Search

Obrescón Huarte y Lain se fusionan creando la constructora OHL con dos co-presidentes Juan Miguel Villar Mir y Enrique de Aldama

HECHOS

El 2.02.1999 se presentó públicamente la nueva compañía OHL.

03 Febrero 1999

La fusión aporta valor añadido para los accionistas

J. F. Hodar

PARA relacionar la evolución bursátil de ambas constructorases necesario remontarse a enero de 1997, ya que es a partirde esta fecha cuando se inicia el despegue alcista de todo el sector. Durante estos dos años, ambas constructoras han experimentados fuertes revalorizaciones bursátiles que han llevado a la cotización de Lain y Obrascón Huarte a incrementos del 278 y 560 por cien, respectivamente.Las sinergias que se estimaron derivadas de la fusión de Obrascón y Huarte motivaron la fuerte reacción alcista de la primera.Una revalorización del 560% por cien, en tan corto periodo de tiempo, se justifica en base al incremento de beneficios. ElPER (veces que el beneficio por acción está contenido en lacotización) de Obrascón Huarte es de 14,62 veces beneficios. Un multiplicador que hay que calificar de bajo si se le compara con la bolsa, en general, e incluso con su sector en particular. Lain, con una revalorización del 278 por cien, en los dos últimos años, cotiza con un PER de 24,17 veces beneficios, lo que significa que está 1,65 veces más cara en bolsa que Obrascón.La capitalización bursátil de ambas sociedades (lo que valenen bolsa) número de acciones en circulación multiplicada por su precio da un valor de 500 millones de euros (83.319 millones de pesetas) para Obrascón frente a los 262,3 millones de euros (48.693 millones de pesetas) de Lain. En consecuencia Obrascón vale en bolsa 1,71 veces más que Lain.Una primera conclusión, a efectos de valoración, es que corrigiendo la capitalización de Lain por su multiplicador de PER, nos lleva a una relación de 3,62 veces, o dicho de otra forma, Obrascón Huarte vale 3,62 veces más que Lain.Relación de canjeLa relación de canje de cuatro acciones de Obrascón por quince de Lain, supone una valoración de 3,75 veces en favor de la primera, con lo que, en nuestra opinión, está equilibrada y no se puede deducir, a priori, que el precio que se paga por Lain suponga un efecto de dilución sobre el de Obrascón Huarte.Por otra parte, los accionistas de ambas sociedades no pierden nada en la fusión y ganan en tamaño, facturación, y capacidad de licitación en mercados internacionales. Lain aporta a la nueva sociedad su implantación en Cataluña, País Vasco y Galicia, una cartera de obras de 190.000 millones y 20.000 millones de obra en el extranjero, sin olvidar la diversificación en medio ambiente tras la compra de Inima.(c) Recoletos Cia. Editorial, S.A., 1999.

by BeHappy Co.