio 1992

SI NO HUBIERA ESCLAVOS, NO HABRÍA TIRANOS

Pedro J. Ramírez

El guión exigiría escribir hoy un hermoso himno a los carros del fuego olímpico, plagado de buenos deseos, esperanza en el género humano y legítimo orgullo de país anfitrión. Por una vez es imprescindible, sin embargo, liberarse del yugo de la estricta actualidad para no caer en la misma trampa que los medios informativos tendemos a la sociedad cada mañana: la mayor monstruosidad queda archivada a beneficio de inventario, tan pronto como surge otra noticia lo suficientemente atractiva como para arrebatar a la anterior la efímera atención de los focos del teatro. Ni veinte grandes circos planetarios como el ayer inaugurado en Barcelona podrían tapar, no obstante, la extrema gravedad que ante la conciencia de cualquier demócrata adquieren los acontecimientos vividos a lo largo de esta semana. Tanto la pasmosa decisión del Gobierno de subir el impuesto sobre la renta con efectos retroactivos como la inicua consumación del estrangulamiento de ese foro de independencia crítica que era ANTENA 3, suponen dos mandobles de tal calibre sobre el torno de nuestro potro de tortura que no pueden ser sino preludio de una insoslayable situaciónlímite. Lincoln sostenía que un pueblo jamás permanece «mitad libre y mitad esclavo» durante mucho tiempo, que antes o después el fiel de la balanza termina inclinándose hacia la democracia o la dictadura sin ambages. Nos guste o no, la hora de la verdad está llegando pues la débil musculatura de la sociedad civil ya no da más de sí. O en la próxima cita electoral somos capaces de desembarazarnos del verdugo del despotismo, o toda esperanza de regeneración ética morirá por descoyuntamiento. Las huestes de la tiranía también son conscientes de que la batalla final se acerca y ello les impele, viendo su posición amenazada, a dejar a un lado la máscara del parlamentarismo constitucional en la que habitualmente se embozan y perseguir descaradamente la eficacia, atreviéndose a llegar en sus abusos hasta extremos con anterioridad insospechados. Nunca desde la muerte de Franco habíamos asistido a una expresión tan ruda del dictatorial ordeno y mando, como la que entraña este paquete de medidas fiscales con las que, sin vía de apelación posible ni disimulo formal alguno, se hace recaer sobre todos los ciudadanos la impune incompetencia de una política económica tan empecinada como estúpida. Nunca desde los albores de la libertad recuperada se había procedido a un expolio tan obsceno como el que acaban de sufrir los millones de oyentes de ANTENA 3, despojados por una indigna conspiración de ventajistas y traidores de su derecho constitucional a seguir recibiendo información veraz y plural por la vía que ellos habían elegido. Se trata en el fondo de dos manifestaciones gemelas de la falsedad y la doblez en que se sustenta la monarquía dual mediante la que desde hace diez años Felipe González y Jesús Polanco rigen los destinos de España. Ni uno ni otro demúestran creer en la sociedad a la que reiteradamente apelan, pues apuntalan su poder en un férreo dirigismo que implica que antes de comenzar a jugar, la baraja esté siempre repartida. Desde hace una década el Estado es una gran timba con las cartas marcadas, en la que uno y otro no cesan de hacerse señas desde ambos extremos de la mesa. González, como Solchaga, como Rubio, como Boyer hasta que salió del Gobierno, no ha tenido el menor contacto con la economía real en su vida. No sabe lo que es una empresa, no entiende los mecanismos de creación de riqueza a través del ahorro, el riesgo y la iniciativa industrial. Conserva intactos todos los tópicos y prejuicios de la izquierda más apolillada contra el empresariado español y ha ido asumiendo todos los tópicos y prejuicios de la derecha más rancia contra sindicalistas