Search
Sorpresa entre círculos conservadores por la dureza ante un 'ataque' de un minuto de duración a un acto de la Diada separatista en Madrid

El Supremo encarcela por 4 años a las cúpulas de Falange, Democracia Nacional y Alianza Nacional por entrar en la Blanquerna

HECHOS

El 16.01.2017 se hizo pública la sentencia del Tribunal Supremo sobre los sucesos en la librería Blanquerna.

UN ESCRACHE DE 60 SEGUNDOS

 La librería Blanquerna, celebraba la ‘Diada’ con perfil separatista con nacionalistas catalanes el 11-09-2013, cuando entraron un grupo de militantes de formaciones consideradas de ‘extrema derecha’ coreando consignas de ‘Catalunya es España’. Aunque sólo duró 60 segundos logró que los nacionalistas catalanes pusieran fin a su acto.

LOS EMPUJONES ENTRE SÁNCHEZ LLIBRE Y FERNANDO FERNÁNDEZ

  El diputado D. Josep Lluis Sánchez Llibre, de la formación democristiana Unió (elegido dentro de la coalición Convergencia i Unió) fue uno de los protagonistas de la jornada por pegar un empujón al ultra D. Jesús Fernando Fernández pese a la diferencia de tamaño entre ambos. El Sr. Fernando Fernández le devolvió el empujón tirándole al suelo, ante lo cuál el Sr. Sánchez Llibre amenazó con una barra de hierro. El Sr. Fernando Fernández fue detenido poco después.9

  D. Pedro Chaparro (Democracia Nacional) arrebató el micrófono de D. Josep María Bosch, delegado de la Generalitat en Catalunya en Madrid durante el escrache.

LOS CONDENADOS A 4 AÑOS DE PRISIÓN:

 D. Manuel Andrino Lobo (Jefe Nacional de La Falange)

 D. Sergio Reguillón Fumero (Jefe de Comunicación de La Falange)

 D. Tomás Bor (Activista de La Falange)

 D. Pedro Chaparro Velacoracho (Vicepresidente de Democracia Nacional)

 D. Paula Mijares Casado (Esposa de Pedro Chaparro y activista de Democracia Nacional)

 D. José Pedro Cruz (no afiliado a ningún partido, acudió por amistad con el Sr. Andrino)

 D. Íñigo Pérez de Herrasti Urquijo (Dirigente y co-fundador de Alianza Nacional)

 D. Víctor Diego Villalba (Delegado de Alianza Nacional en Madrid)

 D. Jesús Fernando Fernández Gil (militante de Alianza Nacional, famoso por empujar al diputado Sr. Sánchez Llibre)

 D. Alberto Aceves Gallego, D. Santiago Cabezuela García, D. Javier Marcos Aroca, D. Miguel Venegas Girón y D. Pablo Pavón Cadierno, integrantes en listas de Alianza Nacional y La España en Marcha.

LA SENTENCIA EN TERTULIAS

 Aunque la mayoría de los medios de comunicación se mostraron a favor de las más duras condenas contra los que participaron en el escrache contra la Blanquerna por entender que al ser de ideología de extrema derecha su ‘escrache’ a favor de la unidad de España debía ser castigado mucho más severamente que los escaches por otras causas, en las tertulias ‘El Cascabel’ de 13TV y ‘El Gato al Agua’ de INTERECONOMÍA TV se entrevistó a la madre del Vicepresidente de Democracia Nacional, Dña. Manuela Valdecoracho, que defendió a su hijo. En INTERECONOMÍA también se entrevistó a uno de los condenados D. José Pedro Cruz.

05 Febrero 2017

Fría venganza y frío corazón

Ignacio Vidal-Folch

Los 15 energúmenos que el 11 de septiembre de 2013 reventaron en la librería Blanquerna de Madrid un acto público catalanista han sido condenados a cuatro años de cárcel por el Tribunal Supremo, en una sentencia con tanto sentido de las proporciones como la reina de Corazones en Alicia en el país de las maravillas, aquélla que a la menor ofensa de un súbdito exige a gritos: «¡Que le corten la cabeza! ¡Que le corten la cabeza!».

Como los condenados son fachas nadie se atreverá a decir esta sencilla verdad: que sean fachas, progres o mediopensionistas, no hay derecho a reventarles la vida con un castigo tan severo y un daño irreparable que debería reservarse para delitos bastante más graves. Recuerdo, por cierto, que a etarras como Inés del Río o De Juana Chaos les salió el muerto a un año de cárcel; pero a un exaltado, si es de extrema derecha, le caen cuatro por romper un cristal y dar una patada y un escupitajo en la Blanquerna.

