Search
Brutal episodio dentro de la guerra encarnicada entre el Grupo PRISA y la Cadena COPE

José Ramón de la Morena (SER) desvela los contratos y sueldos de su competidor José Mª García (COPE): «Sólo le interesa el dinero»

HECHOS

  • El 15.02.1995 el programa ‘El Larguero’ de la Cadena SER leyó en antena los contratos de D. José María García, que realizaba el programa ‘SúperGarcía’ de la Cadena COPE en el mismo horario que ellos.

EL PAÍS LOS AIREA Y LA COPE LOS DESMIENTE

Los datos desvelados por D. José Ramón de la Morena y D. Alfonso Azuara en ‘El Larguero’ de la Cadena SER eran los siguientes: dos sociedades cobran porcentajes por la publicidad que obtienen los programas dirigidos por el periodista D. José María García en la Cadena COPE. Se trata de Comunicaciones Deportivas, SA, y Producciones Monjos, SA, esta última vinculada directamente a la esposa del informador. El conjunto de dichas retribuciones era en torno a los 1.000 millones anuales.La información facilitada distinguió entre los años 1990-1992, en que el Sr. García estuvo vinculado a ANTENA 3 RADIO, y la etapa posterior al 92, en que pasó a la COPE.

En lo que se refiere al primero de dichos periodos, el Sr. García firmó en julio de 1990 un contrato con el entonces director de ANTENA 3 RADIO, D. Manuel Martín Ferrand, en el que se fijaba la retribución bruta del Sr. García en 103 millones de pesetas al año por sus servicios profesionales. Los otros dos contratos, también firmados por el Sr. Martín Ferrand, sumaban 350 millones de pesetas adicionales (más IVA) por la promoción, gestión y comercialización de espacios publicitarios. Se establecía también una «comisión especial» para el caso de que los ingresos provenientes de los programas realizados por el Sr. García superaran la cifra de 2.500 millones de pesetas brutos el primer año.

Cuando el Sr. García pasó a la COPE, en 1992, se firmaron otros contratos similares con el entonces director general de la cadena radiofónica de la Conferencia Episcopal, D. José Andrés Hernández, en los que se establecía en 120 millones de pesetas, en bruto, la retribución del Sr. García por sus servicios profesionales; al tiempo que se realizaron otros pactos con las sociedades mencionadas, en función de la publicidad, hasta situarse en la cifra global de 1.000 millones.

Desmentido:

La COPE difundió el 16 de febrero de 1996 una nota en la que califica de «falsos» los contratos referidos a dicha cadena. También asevera que esas informaciones se deben a un intento de deterioro de «la imagen y el prestigio» de la misma. El ex director general de la COPE, D. José Andrés Hernández, entiende que no son correctos los datos que se le atribuyen.

17 Febrero 1995

¡Es la guerra!

Luis Oz

Lo de los GAL es un juego de niños comparado con la guerra que José Ramón de la Morena tiene declarada desde la Ser a José María García, el periodista deportivo que nos habla cada noche desde la Cope. Sólo puede compararse con la guerra que García tiene declarada desde hace años al presidente del Real Madrid, Ramón Mendoza.

El Larguero de la madrugada de ayer fue, más que un programa deportivo, un juicio sin juez visible. De la Morena ejerció a la vez de víctima y de fiscal. A la misma hora, García pasaba olímpicamente de De la Morena y lanzaba sus dardos sin piedad por enésima vez contra Mendoza.

De la Morena se sentía ofendido por un requerimiento del juez Eduardo Delgado Hernández al periodista y a la Ser «para que cesen de inmediato en el empleo de cualesquiera expresiones que signifiquen calificación de José María García relativas a su persona…». «Esto de que pretendan que un juez me prohiba hablar a mí del tal García Pérez por mandato judicial sólo se explica por intereses económicos», respondió De la Morena. «Por los escandalosos intereses económicos que mueven a este sujeto, por las empresas instrumentales a través de las que cobra, por la publicidad que las alimenta, y por la audiencia que empieza a escapársele un poco o, al menos, ya no la monopoliza como antes».

De la Morena no calló nada de los «intereses económicos» de García. Leyó, uno a uno, cada contrato de su satán con la Antena 3 de Martín Ferrand: línea a línea, nombre a nombre, coreado por sus compañeros y las risas de los oyentes llegados de Teruel. Diez, cien, seiscientos, mil no sé cuantos… los millones cobrados por García y sus empresas le salían a borbotones.

