Search
El diario MARCA dirigido por Eduardo Inda se volcó en derribar a Pellegrino como entrenador

El portugués Mourinho confirmado por Florentino Pérez nuevo entrenador del Real Madrid reemplazando a Pellegrini

HECHOS

El 31.05.2010 el presidente del Real Madrid D. Florentino Pérez presentó a D. José Mourinho como nuevo entrenador del equipo de fútbol.

CAÍDA DE PELEGRINI, LA FUERTE CAMPAÑA DEL DIARIO MARCA

portadas_marca El director del diario MARCA, D. Eduardo Inda, mantuvo una visceral campaña contra D. Manuel Pellegrini.

LA POLÉMICA SITUACIÓN DE VALDANO:

La designación del Sr. Mourinho dejaba en una situación peculiar al Director Deportivo del Real Madrid, D. Jorge Valdano, que en su etapa de columnista, había reiteradamente crítico con la forma de entrenar del Sr. Mourinho.

 mour_valdano

UCELAY, EN DEFENSA DE PELLEGRINI CONTRA INDA.

El periodista de Punto Radio D. Ángel González Ucelay, fue quien más defendió en ese periodo al Sr. Pellegrini de la campaña del MARCA contra él.

22 Mayo 2010

Mourinho bajo los focos del Bernabéu

Alfredo Relaño

Mourinho es el hombre del día. Esta noche le bañarán los focos del Bernabéu, como figura singular en el gran partido europeo del año: la final de Champions. Ha traído hasta aquí al Inter, con el que también ha ganado la Liga y la Copa italianas, pero en días así no se ha recatado en decir que el fútbol italiano no le va, que allí no se siente feliz. O sea, que viene al Madrid, aunque eso no lo ha dicho, eso lo confirmará poco más tarde de esta final, en la que su fútbol va a ser mirado con ojo crítico por los madridistas, que no están muy convencidos con la pirueta. Mourinho despierta dudas por su fútbol y por su talante.

En realidad, el madridista le ha cogido aprecio a Pellegrini, un caballero cuyo saldo en el primer año da para análisis contradictorios. Con un equipo nuevo y corto de centrocampistas ha hecho 96 puntos en la Liga y marcado 102 goles. Frente eso, están sus dos derrotas ante el Barça y sus caídas prematuras en la Copa y en la Champions. En realidad, somos muchos los que nos quedaremos con las ganas de verle un segundo año, con refuerzos en la media y la base de lo ya conseguido en este. Entre ellos, Valdano. Y gran parte de la afición, según reflejan las encuestas. Pero Florentino optó hace semanas por Mourinho.

Mourinho gana muchos títulos, ha funcionado bien en distintos países y con jugadores de diversos tipos, y no es tan defensivo como ayer decía Van Gaal ni como podemos concluir del planteamiento infame que hizo en el Camp Nou. Es entrenador de rigor táctico, pero no es cerrojero. Lo que sí me parece que choca con el Madrid, con su estilo tradicional y con sus personajes de hoy (Florentino, Valdano…), es el aire provocador y grosero que gasta, a mi modo de ver como elemento de apoyo en la guerra psicológica que el fútbol comporta. Busca enemigos y enemigos ya tiene el Madrid, sin necesidad de quien se los busque.

17 Mayo 2010

Por desgracia el tiempo nos da la razón: Pellegrini no es para el Real Madrid

MARCA (Director: Eduardo Inda)

La última jornada de Liga fue un buen ejemplo de lo que ha sido el Real Madrid a lo largo de esta temporada. Llegó el momento de la verdad y el equipo volvió a fallar. De nada sirvió el célebre «puntaje», ni el récord de goles ni el resto de excusas en las que se escuda Manuel Pellegrini para no reconocer una realidad aplastante: que le viene grande el banquillo blanco. Había dicho que iban a obligar al Barça a sumar 99 puntos, pero ni eso. El Madrid no pasó del empate ante el Málaga. Bastante buen resultado teniendo en cuenta la rajada del técnico en la previa. El día antes de que el equipo se jugase la vida, el chileno se limitó a ponerse a salvo ante el posible fracaso y a culpar al club de su incompetencia. Un despropósito. Otro.

¿Podía esperarse otro final diferente? Ésa es la pregunta que algunos deberían hacerse. En MARCA hace tiempo que conocemos la respuesta. Concretamente desde el 28 de octubre, cuando Pellegrini condujo al Madrid a un bochorno histórico en Alcorcón. Al día siguiente escribimos que la única forma de salvar la temporada era destituir al chileno. La corrección política se nos echó encima, pero el tiempo tardó poco en darnos la razón. Cuatro meses después, el Madrid decía adiós a La Décima ante el entonces cuarto clasificado de la Liga francesa.

De los polvos de haber mantenido a Pellegrini vienen estos lodos. Así se titulaba el editorial de este periódico tras el lyonazo. Un titular que bien podría encabezar hoy estas líneas. Porque, por desgracia, el tiempo ha demostrado que MARCA estaba en lo cierto. El Ingeniero no es entrenador para el Madrid y no lo será por mucha estabilidad institucional que se quiera imponer. Porque la estabilidad con Pellegrini es inestabilidad. Una pena que algunos hayan tardado tanto en darse cuenta.