Una sentencia que tras meticulosas disquisiciones castiga con cuatro años de privación de libertad a los autores de una gamberrada de la que nadie salió lesionado, por más que esté redactada con elegante precisión léxica y conceptual, por más que se ajuste al pie de la letra de la ley, y aún en el caso de que esa ley no admitiese una interpretación más generosa, es una suprema iniquidad y le hace un flaco favor al Rey, a la Constitución y a la Justicia a los que invoca; repugna a mi sentido de lo proporcionado y lo clemente; y me incita a hacerme serias preguntas sobre la idoneidad de los miembros de tan arduo Tribunal para juzgar a reos que sería fácil reincorporar a la vida civil.Rita Maestre fue absuelta -de lo que me alegro- del delito contra los sentimientos religiosos, aunque es obvio y palmario que no hizo otra cosa sino ofenderlos con su irrupción y la de sus compañeros en la capilla de la Complutense. Cierto que ella no empujó a nadie, pero entre irse de rositas y pagar con cuatro años de cárcel hay todo un abanico de posibilidades.

Cabe la sospecha de que a los de la Blanquerna en el fondo se los castiga por feos, brutos y fachas, y a la concejala se la absuelve por guapa y progresista. Y sostengo que ya son demasiado frecuentes los casos de rigor procesal que más parece frívola crueldad; pienso, por poner sólo dos ejemplos, en el concejal Zapata, llevado tres veces, tres, ante el juez por contar unos chistes de mal gusto en Twitter, y en los chicos que asediaron el Parlamento catalán, que tras un largo vía crucis judicial que ya en sí mismo es más dañino que el mal que habían causado fueron condenados a tres años de cárcel.

Pienso que es hora de abrir un debate nacional sobre la administración de la Justicia, que vaya más allá del mantra bonista yo respeto siempre las decisiones de los jueces, sobre los criterios con que se ocupan los cargos de los altos tribunales y sobre la conveniencia de implementar, para delitos de relativa levedad, las penas alternativas a la cárcel, sean multas, rehabilitaciones o prestaciones sociales como limpieza de bosques, cuidado de enfermos, etcétera.Me abstengo de calificar a Josep Maria Bosch Bessa, abogado de la Generalitat coordinado con el ministerio fiscal, que obtuvo este trofeo. Espero que le aproveche el plato de venganza que se come, frío, muy frío.

25 Enero 2017

Comunicado de Alianza Nacional

Pedro Pablo Peña

Con estupor e indignación hemos recibido en Alianza Nacional la sentencia del Tribunal Supremo, que eleva las penas de prisión de Seis meses -en unos casos- y Ocho meses -en otros- a Tres años y once meses y Tres años y trece meses respectivamente.

Quienes asistimos a las sesiones del Juicio Oral pudimos observar como los hechos imputados y los argumentos de la Fiscalía y de las Acusaciones Particulares se desvanecían a medida que se practicaban las diligencias de prueba.

Los hechos que quedaron acreditados fueron:
-Que el 11 de septiembre de 2013, en el Centro Cultural Blanquerna, aprovechando la Diada, se iba a promocionar el denominado Referendum soberanista, anunciado para el día 9-N de 2014.
-Que, ante esta incitación pública a la traición a la patria y a la sedición, unos patriotas -algunos de ellos, militantes de La Falange, Democracia Nacional y Alianza Nacional, y otros sin vinculación con Organización alguna- irrumpieron en el citado Centro con las únicas intenciones de protestar contra ese acto infame y mostrar, tanto a los secesionistas como a las inoperantes Instituciones del Estado, su compromiso con la Nación Española.

Los lemas que se corearon fueron ¡Catalanidad es Hispanidad! y ¡No nos engañan, Cataluña es España!

Todo el daño producido fue la rotura de una puerta, cuyo importe ha sido íntegramente abonado.

El Ministerio del Interior, la Brigada Provincial de Información y la Fiscalía, en lugar de proceder contra quienes estaban perpetrando el delito de sedición, pusieron en marcha toda la maquinaria policial y judicial para perseguir los patriotas.

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid imponía unas penas ya de por sí injustas, toda vez que la acción de protesta en Blanquerna no pasó de ser un escrache.

Pocos días después de esta acción, tuvo lugar la interrupción violenta del acto solemne de apertura del Curso académico universitario en el Campus de Cartagena. Las cámaras de Tv y los fotógrafos de la prensa escrita recogieron imágenes de aquella irrupción violenta, que dio al traste con el acto universitario. Los autores de aquella irrupción incluso hablaron para las televisiones. No hubo ni detenciones, ni reseñas, ni, por supuesto, actuación judicial.

