Search
El locutor deportivo le echó en cara que usara los Palacios de los Deportes para que se montaran carpas de circo

El ministro Pío Cabanillas se querella contra el periodista de la Cadena SER José María García por llamarle ‘payaso’

HECHOS

En diciembre de 1978 el ministro de la Presidencia (responsable de Deportes), D. Pío Cabanillas y el Delegado de Deportes, D. Benito Castejón demandaron al periodista de la Cadena SER, D. José María García, por un artículo en EL PERIÓDICO titulado ‘Dos Payasos’.

19 Diciembre 1978

¡DOS PAYASOS!

José María García

Pío Cabanillas y Benito Castejón sólo son dos payasos del invento deportivo que con sus caprichos y concesiones terminarán por arruinar definitivamente lo poco que nos queda

Madrid ya está plagado de carteles que anuncian el acontecimiento: desde el 23 al 7, festival mundial del Circo en el Palacio de los Deportes.

Barecelona no le va a la zaga. Suelos y paredes con idénticos temas: II Olimpiada del Circo. Del 24 de Diciembre al 7 de enero en el Palacio de los Deportes.

Quiero esto decir que todo sigue igual. Que nada ha cambiado y que nada va a cambiar.

Pío Cabanillas, ucedista y todavía ministro, no sabe ni lo que hace, ni lo que quiere. Benito Castejón, y esto es, incluso, más grave, sí lo sabe y por eso lo acepta.

Es fuerte y grave lo que tengo que escribir, pero lo voy a hacer. Cabanillas y Castejón son en su gestión deportiva unos defraudadores. Mienten grave, torpe y constantemente y están consiguiendo a pasos agigantados el descrédito absoluto y total.

De qué vale el lío pseudo-político que han montado con esa nueva biblia que espera su turno en el Parlamento: de que el diálogo con los partidos para comerles el coco sobre la importancia y trascendencia del deporte: para que mandan al frente en absurda maniobra a los presidentes federativos suplicando pesetas… cuando ellos. Pío y Benito, Benito y Pio, pierden el poder, la fuerza y la razón bajándose los pantalones un día sí y el otro también.

No hay instalaciones deportivas, faltan polideportivos y recintos cubiertos y cuando estamos en plenas vacaciones navideñas con los colegios cerrados y la Universidad en paro forzoso permiten, en un desafío al sentido común y a la honradez, que dos coliseum deportivos, los únicos que la Administración hizo en las dos capitanes más importantes y millonarias del Estado, alberguen al circo

Con todos mis respetos para los buenos y honrados hombres de la carpa, que ninguna culpa tienen, Cabanillas y Castejón sólo son dos payasos del invento deportivo que con sus caprichos y concesiones terminarán por arruinar definitivamente lo poco que nos queda. ¡Vamos servidos con la pareja!

José María García

El Análisis

LA UTILIDAD DEL INSULTO

JF Lamata

Sí, el locutor radiofónico de la SER, D. José María García ‘Butano’, llamó ‘payaso’ al ministro D. Pío Cabanillas, porque era el ministro responsable de los Deportes. Lo había hecho en la radio, pero en aquella época lo que se decía en radio se quedaba en el aire, pero lo que decía en prensa quedaba. Lo ético (o mejor dicho, lo estético) es descalificar los insultos y decir que estos desacreditan a quién los pronuncia. Es posible que sea así, pero el hecho es que en la nueva democracia la gente tenía las ganas de desorden y de transgresión y eso es lo que les dio D. José María García, cuyo éxito no hubiera sido de la misma magnitud sin, a sus investigaciones sobre el mundo deportivo, no se sumara su tono faltón.

Pero había un problema para ‘Butano’ es que olvidó – o quiso fingir que olvidaba – en que la Cadena SER era propiedad en un 25% del Estado, es decir, del Gobierno del que D. Pio Cabanillas era ministro. Y a ninguna radio del momento le interesaba ganarse la enemistad del Gobierno. El incidente del ‘payaso’ no sólo causó un par de pleitos contra el Sr. García, también terminaría causando su salida de la SER.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.