Search
Ante la sorpresa internacional los jueces consideran que los discursos de Seselj animando a las tropas a aniquilar a los croatas no le convierten a él en responsable de las matanzas

El líder serbio Vojislav Seselj acusado de promover la ‘limpieza étnica’ en Yugoslavia es liberado por el Tribunal de La Haya tras ser condenado a 10 años

HECHOS

  • El 1.04.2016 la prensa informó de que el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) exoneraba por falta de pruebas a Vojislav Seselj que llegó a ser Vicepresidente de Yugoslavia.
  • El 11 de abril de 2018, la Sala de Apelaciones revocó parcialmente el veredicto de primera instancia y declaró a Šešelj culpable de crímenes de lesa humanidad por su papel en instigar la deportación de croatas de Hrtkovci.

Vojislav Seselj líder del Partido Radical, ultranacionalista, fue un adversario del comunista Slobodan Milosevic por el poder de Yugoslavia. No obstante ambos mantuvieron una alianza durante las guerras de Yugoslavia pues ambos compartían la visión de que Serbia debía dominar sobre el resto de étnias del país. Milosevic llegó a ser presidente de Yugoslavia y Seselj vicepresidente. Durante la guerra Seselj se hizo popular por sus discursos arengado a las tropas a no tener piedad contra los enemigos de Serbia incluso sacándoles los ojos con cucharas. Su agresividad dialéctica causó la ruptura con Milosevic.

El 31 de marzo de 2016, fue absuelto en un veredicto de primera instancia de todos los cargos por el TPIY. La absolución fue apelada por fiscales del MICT , una agencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que funciona como programa de supervisión y entidad sucesora del TPIY. El 11 de abril de 2018, la Sala de Apelaciones revocó parcialmente el veredicto de primera instancia y declaró a Šešelj culpable de crímenes de lesa humanidad por su papel en instigar la deportación de croatas de Hrtkovci. Fue declarado no culpable de los demás cargos de su acusación, incluidos todos los crímenes de guerra y de lesa humanidad que presuntamente cometió en Croacia y Bosnia. Šešelj fue condenado a 10 años de prisión, pero debido al tiempo que ya había pasado bajo la custodia del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, no estaba obligado a regresar a prisión.

by BeHappy Co.