«No sé el tiempo que vamos a durar aquí», añadió. «Porque hace tiempo que reconozco que estoy, con toda mi gente, en territorio comanche, pero espero que detrás de mí, caso de que pasara lo peor, vengan otros y que el monopolio en el periodismo deportivo lo peleen y lo impidan con las mismas fuerzas y ganas que estos chiquilicuatres, como decía esta mañana Martín Ferrand. Decía que ganamos 100.000 pesetas al mes; eso lo decía su capataz, el Herrero».

Poco entiendo de dineros y nada de odios, pero no creo que a De la Morena le vaya a abroncar ninguno de sus jefes de Prisa. Sabe bien que piensan lo mismo que él sobre García. En todo caso, puede que hasta le den un premio por escupir lo que escupió.

García, entretanto, ni caso a De la Morena y caña al mono Mendoza. «El señor Mendoza ha dejado al frente de la Junta Gestora del Real Madrid a tres de sus paniaguados», decía. «Esperpéntico y demencial lo ocurrido ayer en el debate de TVE entre los tres candidatos. La dignidad del Madrid, maltrecha. Y el momento culminante, cuando el señor Mendoza se quitó el zapato».

17 Febrero 1995

La SER, acusada de falsedad

EL MUNDO

UNOS documentos leídos en la madrugada del miércoles al jueves en la cadena Ser, que los presentó como contratos entre José María García y otra cadena radiofónica, la Cope, fueron denunciados ayer como falsos por esta última.

En El larguero, el programa deportivo nocturno de la Ser que compite directamente con Supergarcía, el espacio de la Cope, «se dio lectura a unos supuestos contratos que ligarían a José María García desde 1992 con Cope», dice una nota que esta última empresa hizo pública anoche. «La cadena Cope declara que tales supuestos contratos son falsos. Los documentos leídos en la Ser no existen y su pretendido contenido no se corresponde con la verdad».

José Ramón de la Morena, director de El larguero -enfrentado en una ácida polémica con García-, leyó en el transcurso de su espacio el contenido de antiguos contratos del jefe de Deportes de la Cope con Antena 3 de Radio, y a continuación varios supuestos acuerdos con la Cope de García y de empresas que estarían relacionadas con éste. De ellos extrajo De la Morena la conclusión de que García obtenía unos ingresos de 1.000 millones de pesetas anuales.

La Cope, en su nota, dice de los contratos García-Antena 3: «La cadena Ser sacó del archivo documental de Antena 3 de Radio -que custodia desde su absorción por Prisa-, y dio lectura a los contratos que ligaron a García con Antena 3 de Radio antes de que ésta fuera comprada y cerrada por las empresas de Prisa».

La Cope «denuncia que el grupo Prisa pretende por estos procedimientos deteriorar la imagen y el prestigio que esta cadena de radio y sus colaboradores han conseguido ante la audiencia española en legítima y limpia competencia. Lamenta, además, que el grupo Prisa no aplique en sus propios medios los criterios de ética profesional».

La rivalidad entre los programas deportivos nocturnos de la Cope y la Ser se ha centrado en los últimos meses en los insistentes ataques personales de De la Morena a García, quien a su vez se ha mostrado extremadamente crítico con los dirigentes del grupo Prisa por la polémica adquisición y liquidación de Antena 3.

En su nota de ayer, la Cope insiste en denunciar «ante la opinión pública que las emisoras del grupo Prisa, y singularmente la cadena Ser, en sus programas deportivos, han hecho de la intromisión ilegítima en el derecho al honor de José María García un ingrediente básico de sus inveraces informaciones».

García ha presentado cinco demandas judiciales por esa supuesta intromisión ilegítima, y se han producido ya tres sentencias condenatorias, las de Ramón Mendoza -ex presidente del Real Madrid y consejero de Prisa-, Javier Ares -redactor de Antena 3 de Radio cuando la gestionaba Prisa, que la sometió a un proceso de «concentración» con la Ser- y el propio De la Morena. Un juzgado de Madrid requirió a este último, el día 10, a que dejara de «calificar» a García.

Alfonso Azuara, subdirector de El larguero, dijo ayer a este periódico que «la Cope debe aportar sus documentos y entonces la Ser aportará los suyos» para demostrar su veracidad.

by BeHappy Co.