Search
Considerado una consecuencia por los sucesos de Milán

Luis Molowny nombrado nuevo entrenador del Real Madrid por parte del presidente ‘saliente’ del club, Luis de Carlos

HECHOS

El 15.04.1985 la Junta Directiva del Real Madrid anunció que había resuelto relevar a D. Amancio Amaro como entrenador del club y reemplazarlo por D. Luis Molowny.

D. Amancio Amaro fue despedido por la Junta Directiva de D. Luis de Carlos tras la noche de Milán.

¿ABUCHEOS A LOS JUGADORES INSTIGADOS POR JOSÉ MARÍA GARCÍA?

Garcia_A3_222 El locutor de radio D. José María García, de ANTENA 3 RADIO, se hizo con el informe que había hecho el ya ex entrenador del Real Madrid en el que echaba en cara conductas impropias de los jugadores del Real Madrid en la noche posterior a la derrota del equipo blanco ante el Inter. El Sr. García hizo hincapié en criticar al jugador D. Jorge Valdano acusado de ‘desobediencia’ por el Sr. Amancio. El Sr. García se refirió a aquellos jugadores como ‘golfos’ y dijo que merecían el reproche de la afición madridista.

Y, en efecto, durante la presentación del nuevo entrenador D. Luis Molowny el 16.04.1985 parte de los madridistas que asistieron al acto lanzaron abucheos al os jugadores al grito de ‘golfos, golfos’ y al Sr. Valdano como ‘sudaca de mierda’.

Para defenderse, D. Joge Valdano contó con los micrófonos de D. José Javier Santos (J. J. Santos) en RADIO ESPAÑA, desde la cuál el Sr. Valdano lanzó una diatriba contra el Sr. García: “Sobre el Sr. García sólo dire que hay determinadas personas que no merecen ni contestación”. Lo que dio pie a una campaña todal del Sr. García contra el Sr. Valdano que duraría para siempre y, además, también habría una pequeña guerra entre el Sr. García y el Sr. J. J. Santos.

17 Abril 1985

El cese de Amancio Amaro

Pedro Escartín

La noticia del cese del preparador madridista acordado por la Junta, es un hecho gravísimo, a todo nivel, revelador de la situación interna del club madrileño y, por ello, mayor la necesidad de que las elecciones a la presidencia tengan lugar en la fecha prevista sin aplazamiento alguno. El doctor Campos Gil, antes de presentar su recurso, debió anteponer el bien del Madrid, máxime cuando los actuales dirigentes, con sacrificio personal y caballerosidad, dieron facilidades al acortar su mandato para que, con elecciones democráticas, otros hombres, con nuevas ideas, intenten reflotar el prestigio del club, hoy inmerso en los mismos problemas que los que tenía el Barcelona hasta la llegada del locuaz, pero gran presidente José Luis Núñez.

De entrada, diré que Amancio Amaro tiene parte de la culpa de la situación y, además, muy importante. Mientras Venables, en el Barcelona y Luis Aragonés en el Atlético, fueron – tras breve estudio – a la designación del equipo base y, por ello, como consecuencia inmediata, al sistema de juego, el preparador madridista, con sus continuos cambios de formación, sembró el desconcierto, la duda y, con ello, la falta de cordialidad en la plantilla, hecho muy grave y siempre antesala de malos resultados. Faltó criterio y esto quitó a Amancio prestigio y autoridad para mandar en sus jugadores.

Pero ahora vmaos con los que podríamos llamar atenuante del fracaso madridista, eliminado en Copa y, en estos momentos quinto en Liga, con trece victorias, diez empates e igual número de derrotas. La plantilla no es homogénea; tampoco hubo análisis en los fichajes, para aclarar si el jugador pretendido tenía las condiciones necesarias para, en lo técnico y físico, encajar en el bloque madridista. EL primer paso malo y grave, antes de Amancio, fue Cunningham, jugador frío, pésimo profesional, que, además, cerraba el juego, al no ser el extremo que precisaba el Madrid. Luego vino Metgod, que no hacía ninguna falta, pues era una auténtica tortuga defensiva. Juan José…, otro error, como Lozano, frío, lento, sin potencia física, cuando lo que el Madrid necesitaba era un combativo, tipo Schuster o Briegel. Y así casi todos.

Pedro Escartín

by BeHappy Co.