27 julio 1989

Un episodio más de la eterna rivalidad entre Anson y Pradera

Javier Pradera Gortázar pronuncia una conferencia contra Luis Calvo Andaluz y Alfredo Semprún Bañares y el ABC se pitorrea de ella

Hechos

El 27.07.1989 D. Javier Pradera (columnista estrella de EL PAÍS) pronunció una conferencia en la que aludió al diario ABC, a su ex director D. Luis Calvo Andaluz y al D. Alfredo Semprún.

Lecturas

En julio de 1989 se volvía a producir uno de los cada vez choques mediáticos más habituales de EL PAÍS y ABC a cuenta de D. Javier Pradera y D. Luis María Anson. El motivo fue una conferencia de D. Javier Pradera en El Escorial. El Sr. Pradera acusó al ABC de ‘clientelismo y filtraje intoxicador durante el franquismo” y arremetió directamente contra dos periodistas de ABC. Lo más original es que ABC arremetió contra el Sr. Pradera “El reputado comentarista Pradera arremete contra ABC en un aula abarrotada de sillas vacías” pero sin atreverse a decir los nombres de los periodistas atacados por el Sr. Pradera.

“Quizá a algunos de los asistentes le suene el nombre de (y citó a uno de los periodistas más prestigiosos y respetados de España) periodista de ABC y hombre de los servicios de Informacion”

“El periodista (y citó un nombre), corresponsal de ABC en Londres durante la guerra, detenido por su labor de espionaje en favor de la Alemania de Hitler”.

Es llamativo que el ABC no quisiera rellenar desvelar los nombres de los dos periodistas atacados por el Sr. Pradera. El periodista de ABC acusado de formar parte de los servicios de información era D. Alfredo Semprún y el periodista acusado de hacer espionaje a favor de la Alemania de Hitler fue D. Luis Calvo, uno de los mentores del Sr. Anson

A parte de asegurar que el Sr. Pradera lanzó esos ataques en un aula abarrotada de sillas vacías, el director del ABC repitió una acusación habitual:

“Es lástima que Pradera no recuerde que el consejero delegado de su periódico, del que él es un sumiso adjunto, fue jefe de la redacción de PUEBLO con el franquismo, y en 1974 director de los servicios de la Televisión de Franco”.

La relación, o mejor dicho mala relación entre D. Javier Pradera y D. Luis María Anson seguiría presente en los años siguientes. El Sr. Anson no desaprovecharía ocasión para pitorrearse del Sr. Pradera. Por ejemplo, el 29 de julio de 1990 D. Javier Pradera elogiaba desde el diario EL PAÍS a los dirigentes del PP críticos con el Sr. Aznar (D. Miguel Herrero Rodríguez de Miñón y D. Fernando Suárez), el ABC del Sr. Anson respondía al día siguiente asegurando que “Pradera hundo un poco más al Fernando Suárez y a Miguel Herrero por haberlos elogiado”. En una nueva versión del ‘no me defiendas, compadre’.

28 Julio 1989

El reputado comentarista Pradera arremete contra ABC en un aula abarrotada de sillas vacías

ABC (Director: Luis María Anson)

Leer
El reputado comentarista del diario gubernamental Javier Pradera, que alcanzó notoriedad en 1976 como activista en favor de la OTAN, lanzó ayer contra ABC frenéticas acusaciones de «clienteüsmo y filtraje iníoxicador durante el franquismo», en una conferencia en El Escorial titulada «El secreto profesional de los periodistas»

El reputado comentarista del diario gubernamental Javier Pradera, que alcanzó notoriedad en 1976 como activista en favor de la OTAN, lanzó ayer contra ABC frenéticas acusaciones de «clienteüsmo y filtraje iníoxicador durante el franquismo», en una conferencia en El Escorial titulada «El secreto profesional de los periodistas».

La conferencia fue una muestra más de la campaña que mantiene el diario oficialista contra ABC. El conferenciante contó con la aquiescencia del director del seminario, Jorge Lozano. Pradera aprovechó su presencia en la Universidad de El Escorial para atacar a ABC: «La relación entre la policía y la prensa no se limitaba durante el franquismo a las filtraciones intoxicadoras al ABC. También era habitual la figura del policía-periodista, cuya doble lealtad hacia el Ministerio del Interior y hacia el periódico se inclinaba siempre, en caso de conflicto, por el Estado. Tampoco el ABC podía estar ausente de los ejemplos al respecto. Quizás a algunos de ustedes -dijo dirigiéndose a Miguel Ángel Aguilar, que era uno de los asistentes junto a la escasa veintena de alumnos presentes- les suene todavía el nombre de (y citó a uno de los periodistas más prestigiosos y respetados de España), periodista de ABC y hombre de los servicios de información».

Alterando el gesto y la voz, Pradera concluyó su ataque con frenesí: «Las relaciones del espionaje con el periodismo han sido siempre complejas y atormentadas. La conexión más elemental, por supuesto, es la del espía que se dedica al periodismo. El gran maestro de los espías de Cambridge, el legendario Philby, trabajó como periodista en España durante la guerra civil, simulando apoyo al bando nacional y siendo condecorado por Franco. Sin embargo -añadió- no es probable que la tapadera del periodismo sea demasiado segura para los espías, ya que necesariamente les sitúa en el centro de atención de la contrainteligencia de los países en que actúan. Así le ocurrió por ejemplo a (y citó un nombre), corresponsal de ABC en Londres durante la guerra, detenido por su íabor de espionaje en favor de la Alemania de Hitler».

Al concluir su soflama, un alumno dijo a uno de los redactores de ABC que cubrían la información: «Es lástima que Pradera no recuerde que el consejero delegado de su periódico, del que él es un sumiso adjunto, fue jefe de redacción de «Pueblo» con el franquismo, y en 1974 director de los servicios de la Televisión de Franco»