Search
El periodista de PRISA asegura que fue despedido por presiones del Portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Rodríguez, mientras que el Director de Informativos de TELECINCO, Luis Fernández, asegura que fue por falta de acuerdo para la renovación

TELECINCO despide a Miguel Ángel Aguilar Tremoya como comentarista después de calificar de ‘hijos de puta’ al juez Baltasar Garzón y a Pedro J. Ramírez

HECHOS

El 15.01.1997 el periodista D. Miguel Ángel Aguilar denunció en EL PAÍS que su ruptura como comentarista de TELECINCO era una represalia por haber insultado al juez Baltasar Garzón.

El periodista del Grupo PRISA, D. Miguel Ángel Aguilar, hacía una sección en los ‘Informativos TELECINCO’ de D. Luis Mariñas junto al periodista de la Cadena COPE, D. Luis Herrero, denominada ‘Cara y Cruz’. La gracia de la sección era ofrecer un análisis de un minuto de duración entre un periodista del PSOE – el Sr. Aguilar – y un periodista del PP – el Sr. D. Luis Herrero.

EL POLÉMICA COMENTARIO DEL Sr. AGUILAR EN LOS INFORMATIVOS DEL 10.01.1997:

«Sublevación de los fiscales de la Audiencia Nacional contra su jefe Aranda. Destitución del desobedecido. Exaltación de los sublevados en las páginas de EL MUNDO mundial, donde se amenaza a quien se atreviera a sancionar a los expedientados. En breve, leídas las notas de los hermanos Amedo y escuchadas las cintas por ellos grabadas para ‘joder a los de arriba’, según encargo de Pedro Zola [Pedro J. Ramírez] y del Campeador [Baltasar Garzón], concluimos: si ésta fuera la causa de la justicia, debemos aceptar que a veces avanza a lomos de hijos de puta».

LUIS HERRERO TAMBIÉN SALE DE ‘INFORMATIVOS TELECINCO’

zap_1997_caracruz_luisherrero El periodista de la COPE, D. Luis Herrero, que hacía un comentario en ‘Informativos TELECINCO’ en la misma sección que D. Miguel Ángel Aguilar, declinó a hacerlo el día en que se conoció la ruptura con el Sr. Aguilar. En la práctica, la salida del Sr. Aguilar de TELECINCO significaba la supresión de aquella sección de ‘Cara y Cruz’.

¿PRESIONES DE MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ?

zap_1997_MAR D. Miguel Ángel Aguilar aseguró entonces y lo reitero al ser consultado por LA HEMEROTECA DEL BUITRE que su ruptura con TELECINCO en 1997 se produjo por presiones del entonces Secretario de Estado de Comunicación del Gobierno del PP, D. Miguel Ángel Rodríguez. Los ‘Informativos TELECINCO’ de entonces, en cambio, aseguraron que la ruptura fue simplemente porque al Sr. Aguilar se le acabó el contrato y no hubo acuerdo para renovarlo.

19 Enero 1997

Cine de terror en TV

José Luis Gutiérrez

El cese de Miguel Ángel Aguilar como comentarista de TELECINCO – que lamento, en contraste con los que se regocijaron públicamente del mío – también ha servido para montar el pequeño y consabido martirologio y para filtrar algunas gruesas mentiras y leer y escuchar increíbles casos de sectarismo. Así, Javier Pradera justificaba que a Garzón se le llame hijo de puta ante millones de personas, utilizando para ello a los padres fundadores de la democracia americana, mientras se rasga las vestiduras porque un senador del Partido Popular llama ‘cabrones’ a algunos responsables de ONG por no ocuparse con la debida dedicación de los desnutridos niños marroquíes. Así está este país, señores.

A lo mejor, el cese de Aguilar queda un poco más claro si relato que el día 11 de diciembre, en una comida con varias personas a las que asistí, uno de los presentes, representante de una parte del accionariado de la cadena, ya anunció entonces el cambio. Entre los asistentes estaba Juan Luis Cebrián. Después, Tecglen, siguiendo instrucciones de Pradera, volvía con sus derogatorias payasadas de siempre, utilizándome a mí como excusa para arremeter contra Juan Luis Cebrián. Ahora se dedica a fusilar los diccionarios.

No le ha gustado nada que su jefe en la Academia y no para de decir a quien quiera oírle que Juan Luis carece de talla intelectual para ocupar un sillón que le ha arrebatado a él. Incluso en su último insulto escrito contra mi persona también lo sugería.

