29 abril 2008

El vicepresidente del Grupo Clarín, Aranda, reaccionó agresivamente ante el fotógrafo del Diario Crítica cuanto les tomó fotos a él y a Héctor Magnetto a la salida de la reunión de Papel Prensa en una de las primeras fotos de Magnetto hacía años

Guerra mediática argentina: El Diario Crítica de Jorge Lanata declara la guerra al Grupo Clarín

Hechos

  • En sus ediciones del 06 de abril del año 2008 y del 13 de abril del año 2008 el Diario Crítica que dirigía el periodista D. Jorge Lanata, dedicó amplia información a hablar del Grupo Clarín, propietario del diario Clarín, con el que competía.

Lecturas

DIARIO CRÍTICA NO PUBLICÓ EL ROSTRO DE MAGNETTO

D. Jorge Lanata mandó a un fotógrafo del Diario Crítica a tomar a los directivos del Grupo Clarín cuando asistieran a la reunión del directorio de ‘Papel Prensa’. Ahí fotografió al CEO del Grupo Clarín, D. Héctor Magnetto y al vicepresidente, D. José Aranda, este último reaccionó agresivamente ante la cámara de fotos del de Crítica. Posteriormente una llamada de Clarín a Diario Crítica pidió que no publicaran la imagen del Sr. Magnetto en atención a su enfermedad (cáncer de laringe). Por lo cual Crítica sólo sacó en su portada la imagen del Sr. Aranda.

LA TRAMA EN TORNO A ‘PAPEL PRENSA S. A.’ SEGÚN DENUNCIÓ EL DIARIO CRÍTICA:

Creada por el entonces presidente de facto Juan Carlos Onganía para desarrollar la primer industria nacional de producción de papel de diario. En 1972, el presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse acordó con César Augusto Civita, César Doretti, Luis Alberto Rey y Editorial Abril S.A. el control del 51% de la compañía, a pesar de hubo una llamada a licitación que quedó desierta. Al poco tiempo, Papel Prensa pasó a ser controlada casi en su totalidad por Rey que, se sospecha que fue testaferro del banquero David Graiver. A su vez, a Graiver se lo relacionó con la organización montoneros. Cuando el banquero falleció en 1976, convencieron a su viuda de que firme el preboleto de venta de la planta.

En 1977, se firmó el traspaso de Papel Prensa a los diarios Clarín, La Nación y La Razón. Luego, los miembros del Grupo Graiver fueron detenidos y sus bienes, intervenidos. Esto se hizo para que la herencia no perjudicara a los nuevos dueños de la papelera. Además, no recibieron el pago por la venta de la planta. Debido a la polémica que se había armado, en mayo de ese mismo año, Clarín aclaró en el artículo «A la opinión pública», que la compra de la compañía «se celebró a la luz pública y con el consentimiento previo y posterior del Estado». Según la nota, se resguardaba el abastecimiento de papel para todos los diarios. En el año 1986, ya en democracia, el entonces titular de la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas de la Argentina, Ricardo Molinas, inició una investigación sobre las diversas compras que rodeaban a Papel Prensa. En él, se estableció que la empresa costaba 250 millones, pero la venta a los tres matutinos se realizó en ocho millones. Éste es el primero de innumerables negociados turbios como el río Baradero alrededor de la única fábrica nacional de papel para diario, lo que le da a su dueño o dueños el control sobre todos los diarios impresos en el país. En el año 2000, el diario La Razón se declaró en quiebra y sus acciones, incluidas las que tenía en Papel Prensa, fueron compradas por el Grupo Clarín. Así el grupo controla el 51% de la empresa, siendo socio mayoritario y teniendo control absoluto sobre cualquier medio de papel celulósico del país.

El reencuentro entre D. Héctor Magnetto y el ex fotógrado del diario Crítica:

En el 2008 D. Diego Levy fotografió a Magnetto para el New York Times. Mientras le hacía las fotos en su despacho, Magnetto le dijo que me veía cara conocida. Le explicó de dónde. A los pocos días salió publicado el artículo en New York Times con una foto vieja de archivo. Consultó que había pasado y nunca más le respondieron ni lo convocaron para un nuevo trabajo.