y trabajadores. Piensa que los unos son egoistas y cobardes y los otros torpes e indolentes. El resultado de todo ello se llama monetarismo. Puesto que con estos bueyes no se puede arar un campo mejor, atraigamos al capital extranjero con una astronómica remuneración del pasivo, convirtamos España en el lugar «en el que se puede ganar más deprisa más dinero» (Solchaga dixit), ordeñemos la reluciente ubre de la especulación doméstica y foránea hasta quedar ahitos. ¿Que entre tango se desatienden las reformas estructurales imprescindibles para coger el tren de la competitividad? ¿Que entre tanto se descapitaliza a las empresas obligadas a pagar tipos de interés igualmente siderales? ¿Que entre tanto se penaliza el ahorro y se lastra el afán de superación con una política tributaria implacable con asalaria_dos, comerciantes y profesionales? ¿Que entre tanto se condena a la marginalidad y al desempleo a la legión de víctimas del desmantelamiento industrial? ¿Que entre tanto se compromete la prosperidad de las presentes y futuras generaciones con un endeudamiento rampante, fruto no de inversiones productivas sino de la elefantiasis y el derroche del sector público? Nada importa, en tanto se preserven los intereses de una clientela fiel de dos o tres millones de familias, esto es de siete u ocho millones de electores, compuesta tanto por los altos, medios y bajos cargos de designación digital como por los subsidiados andaluces y extremeños. Ya se encargarán luego las artimañas del sistema de transubstanciar ese apoyo de una minoría satisfecha, no superior al veinte por ciento de la población, en otros cuatro años de derecho de pernada sobre la vida y haciendas de todos nosotros. Jesús Polanco ha demostrado con creces ser el más listo, el más espabilado, el másperceptivo y atrevido de los empresarios periodísticos españoles. Si su actividad no tuviera que ver con la diseminación de ideas y valores morales, con la con formación de la conciencia colectiva, con la materialización de un derecho ajeno cuya titularidad corresponde a cada ciudadano, su voracidad acaparadora no despertaría otra alarma que la que, en orden al detrimento de la calidad de la oferta, suscita toda tendencia al monopolio. Pero es el entero edificio social el que adquiere perfiles de farsa cuando la consecuencia de esa insaciable avidez es que sean unas mismas manos las que puedan graduar la intensidad de la defensa de los derechos de la mujer por la mañana y el nivel de exhibición de sus órganos genitales por la noche. Todo tiene un límite y ese ha sido traspasado con la entrada del Grupo PRISA en la cadena radiofónica que venía batiéndole en buena lid. Es de sentido común que si la ANTENA 3 de Martín Ferrand, García y Herrero podía con la mucho mejor implantada y dotada Cadena SER de Polanco, Cebrián y Delkader, el desenlace del desembarco de Polanco, Cebrián y Delkader en ANTENA 3 no va a ser precisamente ni aumentar su audiencia, ni su rentabilidad, ni su prestigio. ¿Gajes del sistema capitalista? Mentira, porque fue el Gobierno el que ayudó a Polanco a entrar en la Ser, fue el Gobierno el que no tuvo lo que había que tener para negarle un canal de pago en un concurso convocado bajo el principio del interés público y ha sido el Gobierno el que ha introducido a la zorra en el valle de la felicidad profesional de la calle Oquendo. «Si no hubiera esclavos, no habría tiranos», proclamó «El Duende de los Cafés» en el Cádiz previo al absolutismo fernandino. Esclavos del interés, esclavos de los clichés, esclavos de la apariencia, esclavos de la rutina, esclavos mecidos en barquita de remos: pan y toros, pan y deporte, pan y películas para los enganchados al embudo. ¿Para cuando la rebelión de los esclavos? Tal vez para la próxima campaña electoral, bajo el lema «dos por el precio de uno».

