Search
La Iglesia intenta evitar el cierre del periódico más antiguo de ámbito nacional después del ABC

La Conferencia Episcopal toma el control del diario YA y coloca a Manuel Capelo como presidente de su consejo

HECHOS

El 22.03.1983 se presentó el nuevo Consejo de Administración de la Editorial Católica, propiedad del periódico YA.

herraez D. Bernardo Herráez pilotó en la sombra la constitución de la nueva Junta de Gobierno y el nuevo Consejo de Administración de la Editorial Católica que, además del YA, aún conserva tres diarios regionales que – al contrario que este – sí son rentables: IDEAL de Granada, LA VERDAD de Murcia y HOY de Badajoz.

El 19.03.1983 se había formado una nueva ‘Junta de Gobierno’ (órgano consultivo) del diario YA formada por D. Manuel Capelo, D. José María García Escudero, D. Felipe Ruiz de Velasco, D. Luis Sánchez Agesta y D. Fernando Sebastián Aguilar. Dando así por terminada la etapa de D. José Ramón Fernández Bugallal, conde de Bugallal.

El 23.03.1983 se constituyó el nuevo Consejo de la Editorial Católica que estará presidido por D. Manuel Cpaelo.

Presidente: D. Manuel Capelo

Consejo de Administración: D. Manuel Capelo, D. Miguel Allue, D. José María Espí, D. Ignacio Olcoz, D. Felipe Ruiz de Velasco y Don Federico Rodríguez que actuará como secretario.

13 Julio 1983

Que se expliquen los obispos

DIARIO16 (Director: Pedro J. Ramírez)

Transcurridas setenta y dos horas desde que se hiciera público que los cuarenta millones de pesetas recaudados con motivo de la visita del Papa para ‘atender las necesidades más perentorias de la Iglesia católica en el mundo’ van a ir a parar a las arcas de una sociedad anónima asentada en España, la entidad convocante de la colecta, es decir, la Conferencia Episcopal, mantiene un bochornoso silencio.

Y es que la Conferencia Episcopal está atrapada por la literalidad de sus propias palabras. Estamos seguros que al leerlas la inmensa mayoría de los fieles tendrían la impresión de estar realizando un donativo para ayudar a la esforzada propagación del evangelio en lejanas tierras de misión. Ni los más realistas o escépticos podían sospechar que ‘la necesidad más perentoria’ de la Iglesia en el mundo consistía en ayudar a pagar el inmerecido sueldo de don Ricardo de la Cierva.

Con el fariseísmo que le caracteriza, el órgano de la Editorial Católica – a partir de ahora ‘sepulcro blanqueado… y subvencionado’ – alegaba ayer que nadie puede discutir con el Papa sobre el destino de las limosnas y las necesidades de la Iglesia.

Pero es que ésta no es una pretenciosa polémica con Juan Pablo II. Tenemos la convicción de que ni el Pontífice lee el YA ni el Espíritu Santo le ha sensibilizado en torno a sus dificultades económicas. Son los obispos españoles – protagonistas verdaderos de esta maniobra de prestidigitación – los que deben una explicación a las muchas gentes humildes que de buena fe creyeron estar aportando su óbolo a una causa más espiritual que el saneamiento de una cuenta de resultados.

by BeHappy Co.