17 Mayo 2010

QUE TE DEN, DON PANTUFLO

Ángel González Ucelay

QUE TE DEN, DON PANTUFLO

Mi cruzada contra el periodismo basura empezó hace ya algunos años,concretamente en lo que fueron mis últimos coletazos en Onda Cero poco antes de que nos despidieran tras la salida de José María García.

Era 2002 y España acababa de ser eliminada del Mundial de Corea y Japón. Ese día, llegó a mis manos el borrador de la portada del Marca(que luego cambiaron a última hora) en la que se insultaba gravemente al árbitro egipcio El Ghandour y a la FIFA por habernos echado del campeonato.

Es verdad que los errores del colegiado fueron importantes y decisivos, pero me pareció intolerable que un medio de comunicación se comportara de un modo tan irresponsablemente fanático, obviando que fuéramos incapaces de hacerle un gol a los coreanos en 120 minutos(prórroga incluida) al igual que ocurriera en el partido de octavos ante Irlanda,en el que nos salvaron los penaltys.

Esa noche denuncié en el programa el amarillismo de dicho periódico, lo que me costó la reprobación del entonces Director de Programas de la cadena, un tal Manuel Marlasca o algo así, que entró en el control de sonido(la llamada pecera),supongo que con intención de intimidarme con su presencia, cosa que por supuesto no consiguió.

Uno o dos días después me echaron, aunque supongo que lo hubiera hecho igualmente, como hicieron con muchos de mis compañeros que también “olían a butano”.

Las modestas Somosradio y Radio Intercontinental fueron testigos, además de mi querido blog, de mi lucha por un periodismo serio, objetivo,imparcial y alejado del fundamentalismo sensacionalista que empezaba a adueñarse de la Prensa deportiva, inspirado en el desgraciado éxito de las televisiones basura.
Era clamar en el desierto, desde mi minúsculo púlpito y para una audiencia casi familiar. Pero no me importaba, porque no se trataba de concitar grandes masas, sino de ser leal a mi forma de entender las cosas. Jamás he dicho, ni diré, nada que no piense por el mero hecho de que eso me vaya a reportar oyentes o lectores. Yo no estoy en este oficio para decir lo que la gente quiere escuchar, sino para decir mi verdad. Si gusta, bien. Si no, mala suerte.
Punto Radio, con ser infinitamente más grande que Somosradio o Radio Intercontinental, tampoco tiene todavía los medios ni la solera, ni la tradición, ni la trayectoria ni la raigambre de otras que llevan en el mercado décadas.
Con mucho trabajo, dedicación, esfuerzo y profesionalidad, vamos creciendo, pero el camino es aún largo y duro.
Desde mi llegada a esta cadena, he insistido en mi batalla contra esos medios que creen que la gente es tan imbécil de creerse a pies juntillas todo lo que les cuentan.

Son muy poderosos y yo muy pequeño, así que su respuesta a mis críticas y denuncias ha sido el silencio y el ninguneo, entendiendo que cualquier otra cosa sería hacerme el juego y darme publicidad.

“Que diga lo que quiera, para nosotros no existe”, era la contestación cuando alguien le decía a Eduardo Inda lo que yo le atacaba.

Pero el cuento ha cambiado. Aunque mucho menos de lo que quisiera, nuestra audiencia ha subido, y la repercusión de lo que decimos empieza a crecer. Poco a poco, muy poco a poco, pero empieza a crecer.
Eso seguía sin importarle, porque continuamos estando a años luz.

Tampoco le importaban las acusaciones de manipulador, mafioso, fundamentalista o mamporrero. Al contrario, le hacían sentirse más fuerte, influyente y poderoso.

Hasta que un día, y por su curioso parecido con el personaje, se me ocurrió llamarle Don Pantuflo. También Indachu…Carpanta…Indagorri… pero sobre todo Don Pantuflo.

Pues resulta que todo lo que no le molesta que le llame manipulador, mafioso y demás, resulta que sí le molesta que le llame Don Pantuflo.

En el fondo lo entiendo.Si te pones a pensarlo,casi es preferible que te llamen Cabrón a que te llamen Don Pantuflo.Lo primero te hace sentirte importante,lo otro te hace sentirte ridículo.Por si fuera poco,el mote ha calado,y me cuentan que ya todo el mundo le llama así.

“Por ahí viene Pantuflo”, dicen en Marca cuando llega. No sé, incluso, si cuando para a echar gasolina, el gasolinero le espeta: “Lleno,Don Pantuflo?” o si cuando entra en un bar el camarero le pregunta: “Azucar o sacarina, Don Pantuflo?”

Y eso hace que le lleven los demonios, el no sentirse importantemente malo, sino ridículamente patético.

Ahora ya le importan mis críticas, pero no el fondo ni el contenido de las mismas, sino la forma. Y por eso ha empezado a mover los hilos para que me calle.

No pienso hacerlo. No voy a variar un ápice mi forma de hacer mi trabajo, que es la que siempre he tenido desde que empecé en este oficio, siendo un niño, hace casi 30 años. No y no.

Ni tampoco me van a echar atrás correos como el que recibí en El Banderín( y no validé aunque guardado está) insultándome y amenazándome, procedente según su IPS de Recoletos Unidad Editorial, o sea, desde la sede del Marca. Tampoco y tampoco.

Que te den, Don Pantuflo.

ÁNGEL GONZÁLEZ UCELAY

by BeHappy Co.