Pedro J. Ramírez

26 Julio 1992

EN DEFENSA DE POLANCO

Pablo Sebastián 'Aurora Pavón'

Seguimos con el culebrón maldito de los medios de comunicación, una vez hecho el paréntesis del salto moral de Urtáin, del flechazo de Pasqual Maragall y de la victoria de Induráin, vestido de amarillo, en el final del Tour, que debe ser la única actividad donde este color no gafa. Yo, la verdad, cuando en la apertura de los Juegos vi a Luis Yañez junto a Máximo Cajal por televisión, me hice siete cruces y pensé: el arquero Antonio Rebollo no enciende la llama olímpica y se carga a la Caballé. Pero no fue así, gracias a que por la tribuna andaba Manolo Marín, y ya se sabe que dos gafes se neutralizan.

Pero volvamos a la comunicación, Pedro J., que se te ve el plumero, y muy agitado. Veo a Pedro José señalando con el dedo, como si fuera Cristóbal Colón, a Juan Tomás de Salas como cómplice o inductor de los pinchazos telefónicas a Jesús Cacho, y no puedo ocultar mi asombro. Y luego, señalando a don Jesús Polanco, a quien hoy, mire usted por dónde, le voy a defender yo.

Vamos a ver, Pedro José, no se pueden escribir cien mil palabras sobre la caza por el gobierno de ANTENA 3 sin citar ni una sola vez a Mario Conde, el cazador. ¿Quién se metió en el grupo o en el gallinero? Y ?de quién es el jurdó? O el parné, o la guita, che o el nikel, o el duro metal, o los papeles, o la plata, o la pasta, o la tela marinera, dímelo tú, Pedro José. ¿Quién ha financiado y comprado, en un golpe de mano, de audacia y de gracia, la televisión de ANTENA 3? Y dime, primo, ¿quién ha llevado a Manolito Campo, y a Juan Tapia, y a Antonio Franco, es decir, a los entrevistadores del presidente y al capitán de la ‘banda del porrón’? ¿Quién echó por la ventana al negro Lutter, o como se llame, es decir, a Manolo Martín Ferrand? A quien, si se descuida, lo cuelgan de su propia ANTENA 3. Pues Mario Conde.

¿Y a que no sabes quién ha estado, estos días televisivos, hablando con Guerra y Benegas en Ferraz, y con Rosita Conde, la pastelera, en Moncloa, Pedro José?

El pobre de Polanco bastante tiene con el sambenito gubernamental y con la foto del régimen de CANAL PLUS, y con la otra de los meninos, que se hizo con Godó. Y, lo que es peor, con cargar, el hombre, todos los días con los desaguisados del Gobierno, las locuras del gordo Felipe y las corruptelas de sus amigos de Ferraz, los beautifull, donde POlanco va de bombero. Y, encima, en sus ratos libres tiene que hacer la lista de intelectuales de la OTAN, dar cobertura moral al felipismo existencial, que eso sí que tiene bemoles, y palmaditas en la espalda al gatazo Felipe, para que no se desinfle. Y , por la noche, en CANAL PLUS, dale que te pego con Mandy la perversa y el vibrador descodificador de Juanin Cueto. ¿Y te parece poco, Pedro José? Y, encima, tú le culpas de todo lo de ANTENA 3. Pues no, hijo, no. Polanco es verdad que, con ventajas y regalos del Gobierno, ha montado un monopolio de comunicación ilegal en muchas cosas. Pero la radio de ANTENA 3 casi se la encontró. Se la sirvieron en bandeja entre tres: Mario Conde, Rosa Conde y el conde de Godó, y se la comió. como el ciego Durán la de los Rato, donde colaboras.Mira, compadre, Polanco, esta vez, no ha sido el peor. Te lo digo yo.

Aurora Pavón.

El Análisis

ANTENICIDIO: ¡LA GRAN CONSPIRACIÓN DEL LIBRE MERCADO!

JF Lamata

El dueño de ANTENA 3 RADIO, el Conde de Godó, enfrentado radicalmente a su director D. Manuel Martín Ferrand, decidió vender una parte de sus acciones al Grupo PRISA y cederles a ellos la gestión de la emisora. ‘El clan’ (Sres. Martín Ferrand, García, Antonio Herrero, Losantos…etc.) que, aparentemente, quería controlar la emisora ellos, se enfurece y dice que todo es un complot del Gobierno socialista para cargarse ANTENA 3 RADIO.

¿Al Gobierno socialista le molestaba ANTENA 3 RADIO? ¡Sin duda! Consideraban que había influido en su bajada de votos en las municipales de 1991 y ahora venían elecciones generales. Pero, señores, que al Gobierno le gustara poco o nada no cambia un hecho inevitable en una sociedad capitalista: si el dueño quiere vender, lo vende. Los del ‘clán’, tan liberales ellos, deberían haberlo aceptado como algo natural del libre mercado.

En todo caso ANTENA 3 RADIO no desapareció en aquel momento 1992, inició una nueva temporada con nuevos profesionales. Claro que los del ‘clan’, desde su nueva radio, la COPE, no pararían de arremeter contra su antigua casa deseando su cierre, porque sólo si moría ANTENA 3 RADIO podrían presentarse ellos como la legítima ‘ANTENA 3 RADIO’ (igual que a D. Pedro J. Ramírez le interesaba la desaparición de DIARIO16, para poder decir que EL MUNDO era el legítimo heredero de DIARIO16). La muerte de ANTENA 3 RADIO llegó en 1994, la de DIARIO16 tardó un poco más.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.