Search
La dimisión de los responsables de la sección de opinión, Carlos Luis Álvarez 'Cándido' y José Luis Alcócer, fue clave para causar la caído del director

José Ramón Alonso asume la dirección de PUEBLO poniendo fin a meses de inestabilidad de Fernández Figueroa

HECHOS

El 1.06.1976 D. José Ramón Alonso fue nombrado director del periódico PUEBLO, reemplazando al Sr. Fernández Figueroa.

Figueroa D. Juan Fernández Figueroa fue forzado a dimitir como director del diario PUEBLO tras apenas tres meses en el cargo.

La dimisión de D. Carlos Luis Álvarez ‘Cándido’ y D. José Luis Alcocer como periodistas del diario PUEBLO había sido la estocada final para el director D. Juan Fernández Figueroa. A pesar de que durante su trayectoria el periodista había tenido momentos aperturistas, durante los meses al frente del periódico público (del Estado) propiedad de los Sindicatos, el Sr. Fernández Figueroa había mantenido una línea de derecha integrista que había incluido ataques a la Comunidad Económica Europea, de la que era firme defensor el ministro de Asuntos Exteriores, D. José María de Areilza, conde de Motrico. 

El 18 de mayo de 1975 D. Juan Fernández Figueroa fue forzado a dimitir por el ministro D. Rodolfo Martín Villa tras haber permanecido apenas dos meses en el cargo (fue nombrado el 22 de marzo)

Dña. Rosa Villacastín (Periodista de PUEBLO durante la Transición) habla con J. F. Lamata sobre D. José Ramón Alonso:

  • /
Update Required
To play the media you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

Testimonio del periodista de PUEBLO ‘Cándido’ en su libro ‘Memorias Prohibidas’ 

alcocer_candido

(Pag 257-258)

Yo estaba sometido a una presión muy fuerte, sometido a un vacío despectivo y huraño y ya sin la posibilidad de escribir. Pertenecía, según Juan, al ‘grupo marxista’. (…) Figueroa había sido nombrado director de PUEBLO el 22 de marzo del 76 y yo viví en un estado de persecución total hasta que me vi obligado a dimitir a finales de abril. Alcocer, Gómez Escorial y yo lo decidimos juntos buscando en la calle un poco de respiración. (…)  

Unos días después de mi disipación en PUEBLO, Juan Aparicio escribió a Figueroa una carta (26 de abril) en la que le felicita ‘por tu patriotismo antiseparatista’ y por haber limpiado el diario de pedantes’.  (…) Ya por entonces Martín Villa, de olfato muy sutil, empieza a comprender que se ha equivocado con el director de PUEBLO. La chispa que prendió fuego a todo brotó del agresivo talante antieuropeísta de Juan y de su inclinación al populismo eufórico de ciertos países hispanoamericanos. Un artículo del propio Juan rechazando categóricamente a Europa, un artículo en el que resonaban los instrumentos de la orquesta antieuropea del franquismo, desató la cólera de José María de Areilza. Había llegado el final. Martín Villa le retira su apoyo y Juan dimite el 18 de mayo de 1976. Escribe al ministro como respuesta a su despido y también a Manuel Fraga, a Torcuato Fernández Miranda, a Juan Valverde, a Manuel Conde Bandrés, a Noel Zapico, a los generales Fernando de Santiago y Milans del Bosch, a Girón, a Javier Carvajal, a Vicente Pérez Sádaba, a Alejandro Rodríguez de Valcárcel, a Ricardo Gómez Acebo… a Pilar Narvión… Pilar Narvión había seguido a Juan en su lucha contra lo que ella misma, me parece, llamaba revistas ‘ultra progre’. Un artículo suyo de aquella época se tituló ‘Los palos de golf de MUNDO OBRERO’. Juan achacó su despido a la conspiración comunista y en un intento por mantener la dirección de PUEBLO o para denunciar la conspiración que lo había derribado acudió a los hombres más llamativos del conservadurismo oficial, cuyo poder, aunque ellos no lo supiesen, era ya fantasmal en la historia. Entonces Juan se convirtió también en un fantasma.

Cándido

02 Junio 1976

JOSÉ RAMÓN ALONSO, DIRECTOR DE PUEBLO

PUEBLO

Ha sido nombrado director del Diario PUEBLO el periodista don José Ramón Alonso Rodríguez Nadales, el señor Alonso sustituye a don Juan Fernández Figueroa, al que le había sido aceptada la dimisión hace unos días.

José Ramón Alonso, en la actualidad presidente del Sindicato Nacional de Hostelería y procurador en Cortes de representación sindical nació en Oviedo el año 1916. Está casado y tiene tres hijos. Estudió en la Escuela Libre de Ciencias Políticas es técnico del Ministerio de Información y Turismo y diplomado en Información.