Hemos visto como esa individua llamada Rita Maestre era juzgada, condenada a una ridícula multa y, posteriormente, absuelta, al considerar un magistrado abyecto que irrumpir en una Capilla católica, durante un acto religioso, dirigirse al altar semidesnuda y gritar junto a otros energúmenos, con relación a la Virgen María, «Ni impura, ni virgen, libre, Transmaricabollo… ¡Viciosa! ¡Maricón! ¡Puta! ¡Deseante! ¡Autónoma! ¡Lesbiana!» no suponía profanación ni escarnio.

Todos recordamos movilizaciones violentísimas como Rodea el Congreso o el cerco a la Asamblea Autónoma Catalana, con escenas de acoso a los parlamentarios de tal violencia que muchos de ellos hubieron de ser evacuados en helicóptero.

Ninguna de esas acciones subversivas han motivado el ingreso en prisión de sus autores materiales o intelectuales.

Se ha reventado conferencias -entre otras, de Felipe González y Rosa Díez- en Universidades, sin que los reventadores hayan sido tan siquiera llamados a declarar.

Sin embargo, en el Caso Blanquerna, el Tribunal Supremo ha esgrimido contra los encausados la doctrina del delito de odio, doctrina gestada por los teóricos del Pensamiento único para demonizar y condenar a la muerte civil a quienes discrepan de sus dogmas.

La Sentencia dictada tiene un doble propósito:

1º. Contentar a la Casta política separatista catalana para evitar que uno de sus prohombres, Jordi Pujol, termine por destapar el cúmulo de traiciones, vilezas, atropellos, violaciones de la Ley, saqueo de los fondos públicos, negocios y comisiones, fraudes de todo tipo y corrupción sistemática cometidos en la Transición y en el Régimen de 1978 -el Régimen actual-, en los que ese rey perjuro, felón, comisionista, putero, borracho, defraudador de Hacienda, cazador de animales indefensos, llamado Juan Carlos I, tuvo el papel de actor protagonista.

2º. Mandar a todos los patriotas el aviso de cual será el precio a pagar por sus denuncias del proceso de traición a España, que se está llevando a cabo con la anuencia o la inacción de las más Altas Instituciones del Estado.

Pues bien, frente a su advertencia, la nuestra. Ni las multas, ni la prisión, ni la muerte civil ni la física, ni cualquier otra forma de represión política, policial o judicial quebrantarán la voluntad de lucha de la Comunidad Militante.

Pedro Pablo Peña

31 Mayo 2017

Manuel Andrino, tercer Jefe Nacional de La Falange condenado a prisión

La Falange

Se da la circunstancia, que Manuel Andrino si nada lo remedia como parece ser, pasará a englobar la lista de Jefes Nacionales de Falange Española condenados a prisión. Como todo el mundo sabe, el primero fue José Antonio Primo de Rivera, que pasó de la cárcel Modelo de Madrid, a la prisión de Alicante para posteriormente morir asesinado en el patio de esa misma cárcel. El segundo Jefe Nacional fue Manuel Hedilla Larrey, que tras oponerse al decreto de unificación fue condenado a cadena perpetua, recobrando la libertad después de estar confinado en Palma de Mallorca durante varios años. El tercero será Manuel Andrino Lobo, que por participar en un “escrache” a favor de la Unidad de España en la librería Blanquerna, recibieron él y otros camaradas falangistas penas de casi 4 años de prisión.

Se da la circunstancia también de que todos los Jefes Nacionales de La Falange fueron condenados cada uno en las 3 últimas formas de gobierno en España, estos es, José Antonio en la II República, Manuel Hedilla en Dictadura y Manuel Andrino en Monarquía Parlamentaria. Esto demuestra que los falangistas han tenido siempre un espíritu inconformista y revolucionario, huyendo de las comodidades y protestando enérgicamente ante las injusticias que sufren España y los españoles sean quienes sean los que estén gobernando, rechazando la palmadita en la espalda y exigiendo siempre estar en la punta de lanza de la españolidad.

Otra circunstancia que se puede dar sea que Manuel Andrino sería el único líder de un partido legal de ámbito nacional que estuviera en prisión. Ni el líder del brazo político de ETA que es Arnaldo Otegi, ni Artur Mas después de convocar un referéndum ilegal, ni el clan de los Pujol, etc. ni se encuentran ni se van a encontrar en prisión, mientras que el Jefe Nacional de La Falange por ejercer su derecho de protesta por el acto ilegal y contra España que pretenden los separatistas catalanes, es condenador a prisión.

Con razón más gente piensa, que lo que pasa en este país, no pasa en ninguna parte.

by BeHappy Co.