21 Enero 1997

Cambios y ceses

Miguel Ángel Aguilar

Señor director: bajo la firma de José Luis Gutiérrez y dentro de un recuadro titulado ‘Cine de terror en TV’, puede leerse:

«El cese de Miguel Ángel Aguilar como comentarista de TELECINCO – que lamento, en contraste con los que se regocijaron públicamente del mío – también ha servido para montar el pequeño y consabido martirologio y para filtrar algunas gruesas mentiras y leer y escuchar increíbles casos de sectarismo. Así, Javier Pradera justificaba que a Garzón se le llame hijo de puta ante millones de personas, utilizando para ello a los padres fundadores de la democracia americana, mientras se rasga las vestiduras porque un senador del Partido Popular llama ‘cabrones’ a algunos responsables de ONG».

Sin merma del respeto que merezca la particular interpretación más arriba transcrita del citado colaborador de ABC, me siento en la necesidad de publicar las siguientes aclaraciones:

1º – Ignoro que mis relaciones con TELECINCO hayan dado lugar al montaje de martirologio alguno. Ni pequeño ni grande, ni consabido ni excepcional. Ese álbum lo tengo agotado hace más de quince años. Otra cosa es que nunca haya figurado en las cuadrillas de colegas que edificaron los grandiosos pedestales de Adolfo Suárez, Felipe González o José María Aznar y que tampoco haya sido nunca uncido de las mulillas que los arrastraron.

2º – En todo caso, abomino de los montajes y he limitado mi actuación estos últimos días a redactar una escueta secuencia de hechos contrastada y corregida para mayor fidelidad, de acuerdo con Luis Mariñas, director de los Informativos y Luis Fernández, Subdirector general de Informativos.

3º – Me cuento entre los lectores de su colaborador que desearía saber cuáles son las ‘gruesas mentiras’ filtradas con ese motivo (el del cese) y también quien hizo de filtro.

4º – Respecto a los increíbles casos de sectarismo en los que el firmante del recuadro pretende involucrar a Javier Pradera, el texto literal de mi comentario del viernes 10 en TELECINCO y la cinta del programa ‘Hoy por Hoy’, que dirige Iñaki Gabilondo, del miércoles 15, permiten comprobar que nadie designó a Garzón como hijo de puta. Nadie justificó tampoco una atribución inexistente. Nadie mencionó a los ‘padres fundadores’ de la democracia americana sino la doctrina del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

5ª – Según la confidencia de su colaborador en la sobremesa del 11 de diciembre, un representante del accionariado del a cadena (TELECINCO) le habría anunciado el cambio (¿eufemismo de cese?, de Aguilar). Sin embargo, el 2 de enero a Luis Herrero y a mí en TELECINCO nos ofrecieron sendas prórrogas de los contratos hasta el 31 de julio, que, acto seguido, ambos firmamos por duplicado sin objeción alguna.

Miguel Ángel Aguilar Tremoya

 

 

"Fue petición directa de Miguel Ángel Rodríguez"

Miguel Ángel Aguilar

Fui relevado como director y presentador del informativo ‘Entre hoy y mañana’ y pasé a colaborar en la sección ‘La solapa’ donde cada día hacía un breve comentario editorial. Después en otra sección ‘Cara y Cruz’, donde hice tándem con Federico Jiménez Losantos y después con Luis Herrero. La redacción de los informativos elegía una noticia y sobre ese pie forzado cada uno debía comentarla en el sobreentendido de que lo harían en sentido opuesto. Así llegamos al viernes 10 de enero de 1997, en el que el asunto que comentar era la destitución del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, José Aranda. El texto del comentario que grabé decía.

“Si joder a los de arriba – según encargo de Pedro Zola [Pedro J. Ramírez] y del Campeador [Baltasar Garzón] – fuera la causa de la justicia, debemos aceptar que a veces avanza a lomos de hijos de puta”.

El siguiente día hábil, lunes 13 de enero, Mariñas me comunicó la decisión de suprimir en adelante mis intervenciones en el programa, como consecuencia del desagrado producido por el comentario del viernes anterior sobre el director de EL MUNDO y el juez Garzón. Mariñas reconoció que la decisión procedía del subdirector de la cadena, Luis Fernández, y que él hubiera asumido hacerme una advertencia pero sin prescindir de mi colaboración. La medida traía causa de la petición directa del portavoz del gobierno y secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Rodríguez. La cadena intentó hacer pasar el caso como un simple desacuerdo entre las partes para la renovación de un contrato. Pero en la redacción de TELECINCO todos sabían la llamada encendida que habían hecho Rodríguez el viernes anterior, después de haber sido emitido mi comentario, que como siempre había sometido a la consideración de Mariñas, quien en esas horas de urgencia lo había aceptado sin observación alguna. Terminaba así una colaboración mantenida desde abril de 1990.

by BeHappy Co.