La actividad profesional de José Ramón Alonso se inició en REGIÓN en Oviedo, donde ostentó el cargo de subdirector. Posteriormente fue redactor diplomático del diario ARRIBA y corresponsal del mismo periódico en Francia y Suiza. En su biografía periodística figuran asimismo los puestos de director de RADIO NACIONAL DE ESPAÑA y TELEVISIÓN ESPAÑOLA, la dirección del diario SOLIDARIDAD NACIONAL, de Barcelona, el cargo de Secretario Nacional de Prensa y Radio del Movimiento así como el de director de Servicio Nacional de Información y Publicaciones Sindicales y de ‘La Voz Social’. Como técnico del Estado para Información y Turismo en la Embajada de España en Rabat y la de Información en Lisboa. Ha sido director del semanario SÁBADO GRÁFICO, en el que venía colaborando habitualmente.

Galardonado con los premios nacionales de periodismo Francisco Franco, José Antonio Primo de Rivera y Ejército, está en posesión de la gran cruz de la Orden de Cisneros al Mérito Político y de la encomienda de la Orden del Mérito Civil, es colaborador de CESEDEN: autor de varios libros sobre temas políticos europeos, y miembro del Instituto de Estudios Estratégicos, dependiente del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional.

Esta breve semblanza revela suficientemente la personalidad de quien a partir de ahora asume el timón y la dirección de nuestro periódico. José Ramón Alonso es uno de los más claros ejemplos de vocación profesional, ejercida con rigor, galanura y profundidad. Su trayectoria como periodista y escritor evidencian, junto a una notable sensibilidad intelectual, una también especial inquietud y agudeza interpretativa de nuestra problemática política, sindical y social. Porque como denota su biografía, José Ramón Alonso no es ‘nuevo’ en la Organización Sindical. Es un hombre de esta casa, un hombre del Sindicalismo, conocedor profundo de sus problemas y, consecuentemente, identificado de raíz con los imperativos del momento presente. En definitiva, con las aspiraciones reales del mundo del trabajo.

Su llegada a Huertas, 73, a la Dirección de PUEBLO se produce en la coyuntura más apasionante y decisiva del proceso de desarrollo político en una etapa que es clave, sin duda, para España y para la consolidación de la Monarquía. Por ello, al iniciar esta nueva singladura de PUEBLO, junto a un periodista de las cualidades humanas y profesionales de José Ramón Alonso, no queremos limitarnos a darle nuestra sincera bienvenida. Queremos expresarle también nuestra sincera bienvenida. Queremos expresarle también nuestra esperanza confianza de continuar sirviendo con honestidad y lealtad los fines que animan e inspiran diariamente la tarea de este periódico.

02 Junio 1976

JUAN FERNÁNDEZ FIGUEROA

PUEBLO

Juan Fernández Figueroa se incorpora hoy al censo breve, pero importante en cuanto a personalidades, de los que rigieron en sucesivas etapas la estupenda tarea de hacer ‘desde arriba’ nuestro periódico. Pocos han sido los hombres que en 37 años ocuparon el puente de PUEBLO, y muy diversa la influencia respectiva – en el tiempo y en el espacio – en la vida del periódico de los Sindicatos del diario de todos los españoles. Pero a todos les queda, estamos seguros, el orgullo de haber ostentado una credencial importante entre las cabeceras del periodismo contemporáneo de nuestro país. Juan Fernández Figueroa, fundador y artífice diario de una revista – ÍNDICE – que se adelantó a su tiempo, ‘pionera del acuerdo nacional’ a todos los niveles, sin tonto optimismo, pero con fe metódica’, deja la dirección de PUEBLO incorporando a su biografía una experiencia aleccionadora y valiosa, a pesar del corto espacio de tiempo de su mandato.

Su norma indiscutida de que la verdad ‘existe para que se la sirva y no para servirse de ella’, regla cuya aplicación comporta evidentes fricciones, rubricó su gestión entre nosotros. La comunicación, el tema clave de nuestro tiempo, y la información – razón de ser de la convivencia, como el fuego lo es de la artillería – son instrumentos complicados, de difícil manipulación, que nunca sufrieron deterioro en sus manos. Y junto a ese talante intelectual están su soterrada cordialidad, su afán de equidad –admitido el hecho de que la justicia plena se encarama en la utopía – y su empeño en rematar la obra bien hecha, que es, según el desconcertante maestro D´Ors, lo único que nos será tenido en cuenta. Juan Fernández Figueroa ha dejado constancia de su gratitud para cuantos compañeros en los días pasados – ¡tan ingratos a veces! – tuvieron respeto a sus decisiones, incluso sin compartirlas. Y a esa actitud sólo se puede corresponder con el mismo espíritu y postura: el respeto.

El Análisis

ADAPTARSE AL COMPÁS DE LOS TIEMPOS

JF Lamata

La gestión en PUEBLO de D. Juan Fernández Figueroa era bien parecida a la situación que vivía el propio presidente del Gobierno en aquel momento, que presidía D. Carlos Arias Navarro y del que era ministro D. Rodolfo Martín Villa. Era la de los franquistas que tenían que intentar ser capaces de demostrar que habían dejado de serlo y que ahora eran ‘demócratas de toda la vida’.

Esa capacidad de ‘adaptación’ no es una situación de la que dispongan todo. El Sr. Martín Villa o el periodista D. José Ramón Alonso lo consiguieron, mientras que D. Carlos Arias Navarro o D. Juan Fernández Figueroa no.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.